El carrocero brasileño Marcopolo estrena la nueva generación de buses G8

La nueva línea de vehículos representa un gran avance en los niveles de seguridad, comodidad y conectividad para pasajeros y operadores. Comenzará a salir de fábrica, en sus diversas configuraciones, a partir de agosto.




El mayor fabricante de buses de Brasil, Marcopolo, lanzó en las últimas horas la Generación 8 (G8) de su línea de buses interurbanos de rutas nacionales e internacionales. “La nueva familia representa un gran avance en innovación para la marca, con estándares únicos de seguridad, comodidad, conectividad, manejo y ergonomía, para pasajeros y conductores”, adelanta el carrocero.

Compuesta por los modelos tradicionales de las líneas Viaggio y Paradiso, en sus diferentes versiones, la Generación 8 fue desarrollada pensando en los modelos de chasis de las principales fabricantes regionales. A partir de agosto, las carrocerías saldrán de la línea de montaje en Caxias do Sul.

La Generación 8 sigue el ADN del diseño Marcopolo que valora la fluidez de las líneas, el diseño limpio y moderno para transmitir una sensación de ligereza y aerodinamismo, que permiten que el nuevo modelo mejora un 11% el coeficiente de resistencia al viento (además es casi un 2% más liviano en cualquiera de sus versiones). Los vidrios laterales, por su parte, ahora son curvos, lo que proporciona menos vibración y permite un mantenimiento más fácil. La concepción del proyecto se basó en la premisa de aportar atributos de excelencia a operadores, conductores y pasajeros.

Asimismo, Marcopolo dota a su nueva generación de un sistema de iluminación carretera nunca antes visto. Los faros, disponibles en versiones full LED e híbridas, son producidos por la alemana Hella y ofrecen una eficiencia hasta 3,5 veces mayor en comparación con otros modelos actualmente en el mercado, mejorando la conducción nocturna para el conductor y, como resultado, brinda más seguridad a los ocupantes. El conjunto tiene un sistema de articulación para permitir un fácil acceso durante el mantenimiento.

Gracias al diseño de parábola de cinco partes, generan hasta un 80% menos de encandilamiento a los vehículos que circulan en sentido contrario. Como opcional, también se ofrece un nuevo faro antiniebla LED con luz de maniobra integrada. Las luces traseras también son LED con lentes de policarbonato, creado para facilitar la visualización en diferentes ángulos y brindar más seguridad.

Paradiso DD.

Los ejecutivos de Marcopolo explicaron que la actual línea de buses, la G7, continuará en producción y ventas, recibiendo actualizaciones e innovaciones. “Con un fuerte esfuerzo por optimizar los procesos industriales, será posible mantener la producción de ambas líneas simultáneamente. Así, estaremos preparados para incrementar la participación de Marcopolo en los mercados donde ya estamos presentes, además de generar oportunidades en nuevos mercados”, puntualizó Luciano Resner, director de Operaciones Industriales de Marcopolo.

Innovación

La iniciativa que ha decantado en una mejora sustancial del aerodinamismo supone un gran atractivo para las empresas de transporte, ya que permite reducir costos operativos, lo que se traduce en un ahorro de combustible y la consiguiente reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Otra preocupación de Marcopolo, se detalla en el comunicado oficial, es la comodidad del pasajero. En este sentido, para hacer la experiencia aún mejor al abordar los modelos Generación 8, la empresa invirtió en investigación y desarrollo para diseñar todo el ambiente interno. Cerca de 100 ingenieros de la empresa viajaron en bus en todas las regiones del país, en total más de 44 mil kilómetros recorridos para conocer las diferentes necesidades y preferencias de los clientes. “Este trabajo proporcionó una mirada cuidadosa a temas como el ancho y el espacio entre los asientos, la circulación dentro del vehículo, el tiempo de permanencia a bordo y el uso de equipos electrónicos”, se subraya.

Desde esta percepción, se realizaron cambios como la creación de escaleras de acceso con escalones anchos, iluminación LED indirecta y un nuevo diseño del sistema de apertura de puertas, más eficiente y robusto.

Para ampliar el espacio interior y acomodar mejor a los pasajeros y el equipaje, Marcopolo trabajó en diferentes frentes. Los asientos adquirieron una nueva estructura y diseño ergonómico, optimizando el espacio para las piernas. También se adoptó una nueva forma de distribución de las composiciones de espuma del asiento y del respaldo, con el fin de garantizar aún más la comodidad.

Seguridad

La Generación 8 seguirá contando con Marcopolo Biosafe (se estrenó hace un año), una plataforma diseñada para hacer que el transporte colectivo sea más seguro frente a la contaminación por virus y bacterias y que reúne soluciones enfocadas en bioseguridad. Se encuentran disponibles artículos como desinfección del inodoro y aire acondicionado con luz UV-C, cortinas y cubiertas antimicrobianas, distribución de asientos 1+1+1 y dispensadores de alcohol en gel.

Todos los modelos cumplen con el exigente estándar internacional R66.02 para vuelcos, incluido el Paradiso 1800 Double Decker (el doble piso más grande de la marca). En la construcción de la carrocería, se desarrolló un nuevo concepto anillos pasadores de seguridad en todas las columnas de la estructura, que brindan mucha más resistencia a los impactos y volcamientos.

Centrado en la seguridad de los pasajeros, Marcopolo aumentó en un 25% el ancho de la sección de las columnas laterales y elevó el umbral lateral de los vehículos en 70 mm, lo que garantiza una mayor protección en caso de accidentes.

La nueva cabina del conductor, con estructura de columna “B” triple, proporciona un 78% menos de deformación que lo que exige la actual normativa brasileña. La ingeniería requirió más de 2.600 horas de pruebas durante dos años para desarrollar el nuevo sistema de protección. En pruebas de impacto frontal a una velocidad de 40 km/h, realizadas en campo de pruebas y bajo la supervisión de una empresa auditora externa, el sistema fue capaz de absorber la energía, con deformación controlada, aumentando significativamente la protección del conductor.

En cuanto a la seguridad y visibilidad del conductor, se eliminaron los puntos ciegos y se rebajó 70 mm la altura del panel para facilitar la visión de la carretera. La columna “A” también se reposicionó 50 mm hacia atrás para mejorar la visibilidad de los espejos. La parte inferior de la puerta de acceso está acristalada para ayudar a ver los objetos en la vía, los peatones y las plataformas de embarque.

Los espejos retrovisores, con un nuevo diseño y un aumento del 6% en el ancho de la lente, también garantizan un campo de visión más amplio. Con un número menor de componentes, facilita el mantenimiento, reduce las vibraciones y proporciona más estabilidad y seguridad al conductor en terrenos más severos y accidentados.

Otro diferencial es el sistema ERV, ofrecido como opcional, con cámaras que reemplazan espejos, eliminan puntos ciegos y brindan mayor seguridad en la conducción, con tecnología infrarroja para visión nocturna.

Presentación completa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.