El argentino creador de Mr. Poronga que hoy pasea en EE.UU. en sus Ferrari y Lamborghini

Es la historia de Federico Muñoz, oriundo de Mendoza, quien hace 20 años emigró a Detroit y creó Mr. Poronga, una empresa de gasfitería industrial de muy buen presente.




La historia de Federico Muñoz, un argentino hoy dueño de la exitosa empresa Mr. Poronga, es como la de millones que emigraron a Estados Unidos en busca del llamado ‘sueño americano’. Nacido en Godoy Cruz, Mendoza, a los ocho años Federico junto a su familia se radicó en Michigan después de que su padre -mecánico de profesión- se aburriera de trabajar sin ver mayores progresos en el sentido económico. Años más tarde, ya convertido en adulto, Muñoz se dio cuenta de lo lucrativo que era el negocio del destape de cañerías y poco a poco dio vida a su empresa. Decidió bautizarla como Mr. Poronga. El emprendimiento funcionó a las mil maravillas y hoy la pyme factura lo suficiente como para que este visionario empresario tenga en su garage un Ferrari California y un Lamborghini Gallardo. Ya jubiló un Maserati Quattroporte.

“El argentino se cree el más poronga del mundo. Por eso le pusimos así. Los norteamericanos piensan que así se llama mi abuelo”, explica Muñoz en entrevista con Clarín. Una vez que este mendocino comenzó a ver los frutos de su idea, dio cumplimiento a su mayor sueño desde los 15 años: tener un Ferrari California. Este convertible italiano equipa un poderosísimo motor V8 naturalmente aspirado de 4.3 litros, que entrega 453 caballos y 458 Nm de par a 5.000 rpm.

No es lo único, ya que Muñoz, quien muestra sus ‘juguetes’ en YouTube, también tiene un Lamborghini Gallardo que adquirió de su hermano. Le pagó US$ 200 mil por este deportivo construido en Italia, muy cerca de donde se ensambló el Ferrari, pero en la eterna rival del Cavallino Rampante. El Gallardo se mueve gracias aún propulsor V10 de 5.2 litros. Desarolla 552 Hp y 540 Nm a 6.500 vueltas por cada minuto.

Finalmente, además de la flota dedicada exclusivamente al destape de cañerías en hogares y oficinas, la empresa Mr. Poronga también cuenta con una limusina. Muñoz la apoda la ‘limoporonga’.

Aquí puedes ver que no todo es deportivos en el día a día de Mr. Poronga. También hay mucho trabajo. De todos modos, Federico Muñoz sostiene que hoy por hoy “lo de Mr. Poronga lo administro yo, pero hace seis años que se maneja solo. Ahora, aparte de lo de Mr. Poronga, mi verdadero negocio es el de buscar casas para comprar. Yo compro casas en Detroit al por mayor. Esto es lo que me consume mas tiempo”.

Comenta