Nuevos obstáculos a la lucha contra el Covid-19 en el mundo tras suspensión de la vacuna de J&J en EE.UU. y Sudáfrica

Foto: Reuters

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA), de Estados Unidos, está investigando seis casos de mujeres que desarrollaron graves coágulos de sangre tras recibir el referido inmunizador. Un caso resultó ser mortal y un paciente está en estado crítico. Pero según la Casa Blanca, esto “no va a tener un impacto significativo en el plan de vacunación, ya que la vacuna de Johnson & Johnson representa menos de un 5% de las inoculaciones en EE.UU. hasta ahora”.




Las campañas de vacunación en el mundo recibieron este martes un nuevo revés. En Estados Unidos y Sudáfrica se suspendió la administración del inmunizante contra el Covid-19 de Johnson & Johnson tras la aparición de un tipo raro de coágulo sanguíneo, lo que también retrasará su distribución en Europa.

Sin embargo, el laboratorio estadounidense Pfizer dijo que “aceleró la producción” de su vacuna anticovid y podrá abastecer a Estados Unidos con un 10% más de las dosis previstas para fines de mayo.

Las principales autoridades sanitarias estadounidenses recomendaron “por precaución” una “pausa” en el uso de la vacuna Johnson & Johnson, la única de una sola dosis que había sido autorizada y de la que Estados Unidos administró ya 6,8 millones de inyecciones.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) está investigando seis casos de mujeres que desarrollaron graves coágulos de sangre tras recibir la vacuna. Un caso resultó ser mortal y un paciente está en estado crítico.

Pero según la Casa Blanca, esto “no va a tener un impacto significativo en el plan de vacunación, ya que la vacuna de Johnson & Johnson representa menos de un 5% de las inoculaciones en Estados Unidos hasta ahora”.

El presidente Joe Biden aseguró que “hay suficientes vacunas para todos los estadounidenses. Eso es absolutamente indiscutible”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la principal agencia federal de salud pública de Estados Unidos, se reunirá el miércoles para evaluar los casos.

Varios estados estadounidenses como Nueva York, Connecticut, Nebraska y Ohio ordenaron la suspensión inmediata de la vacuna de Johnson & Johnson.

De su lado, Sudáfrica anunció este martes que suspendería su uso hasta que la “relación causa-efecto entre el desarrollo de coágulos” y su administración “se analice suficientemente”, dijo el ministro de Salud, Zweli Mkhize.

En tanto, Canadá optó por mantener sus pedidos, con las primeras entregas previstas para finales de mes.

Europa, el continente más golpeado por la pandemia y que ya superó el millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria, podría sufrir nuevos retrasos en su campaña de vacunación, ya que Johnson & Johnson anunció este martes el “retraso del despliegue” de su vacuna en ese continente.

La Unión Europea firmó un pedido de 200 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson, con opción a otros 200 millones.

En Bélgica, las dosis ya entregadas serán “puestas en el congelador”, a la espera de un dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) que se espera para el miércoles.

La aparición de estas complicaciones de coágulos son similares a las asociadas a la vacuna de AstraZeneca, que está siendo investigada por la EMA y que ha provocado una fuerte desconfianza de la población hacia la vacuna y la suspensión de su uso en varios países, entre ellos Dinamarca.

Ambas vacunas utilizan la misma tecnología de vectores de adenovirus.

En el caso de AstraZeneca, hasta el 4 de abril se habían registrado 222 casos de estas trombosis atípicas sobre 34 millones de inyecciones en el Espacio Económico Europeo (UE, Islandia, Noruega, Liechtenstein) y el Reino Unido, según la EMA. Esto ha provocado 18 muertes, hasta el 22 de marzo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.