Liberales y Verdes rompen con el bipartidismo en el Parlamento Europeo

Imagen A man casts his vote f (1452593)

Las elecciones estuvieron marcadas por la participación más alta del continente en 40 años, con un 51%.

Los partidos tradicionales europeos pierden escaños ante la arremetida de grupos antisistema. Desde este lunes comenzarán las negociaciones para formar grupos en la Eurocámara en que los populistas buscarán alianzas.




Los ojos del mundo seguían de cerca las elecciones al Parlamento Europeo, que a pesar del respaldo conseguido por las grandes coaliciones de izquierda, Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), y de derecha, Partido Popular Europeo (EPP) dejó en evidencia la mayor caída de los últimos años en los partidos tradicionales frente al auge de los liberales y los Verdes que juntos detuvieron el bipartidismo y, por el momento, el avance de la ultraderecha y euroescépticos en Europa.

Después de cuatro días de votación en que más de 350 millones de personas de los 28 países miembros de la Unión Europea (UE) acudieron a las urnas en un momento crucial para el continente que enfrenta dividido temas como la migración, el calentamiento global y el avance de los populistas, los partidos políticos proeuropeos y los euroescépticos se midieron las fuerzas en las urnas, mientras los ciudadanos se volcaron a los centros electorales logrando la mayor participación de los últimos 20 años con más del 50% de asistencia.

Según las proyecciones, el EPP, de centroderecha y proeuropeo, será el "vencedor" de la jornada con 179 escaños de los 751 del Parlamento Europeo. En segundo lugar, aparece el S&D, centroizquierda y proeuropeo, con 150 escaños. Sin embargo, la "gran coalición" bipartidista que mantenía la mayoría en el Parlamento Europeo perdió más de 70 escaños, lo que generará un impacto en el próximo hemiciclo europeo que podría enfrentar dificultades para impulsar algunas medidas legislativas.

Una de las victorias clave para el S&D fue la del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Pedro Sánchez, que logró 20 de los 54 escaños de España para la Eurocámara, pero que fue el único país de los seis grandes de la UE en que se impusieron los socialistas.

"Es difícil interpretar la caída de las dos formaciones históricamente mayoritarias. Ambos partidos ganan votos porque sus bases son de países donde la división izquierda y derecha sigue vigente, y pierden donde hay nuevas divisiones como en Francia y Reino Unido, pero los liberales y Verdes son los únicos que pueden hacer frente a la nueva derecha porque la socialdemocracia no puede tomar una postura tan frontal porque tiene una base de votantes mayores. En tanto la extremaderecha mantiene un pulso importante en Italia, Francia y Suecia, pero no tanto como esperaban", dijo a La Tercera, el analista político español Jorge Galindo.

En la otra vereda aparece el "inesperado" avance de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), de centro, que rondaría en los 107 escaños, lo que significaría 39 más que en 2014. Según el diario El País, esto permitirá que los liberales tengan mayor impacto en la alianza entre los conservadores y los socialistas. Otra de las "sorpresas" fue el alza de los Verdes con la Alianza Libre Europea (Verdes/EFA) que alcanzarían 70 escaños, 18 más en comparación al Parlamento Europeo actual.

El ALDE incluye al partido La República en Marcha del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, que perdió frente a la ultraderechista Marine Le Pen del Partido Agrupación Nacional. Le Pen instó hoy a Macron a "disolver la Asamblea Nacional y convocar elecciones legislativas para conocer la verdadera opinión del país".

Los antisistema

A pesar que la mayoría proeuropea no estuvo en peligro frente a los partidos euroescépticos, los ultraderechistas y conservadores cumplieron con una "modesta" alza en los escaños. Los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) obtuvieron 58 escaños; el grupo Europa de las Naciones y la Libertad (ENF) alcanzó 58 escaños; y Europa de la Libertad y la Democracia (EFDD) logró 56 eurodiputados, por lo que las tres coaliciones antisistema llega a los 172 escaños, mientras que en la anterior legislatura tenían 155.

Según EFE, es improbable que dada la "heterogeneidad de los partidos logren formar un único grupo político, pero ni aún con esta opción los antisistema lograrían ser la primera fuerza de la Eurocámara. Debido a los buenos resultados de la Agrupación Nacional de Le Pen, en Francia y el Partido Liga del vicepresidente italiano Matteo Salvini, el grupo del EFDD pasará de 36 escaños a 56.

El líder de ultraderecha, Salvini ha sido uno de los que ha instado a varias formaciones de extrema derecha de Europa a crear un frente común, pero las diferentes posturas frente a temas como el programa económico o las sanciones de Rusia dificultan un consenso, aunque se espera que partidos como el ultraderechista español Vox se una al EFDD.

Mientras que el partido nacionalista Fidesz, del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, logró 13 de los 21 escaños del país, podría abandonar el EPP en la legislatura. En tanto, en Reino Unido, que se encuentra inmerso entre las tensiones por el Brexit -por lo que deberían haber abandonado el bloque el pasado 29 de marzo- y la próxima salida de la primera ministra Theresa May del gobierno, se impuso el ultranacionalista Partido del Brexit de Nigel Farage.

Este lunes iniciarán las negociaciones entre los grupos para formar el ciclo de 2019-2024 y finalizan el 24 de junio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.