Envoltura retro para autos del futuro

De propulsión eléctrica, conducción autónoma e hiperconectados. Así serán los autos dentro de unos años más. Tan tecnológicos, ajenos a las emociones, que las marcas hoy buscan la forma de darles un sello más pasional, reviviendo el look de modelos icónicos dentro de la cultura popular. Vanguardia con sabor clásico.


Hoy, el pasado está de moda. Discos de vinilo, muebles antiguos, cámaras tipo Polaroid, remakes de películas… Hay un frenesí generalizado por lo vintage. Para muchos, la tecnología, la inmediatez y la celeridad imperantes potenciarían el consumo de este tipo de productos nostálgicos. Tendencia de la que no se escapa la industria automotriz.

Autos de estilo retro con tecnología de punta. Esta es la fórmula que varias marcas están usando para demostrar que los autos del futuro no tienen por qué estar vacíos de sensaciones y ser meras máquinas de transporte autónomas, que no transmiten nada a quienes se suben en ellos. Lo que buscan es ofrecer un vehículo que emocione, con un diseño que despierte pasiones y contraste así con la frialdad de su inteligencia artificial.

El Peugeot e-Legend es un buen ejemplo de esta mezcla ideal entre tradición y modernidad. Según la firma gala, es una visión de futuro en forma de vehículo icónico de lo más deseable, con toda la tradición de la marca a sus espaldas.

El e-Legend es un auto de pura imagen, un homenaje al 504 Coupé, que este 2019 cumple 50 años desde su exitoso debut. Una bonita envoltura para un prodigio tecnológico, de propulsión eléctrica y conducción autónoma. Adentro, sus asientos de terciopelo azul le dan el toque vintage, los cuales se combinan con un i-Cockpit de 16 pantallas, donde destaca una de 49″ con resolución 4K, que permite ver películas, consultar el e-mail e, incluso, ver por dónde se circula si se conecta la cámara delantera.

Si bien de momento no es más que un prototipo, desde que fue presentado el año pasado en el Salón de París, la admiración por él no ha parado de crecer. De hecho, hay una petición popular que busca que se fabrique, contando con 56 mil firmas a la fecha.

Uno que está prácticamente listo para salir a la calle es el Honda Urban EV, un modelo de corte urbano que bien se podría considerar una reinterpretación del Civic de primera generación. Ganó el Car Design Awards 2018, luego de que el jurado destacara que aporta “un sentido de personalidad sumamente necesario al espacio de los vehículos eléctricos”.

Con un aspecto robusto, compacto, sencillo y al mismo tiempo desenfadado, este modelo es la visión del fabricante japonés de cómo deberían ser los autos que se muevan por las ciudades del futuro. Y de un futuro cercano, pues su versión de producción estará a la venta el próximo año en Europa. De hecho, ya se puede reservar.
En esto del neo-retro, de hacer un modelo actual pero con estética retro, de preferencia basado en un auto icónico, probablemente el más simbólico de todos es el Volkswagen I.D. Buzz, que no es otra cosa que la reencarnación de la popular y querida Kombi.

Además de un look que no deja lugar a dudas sobre su vinculación con el mítico modelo, emblema del movimiento hippie, su nombre también da luces de ello, pues, según señala la marca alemana, I.D. es sinónimo de “identidad”, “idea”, “individualidad” y “diseño icónico”. En tanto, que Buzz juega fonéticamente con la palabra “bus” y lingüísticamente con el “zumbido” insonoro del motor. Lo que explicaría su carácter de vehículo eléctrico.

“Tras su presentación en los salones de Detroit y Ginebra de 2017, hemos recibido un montón de correos electrónicos de nuestros clientes que nos decían: ‘Por favor, fabriquen este auto'”, comentó el CEO de VW, Herbert Diess, agregando que finalmente su versión de producción verá la luz en 2022.

Seguir leyendo