Balance por sistema frontal: más de 6.300 damnificados, 576 aislados y sobre 2.000 viviendas con daños

La vicepresidenta Carolina Tohá, junto al ministro (s) Manuel Monsalve entregaron un balance respecto a la afectación del sistema frontal.

La vicepresidenta Carolina Tohá reiteró esta noche que "lo peor de este sistema frontal ya ha quedado atrás", pero destacó que se siguen monitoreando las consecuencias de las lluvias que, además, dejan un fallecido y tres personas lesionadas.


Esta noche, la vicepresidenta Carolina Tohá entregó un balance producto de las intensas precipitaciones que afectan al país desde la Región de Coquimbo a La Araucanía y que han generado diversas afectaciones para los habitantes de estas zonas.

Desde La Moneda, Tohá entregó un nuevo recuento acompañada además por el ministro (s) del Interior, Manuel Monsalve, la delegada presidencial de la RM, Constanza Martínez y la directora de Senapred, Alicia Cebrián.

De acuerdo al ministro (s) Monsalve, hasta las 18.30 horas de este miércoles los damnificados ascendían a 6.392 personas, los cuales se concentran en la Región del Biobío con 6.309, mientras que los albergados alcanzan a 202 personas, de las cuales 161 están en la mencionada región.

Respecto de los aislados, la autoridad afirmó que se registran 576 casos, de los cuales 307 afectados están en Biobío y 175 en La Araucanía. También se registran tres lesionados (dos en la RM y uno en el Ñuble). La cifra de fallecidos se mantiene en uno, el agricultor que falleció el miércoles luego de que le cayera encima un poste del alumbrado público derribado por un árbol que cayó producto de los fuertes vientos en Linares.

En la Región Metropolitana se registran 30 personas albergadas y cuatro viviendas con daño menor. Se informó de 31 albergues habilitados en 23 comunas. Ellas son: La Florida, Recoleta, San José de Maipo, Quilicura, Puente Alto, Las Condes, Peñalolén, Cerro Navia, San Bernardo, Melipilla, Curacaví, Pirque, Ñuñoa, Independencia, Renca, Cerrillos, Pudahuel, Quinta Normal, Conchalí, Estación Central, Padre Hurtado, El Monte y Talagante.

Asimismo, se informó la afectación de viviendas, de las cuales 2.009 tienen daño menor (1.595 en Biobío y 299 en Araucanía), 388 daño mayor (365 en Biobío) y tres destruidas, las que se registraron en la Región del Biobío. También se informó que 3.842 casas se encuentran en evaluación.

El sistema frontal también ha dejado 60 mil clientes sin suministro eléctrico, “lo que en el contexto nacional esto es menos del 0,8 o 0,9% de los clientes a nivel nacional”, aseguró Monsalve.

Tohá: “No hay que bajar la guardia”

La vicepresidenta Carolina Tohá afirmó que “ya en este momento estamos claramente en una situación mucho mejor que en las primeras horas de esta jornada. Lo peor de este sistema frontal ya ha quedado atrás, pero sin duda, eso no significa que haya que bajar la guardia”.

En ese sentido, Tohá ejemplificó con que “en la Región Metropolitana, que de la situación que tuvimos en la madrugada donde en algunas horas llegamos a tener 11 ml por hora que estaban cayendo, en este momento estamos con 2,5 ml por hora. Eso no significa que estemos todavía al seguro, porque va a seguir lloviendo y en esa lluvia en esos momentos puede haber intensidades fuertes”.

Asimismo, resaltó que en las regiones Metropolitana, Valparaíso y hasta la zona norte de La Araucanía los cauces de los ríos están “en su máxima capacidad”, por lo que aún existe un alto riesgo. “En las zonas costeras hay marejadas muy intensas. Los caminos mojados y muchos de ellos con inundaciones”, señaló Tohá.

Nuevo sistema frontal

De igual forma, la vicepresidenta adelantó que el próximo lunes se prevé la llegada de un nuevo sistema frontal, del cual aún no se sabe su intensidad, pero “hay algo que sí sabemos, que ese sistema llega a lugares donde ya hay mucha agua acumulada y, por lo tanto, su capacidad de causar daño es mayor, especialmente en lugares donde los cauces de los ríos ya tienen una saturación importante”, manifestó la secretaria de Estado.

La autoridad también abordó la situación en la comuna de Curanilahue, en la Región del Biobío, donde confirmó la ocurrencia de un accidente de desprendimiento de tierra que cayó sobre la maquinaria de los equipos que buscaban restablecer el suministro de agua potable. No resultaron personas heridas y el trabajador fue rescatado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.