Rusia abandona acuerdos del Consejo de Europa en represalia a sanciones de Occidente

Presidente de Rusia, Vladimir Putin. Foto: AP

Entre esos acuerdos con el objetivo de impulsar el apoyo en ámbitos específicos, se encuentran los del Grupo Pompidou de cooperación para combatir el abuso de las drogas y su tráfico ilícito, además de pactos sobre deportes, itinerarios culturales, y el apoyo a la producción y distribución de obras cinematográficas y audiovisuales.




El Gobierno de Rusia firmó este sábado una resolución por la cual abandona ocho acuerdos parciales de Consejo de Europa en represalia a sanciones de Occidente, entre los que se incluyen el Grupo de cooperación para combatir el abuso de las drogas o el acuerdo parcial ampliado de la democracia.

“Se aprueba la propuesta del Ministerio de Exteriores de Rusia (...) de poner fin, a partir del 16 de marzo de 2022, la participación de Rusia en los siguientes acuerdos parciales y parciales ampliados del Consejo de Europa”, detalla el documento firmado por el Ejecutivo ruso, que tiene efecto retroactivo, según ha recogido la agencia rusa TASS.

De esta manera, Moscú termina su participación en ocho acuerdos parciales, que están destinados para Estados no miembros del Consejo de Europa -como Rusia, que dejó de formar parte del organismo el pasado 16 de marzo- con el objetivo de promover la cooperación en ámbitos específicos.

Entre esos acuerdos parciales se encuentran la del Grupo Pompidou de cooperación para combatir el abuso de las drogas y su tráfico ilícito, la Comisión de Venecia por el que se crea la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, el acuerdo parcial sobre previsión y prevención en caso de desastres naturales o tecnológicos, o el acuerdo parcial para la enseñanza de la historia en Europa.

También se vetan los acuerdos sobre deportes, itinerarios culturales, el apoyo a la producción y distribución de obras cinematográficas y audiovisuales y el Observatorio Audiovisual Europeo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.