El 58% de las latinoamericanas reciben instrucciones de sus parejas al manejar

En el Día Internacional de las Conductoras el WWCOTY dio a conocer estudio global sobre hábitos y emociones a bordo de un automóvil.




Hoy se celebra el Día Internacional de las Conductoras, iniciativa promovida por el Women’s World Car of the Year (WWCOTY) que se instaló el año pasado para festejar que el 24 de junio de 2018 se levantó la prohibición de conducir a las mujeres en Arabia Saudita, el último país donde no les estaba permitido.

Para conmemorar la segunda edición de este día, el WWCOTY dio a conocer su primera encuesta global para descubrir hábitos y emociones a bordo de un automóvil, trabajo que se suma al estudio realizado por Chevrolet Argentina que apuntaba a saber qué buscan las mujeres al manejar.

Según los datos recopilados por el WWCOTY en cinco continentes, el 43% de las mujeres reciben instrucciones y comentarios de sus parejas cuando van al volante, cifra que aumenta al 58% cuando responden usuarias latinoamericanas, mientras que baja al 41,17 en Croacia y al 28,57 en República Checa.

En el caso de los hombres, el porcentaje es del 52,94% a nivel global, aunque reconocen que son ellos los que en un 86,27% se sientan al volante cuando se trata de viajes familiares.

Esta última cifra se acerca al 100% en Italia y cae al 42% en Reino Unido y al 25% en Alemania.

Respecto de las sensaciones que genera el estar en el asiento de copiloto durante desplazamientos con la pareja, las mujeres señalaron que al 14,47% les provoca desasosiego, mientras que en los hombres ese porcentaje baja al 11,76%.

Por países, en España un 21,4% de las encuestadas se sienten inseguras al volante cuando llevan al lado a su compañero; en Bélgica, la cifra es de un 16,27%; en Estados Unidos, se reduce al 15%; y en Portugal se queda en el 12,5%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.