Bolsonaro tacha de “payasada” el informe que propone acusarlo de crímenes en su gestión de la pandemia

FOTO: REUTERS

El mandatario brasileño rechazó por completo el informe que senadores de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) entregaron a la Fiscalía, que tendrá que decidir si denuncia al jefe de Estado. El documento pide que se le acuse de nueve crímenes relacionados con la pandemia, entre ellos violación de medidas sanitarias preventivas, curanderismo, prevaricación, empleo irregular de fondos públicos, falsificación de documentos privados, además de responsabilidad en delitos de lesa humanidad.




El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, calificó este miércoles de “payasada” el informe elaborado por la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de la gestión de la pandemia en Brasil, en el que se le ha acusado de un total de nueve delitos, entre ellos crímenes de lesa humanidad.

“Quien tiene un poco de juicio sabe que fue una payasada”, criticó el mandatario brasileño en una entrevista con el programa Joven Pam News, en la que ha cuestionado si la CPI ha aprobado este documento “para vengarse”.

“¿Qué ha hecho esta CPI a favor de Brasil?”, apuntó además el presidente para arremeter contra los senadores de la CPI no afines a su Gobierno y afearles “por qué no fueron al Ministerio de Salud” o ante él mismo “en 2020″, en lugar de “quedarse en casa de vacaciones”, recoge el medio brasileño ‘Globo’.

Igualmente, ha manifestó que la CPI causa “estragos” para el país ya que “fuera” la “imagen de Brasil” es “pésima”, al tiempo que se consideró a sí mismo una “víctima” de la situación.

Así ha reaccionó Bolsonaro tras conocer la aprobación del informe de la CPI, instaurada en el Senado brasileño y la cual supone la solicitud de imputación de un total de 78 personas, entre ellas el mandatario, además de dos empresas por distintos delitos cometidos durante la pandemia de la COVID-19.

En concreto, el documento pide a estos organismos que se acuse a Bolsonaro de nueve crímenes relacionados con la pandemia, comisión de delito epidémico con resultado de muerte, violación de medidas sanitarias preventivas, curanderismo, prevaricación, empleo irregular de fondos públicos, incitación al delito, falsificación de documentos privados, delito de responsabilidad y delitos de lesa humanidad -juzgados por el Tribunal Penal Internacional (TPI)-.

El informe ha sido remitido a la Justicia del país, el Tribunal Supremo y la Fiscalía brasileña, si bien también al Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya, para que se valoren las solicitudes. De hecho, algunos de los Senadores de la CPI han acudido a la sede de la Fiscalía del país en la ciudad de Brasilia para entregar en mano el informe al fiscal general, Augusto Aras.

“Esta CPI ya ha dado resultados. Tenemos denuncias, acciones penales, autoridades destituidas y muchas investigaciones en curso y ahora, con esta nueva información, podremos avanzar en la investigación en relación a las autoridades con jurisdicción en los tribunales superiores”, afirmó el fiscal tras recibir el documento, recoge el portal brasileño G1.

La Fiscalía tiene que decidir si presenta o no las solicitudes de acusación demandas por el informe, inicia una investigación o presenta una denuncia. Sin embargo, se ponen en duda las acciones que tomará Aras, quien fue nombrado por Bolsonaro.

En el informe también se reclama exigir la salida del presidente de redes sociales debido a su “relevante papel” en la difusión de noticias falsas sobre la pandemia, una petición que el juez del Tribunal Supremo Alexandre Moraes ha pedido este miércoles discutir, según recoge UOL.

Brazilian Supreme Court Justice Alexandre de Moraes, left, poses for photos as he receives a final report from members of a Senate inquiry committee that investigated the government’s handling of the COVID-19 pandemic, Randolfe Rodrigues, center, and Renan Calheiros, at the Supreme Court in Brasilia, Brazil, Wednesday, Oct. 27, 2021. A Brazilian Senate committee has recommended that President Jair Bolsonaro face a series of criminal indictments for actions and omissions related to the world's second highest COVID-19 death toll. (AP Photo/Eraldo Peres)

Moraes solicitó a la Fiscalía abordar esta demanda, que se incluyó en el informe en respuesta a un directo que emitió el presidente el pasado jueves en el que vinculó la vacuna contra la COVID-19 con el desarrollo del sida.

Lira rechaza el informe

Por otro lado, el jefe de la Cámara de Diputados de Brasil, Arthur Lira, rechazó el informe de la CPI al considerar “inaceptable” que se proponga la acusación de diputados de la cámara cuando la comisión se creó “con el propósito de investigar las acciones y omisiones del Gobierno federal en el combate a la pandemia”.

“Para mí es un motivo de gran indignación como presidente de la Cámara de Diputados y como ciudadano brasileño”, lamentó, e insistió en que el documento redactado por Calheiros “no hace juicio de valor” sobre lo que se discutió y voto en la CPI.

Lira recordó que los diputados tienen inmunidad parlamentaria y recalcó que al sugerir su imputación la CPI “lesiona principios, derechos y garantías fundamentales”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.