Amparo y Justicia advierte que cuatro condenados por violación con homicidio de niños podrían salir en libertad condicional

audiencia Centro de Justicia

La fundación detalló que cuatro sujetos que cumplen condena por crímenes contra menores de edad están postulando al beneficio de libertad condicional que se resuelve en abril en las cortes de apelaciones.




La Fundación Amparo y Justicia advirtió este jueves que en las listas de postulación al beneficio de libertad condicional hay cuatro personas que fueron condenadas por violación con homicidio en contra de niños, niñas y adolescentes.

Se trata de Hugo Gómez Padua quien cometió el delito en 1999 en contra de una niña de 10 años, Héctor Rivera Retamal quien asesinó en 2000 a un niño de 13 años en Parral, Carlos Silva Valenzuela quien ultrajó y dio muerte en 1998 a un niño de 10 años y Luis Miguel Carrasco quien cometió un crimen contra un adolescente de 17 años en Valparaíso en 1998.

En abril las cortes de apelaciones del país sesionan para revisar a qué reo concenden el beneficio de la libertad condicional que tal como lo señala les permite a internos salir de prisión antes de cumplir toda su condena con el compromiso de cumplir ciertas medidas que le impone la autoridad penitenciaria.

La situación ha significado la preocupación por parte de la fundación que brinda apoyo legal y sicológicamente a familias de víctimas de este tipo de delitos que han sido cometidos en contra de niños, niñas y adolescentes.

“Estos cuatro condenados tienen un altísimo riesgo de reincidencia, porque sus rasgos de psicopatía y trastornos de personalidad, confirmados en los exámenes psicológicos y psiquiátricos que se les han practicado, impiden que se rehabiliten", se lee en un comunicado de Amparo y Justicia.

Ramón Suárez presidente de la fundación sostuvo a La Tercera que "El caso de Gómez Padua es un ejemplo del peligro que enfrenta nuestra sociedad si se concede la libertad condicional a psicópatas autores de delitos de extrema gravedad como estos. Él violó y asesinó a una niña de 9 años en su país. Gozando de libertad condicional, escapó a Chile, donde cometió el mismo crimen contra una niña chilena de tan sólo 10 años. Esto demuestra que estamos hablando de verdaderos depredadores, que son capaces de esperar 28 años la aparición de su próxima víctima para atacar. Por eso nuestra postura es categórica: no se les debe otorgar el beneficio de la libertad condicional a esos reos, porque el riesgo de reincidencia es altísimo”.

Mismo rechazo sostuvo Josué López, hermano de la víctima, "Con mi hermana teníamos solo un año de diferencia. Ahora yo tengo hijos de esa edad y cuando te enteras que ese criminal puede salir libre, pienso en mis hijos, pienso en la incertidumbre de que algo les pase. Eso es lo peor, la incertidumbre, vivimos como en estado de alerta, porque un tipo que violó y mató a dos niñas, en Colombia y luego en Chile, pueda salir libre. Es un impacto demasiado fuerte”.

Comenta