Presidente de Francia Emmanuel Macron: “Rusia no puede ni debe ganar” la guerra

Presidente de Francia, Emmanuel Macron. Foto: Reuters

Durante la cumbre del G7 en Alemania, el mandatario galo insistió que las siete potencias industrializadas más grandes del mundo seguirán apoyando a Ucrania y que sostendrían las sanciones contra Rusia “el tiempo que sea necesario y con la intensidad necesaria”.




El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó este martes el ataque aéreo ruso contra un centro comercial de Ucrania como un “nuevo crimen de guerra”, prometió que no cesará el apoyo de Occidente a Kiev, y dijo que Moscú “no puede y no debe” ganar la guerra.

El ataque, en el que murieron al menos 18 personas en la ciudad de Kremenchuk, se produjo mientras los mandatarios de los países del G7 se reunían en Europa. Fue parte de una ofensiva rusa inusualmente intensa en toda Ucrania, incluyendo la capital Kiev, que renovó la atención internacional mientras el conflicto se alarga.

Al culminar la cumbre del G7 en Alemania, Macron hizo una aparente referencia a esta preocupación, prometiendo que las siete democracias industrializadas más grandes del mundo apoyarían a Ucrania y sostendrían las sanciones contra Rusia “el tiempo que sea necesario y con la intensidad necesaria”.

“Rusia no puede ni debe ganar”, manifestó, y describió el ataque del lunes al centro comercial como “un nuevo crimen de guerra”.

Al igual que en ataques anteriores, las autoridades rusas afirmaron que el centro comercial no era el objetivo.

La respuesta a Rusia y el apoyo a Ucrania serán también los temas principales esta semana en una cumbre de la OTAN, cuyo apoyo ha sido crucial para la capacidad de Kiev de mantener a raya a las fuerzas de Moscú, las cuales son más numerosas y están mejor equipadas. Sin embargo, el gobierno ucraniano asegura que necesitan más y mejores armas si pretenden repeler a Rusia, que lleva a cabo una ofensiva sin cuartel en la región del Donbás, en el este de Ucrania.

Mientras Macron se pronunciaba, los rescatistas buscaban entre los escombros calcinados del centro comercial que, según las autoridades, fue atacado mientras había más de 1.000 compradores y trabajadores en su interior.

Además de los 18 muertos, las autoridades informaron de 59 personas heridas. Además, hay 21 personas que continúan desaparecidas.

El ataque evocó imágenes de las primeras semanas de la guerra en contra de un teatro, una estación de trenes y un hospital. El presidente de Ucrania Volodimir Zelensky dijo que fue “uno de los ataques terroristas más descarados en la historia de Europa”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso