¿Aplazar la desmunicipalización de los colegios? El dilema con el que parte el año escolar

Las salas de clases de las universidades han cerrado durante la pandemia. Ello ha afectado los programas de magíster y doctorado, dentro y fuera de Chile. Por ello, los becarios piden extender las becas por 10 meses.

En marzo un consejo de expertos evaluará cómo ha sido el traspaso de las escuelas municipales a los Servicios Locales de Educación. Podrían recomendar postergar este proceso hasta 2030, decisión que estará en manos del Presidente Sebastián Piñera. Por ahora, se han detectado problemas de saneamiento, sobredotación de personal y gestión.




La desmunicipalización de los colegios es una de las demandas de más larga data del movimiento educacional. Desde principios de los 2000 ha sido una exigencia reiterada de estudiantes y profesores, y comenzó a concretarse –con diversas críticas- en 2018, cuando se inició el traspaso de escuelas a los nuevos Servicios Locales de Educación (SLE).

Pero la ley que creó estas instituciones, que son estatales y autónomas, establece que en marzo de este año el Consejo de Evaluación del Sistema de Educación Pública analizará la puesta en marcha del proceso, que culmina originalmente en 2025, y puede recomendar su aplazamiento hasta 2030.

Actualmente funcionan 11 SLE en algunas zonas de las regiones Metropolitana, Atacama, Valparaíso y La Araucanía, agrupando a 624 colegios de 41 comunas y un total de 175 mil escolares. Pero a partir de ahora el ritmo debería incrementarse y comenzar a operar 15 SLE nuevos todos los años, hasta completar 70.

El consejo, compuesto por seis expertos y el subsecretario de Educación, entregará un informe el 31 de marzo y, dependiendo de la evaluación que hagan, el Presidente Sebastián Piñera puede decidir si aplaza la culminación del proceso, facultad que está contemplada en la ley.

¿Qué recomendará el consejo? Hasta ahora sus integrantes están recibiendo evaluaciones para formarse una opinión, pero el informe de evaluación que hicieron del avance del proceso en 2020, al que accedió La Tercera, entrega algunas luces.

Por ejemplo: dice que el traspaso de colegios evidenció la existencia de una sobredotación de personal, lo que se explicaría por “criterios políticos” usados en la administración municipal, y que afectaría la sostenibilidad de los SLE. Para solucionarlo, el consejo recomienda evaluar acudir a un organismo externo para que resuelva el tema.

En gestión pedagógica, se advierte que la burocracia administrativa sigue desviando el foco del aprendizaje, aunque las Unidades de Apoyo Técnico Pedagógico están ocupándose de ese aspecto. En gestión de infraestructura, se plantea que sigue siendo crítica y que los colegios tienen problemas para postular a proyectos.

Y en gestión de personas, se detectó un problema para atraer talentos y para que postulen personas idóneas en las convocatorias, por lo que se aconseja evaluar si el problema se debe a una falta de profesionales o de incentivos, además de considerar bonos de incentivo al retiro.

¿Es aconsejable postergar?

La directora nacional de Educación Pública, Alejandra Grebe, explica que están preparándose para iniciar la instalación de 15 SLE este año, como decía el cronograma original, pero que no han decidido si es aconsejable aplazar todo.

“Es complicado. Esta es una de las reformas más complejas de los últimos 30 años en educación, implica la creación de una nueva institucionalidad, con todo lo que eso significa. No solo tiene que administrar establecimientos, sino que tiene como giro único el mejoramiento escolar”, dice.

Grebe plantea que “se puede mirar el postergar o no desde distintas perspectivas. Si se posterga, se atrasa más la desmunicipalización. ¿Eso es bueno? ¿Es malo? Depende de cómo se mire. Tiene muchos factores. Pero sí recomendaría que deberíamos tener elementos para que los municipios se preparen para el traspaso”.

Jorge Barrera, uno de los integrantes del consejo, cuenta que en el informe de evaluación que ya entregaron “hicimos una serie de recomendaciones para mejorar la implementación. Hay baches todavía y mejoras que tienen que hacer el Congreso y el Gobierno”.

María Teresa Flórez, otra de las integrantes, explica que en los SLE han notado problemas operativos “que debían haber estado saneados desde las municipalidades, antes del traspaso, como deudas pendientes y cuentas no rendidas”.

Además, recomienda revisar el modelo de financiamiento de los colegios, porque “el sistema educacional se financia a través del sistema de voucher, con subvenciones variables, y eso impide una buena planificación financiera para un servicio público”.

Además de Barrera y Flórez, los otros consejeros son Cristián Bellei, Susana Claro, Omar Jara y Aldo Cassinelli. Los seis están divididos en dos grupos de tres, según su afinidad al Gobierno. Para recomendar el aplazamiento se necesitan cuatro votos, por lo que se prevé una decisión compleja. En todo caso podrían recomendar distintos aplazamientos, por ejemplo, comenzando este año por menos SLE e ir aumentando hasta terminar en los 70 en 2025.

Alcaldes divididos con el traspaso

Los alcaldes también tienen distintas miradas sobre el proceso. Mario Olavarría, presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch), cree que la “transición será muy corta porque los SLE que han empezado a funcionar, lo han hecho muy mal. Espero que se amplíe el plazo y se siga evaluando este sistema, que creo que fue hecho mal”.

El presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (Achm), Fernando Paredes, opina que el proceso va en buen camino. Pero advierte que, si se aplaza la puesta en marcha, es necesario que el Mineduc fortalezca el Fondo de Apoyo a la Educación Pública. “Lo que no puede pasar es que el sistema se quede sin fondos y sin el traspaso de colegios”, dice.

A la espera de la evaluación, los colegios de los 11 SLE operativos comenzarán sus clases: el 1 de marzo ingresan 278 establecimientos, el 3 de marzo otros 298 y el 8 de marzo 70 más. El 18 de marzo entrarán los colegios del SLE de Llanquihue, cuyas comunas están en cuarentena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.