A 19 días: Narváez, Provoste y Maldonado podrían llegar a 4 debates y se apura logística de consulta ciudadana

Organizadores de primaria convencional decidieron imprimir unos 2 millones de votos foliados. Un volumen muy por encima de las expectativas de convocatoria, pero que apunta a cubrir cualquier margen de una "sorpresa", y con el cual el bloque rehúsa a darse por derrotado de entrada mandando a hacer menos que los sufragios computados en la primaria entre el PC y el FA.




Hoy les toca dos veces y quizá se vean las caras otras dos, de acá a la semana subsiguiente. La primaria convencional -o consulta ciudadana- con que Unidad Constituyente espera llegar a noviembre bajo una sola candidatura presidencial, acelera el tranco con su primer par de debates entre Paula Narváez (PS), Yasna Provoste (DC) y Carlos Maldonado (PR), a las 8:00 en Cooperativa, y a las 22:00, en La Red y Canal 13. El lunes 16 habrá un tercero en las radios de Ibero Americana (ADN, Futuro, Imagina y otras), afirman en los comandos, y están a la espera de que se cierre una fecha para un cuarto, que sería por las pantallas de TVN, CNN Chile-Chilevisión y Mega.

La serie de foros es una de las bazas con que el bloque espera convocar votantes para la medición del sábado 21, a sabiendas que haberse quedado fuera de las primarias legales les dejó la marca muy alta con el 1.751.759 de almas que votaron por Gabriel Boric y Daniel Jadue. Pero también mostrará si las incipientes escaramuzas de los últimos días entre las exministras DC y PS escalan (la primera acusó una “encerrona” de Narváez y Maldonado con ocasión de un debate), en este revoltijo de apuestas presidenciales de las distintas oposiciones.

Las y los tres se han preparado para los dos lances de hoy durante el fin de semana, en el que Provoste fue increpada mientras recorría una feria en Puente Alto; Narváez condenó “las funas como instrumento político”. Mientras, la Comisión Nacional Organizadora (CNO) de la coalición apura la maraña logística que implica armar una primaria sin el paraguas legal ni operativo del Servicio Electoral y que resulte inobjetable, más allá de cuánta gente vaya a votar.

Constituido la semana pasada, ese grupo está formado por dos delegados de cada partido (PPD, PR, PS, DC, PL y Ciudadanos). Hoy volverán a sesionar y hasta ahora la carrera por tener todo a tiempo arroja la siguiente situación.

Uno, según responden en la CNO, finalmente se apostó por imprimir una cifra cercana a los dos millones de votos -entre eso y 2 millones y medio, afirman-, que está muy por encima de expectativas de algunos dirigentes de la UC. Voces como Francisco Vidal (PPD) han dicho antes que “del lado de los optimistas”, si de él dependiese, encargaría 1 millón, 1 millón doscientos mil. Otros han confesado que sobre el rango de 300 o 500 mil participantes no sería un mal resultado.

Dos, imprimir del orden de los 2 millones de papeletas -explican en la CNO-, no implica que suban las expectativas, sino de tener cubierto un margen superior en caso de cualquier eventualidad. Pero mirando las cifras del 18 de julio, también quiere decir que la UC con eso rehúsa a darse por derrotada de entrada al mandar a hacer menos que los sufragios computados en la primaria entre el PC y el FA.

Las papeletas, se aclaró en la misma comisión, se imprimen siguiendo la lógica del “voto Servel”, es decir, foliadas -numeradas-, craqueladas y con un papel que no sea transparente y cumpla lo mejor posible con dicho estándar. Según un par de versiones, se habrían enviado a imprenta en los últimos días.

Tres. El padrón no va a ser 100% “limpio”, en el sentido de que esté al día y que solo puedan votar militantes e independientes, y que no hayan participado en los otros procesos. UC se tuvo que conformar con el que se usó para las primarias de gobernadores regionales de noviembre de 2020, luego de que -trascendió- algunos dirigentes no consiguieran que el Servicio Electoral les facilitara la última versión del listado (y filtrado). En el Servel han hecho saber que no tienen facultades para eso y que no les cabe rol alguno en esta elección.

Elegir a la candidatura presidencial única de UC con esa nómina acarrea distintas imperfecciones que podrían o no tener consecuencias, aunque varios dirigentes sostienen que ninguna de cuidado; habrá que ver. Una es que no es posible incluir a todos los nuevos habilitados para votar que cumplieron 18 años después de noviembre de 2020 (y además contiene a quienes han fallecido desde esa fecha).

Otra, que para entonces figuraban ahí como independientes quienes después firmaron como militantes de Convergencia Social para que Boric pudiera inscribirse en la primaria que ganó.

Tampoco va a ser posible excluir a los independientes que votaron el 18 de julio, aunque en el PS hay quienes prefieren pensar que eso les permitiría “recuperar” a electores suyos que fueron por Boric o Jadue.

En el bloque y en la CNO admiten que “padrón limpio no vamos a tener, es el costo que estamos asumiendo”.

Lo que sí se está haciendo -aseguran entre los encargados- es algo que hasta hace pocos días ciertos dirigentes creían difícil dado el poco tiempo: depurar el padrón para que no puedan votar militantes de los partidos del Frente Amplio ni de Chile Vamos. El primer bloque hizo primarias de gobernadores en cuatro regiones, incluyendo la Metropolitana, y la derecha oficialista, en seis. Dejarlos habilitados alimenta ciertos temores de que desde ahí intervengan electores, aprensión que encuentra menos o más asidero según a quién se le pregunte.

Como sea, en los partidos con asiento en la CNO aseguran que esa “limpieza” la está haciendo personal informático a su cargo, aunque no precisaron un número de potenciales militantes ajenos.

Cuatro, a la organización le queda por resolver otros nudos, a los que se pondrá acelerador esta semana. Uno es asegurar la mayor cobertura territorial posible; calculan que podrían llegar a 300 de las 346 comunas. Eso implica tener locales disponibles y determinar cuántos votos se enviarán a cada zona. Su distribución, otro punto clave, se verá con las comisiones electorales regionales en estos días.

En Unidad Constituyente han repetido que pese a la premura, esto ya lo han hecho antes. Eso sí, algunas voces han advertido en privado que, por poco probable que sea, si esto termina con una llegada demasiado estrecha, no habrá margen legal ni de tiempo para reclamaciones ni procesos por el estilo, ya que la versión alternativa del Tribunal Calificador de Elecciones que se armó para esta consulta tendrá apenas dos días para proclamar el resultado antes de que se inscriba la candidatura ganadora el 23 de agosto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.