“Solo unidos en América Latina vamos a poder salir adelante como región”: Boric arriba a Bogotá para cambio de mando de Petro y sostendrá bilateral con Arce

El Mandatario aterrizó en la capital colombiana para participar este domingo de la asunción de Gustavo Petro. Además, sostendrá cita con su par de Bolivia, Luis Arce.


Pasadas las 20.45 de este sábado, el Presidente Gabriel Boric aterrizó en el Aeropuerto Militar de Catam, en la capital colombiana de Bogotá.

“Es para mí un honor poder estar con ustedes y acompañar al pueblo colombiano en este cambio de gobierno, el cual, desde nuestro país miramos con mucha esperanza, con ánimo de colaboración, de integración, con la conciencia y convicción de que solo unidos en América Latina vamos a poder salir adelante como región”, manifestó apenas descendió del avión.

El viaje del mandatario tiene como objetivo principal participar del cambio de mando entre el conservador Iván Duque y el exguerrillero Gustavo Petro, el que tendrá lugar hoy en la Palza Simón Bolívar. El ascenso del colombiano es histórico considerando que dicho país nunca ha tenido un presidente de izquierda, y es visto con buenos ojos por el gobierno chileno en su objetivo por afianzar la alianza progresista en la región.

El jefe de Estado despegó este sábado, pasadas las 14.30 horas, junto a la canciller Antonia Urrejola y la coordinadora sociocultural de La Moneda, Irina Karamanos.

Este domingo, Boric iniciará sus actividades con una bilateral con su par de Bolivia, Luis Arce a las 9.15 horas de Colombia. Las relaciones entre ambas naciones, siguen marcadas por la intención del país altiplánico por tener acceso soberano al mar.

El 23 de marzo, Arce reiteró -ante el llamado de Boric a reestablecer relaciones diplomáticas- que eso sólo ocurriría “en el marco de la solución del tema marítimo”. Lo anterior, en contraposición a lo que ya resolvió la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que estableció que Chile no tiene obligación alguna de negociar un acceso soberano al mar con ese país.

Pese a esto, el 21 de julio pasado Urrejola y su par boliviano, Rogelio Mayta, emitieron un comunicado conjunto, reafirmando su voluntad para “la construcción de una agenda de confianza mutua”. Esto, con el objetivo retomar la hoja de ruta que se suscribió en 2021 durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera y que Boric busca reimpulsar.

Dicho documento contempla 14 puntos con diversas materias de interés bilateral, entre ellas, una mesa para dar solución a la crisis migratoria que afecta a la región, que no ha tenido avances y que se espera retomar. Asimismo, se plantean asuntos como contrabando -tema clave para Bolivia-, trata y tráfico de personas, crimen organizado y relaciones comerciales.

Con todo, desde el gobierno chileno aseguraban previo al arribo del Mandarario a Colombia que retomar relaciones bilaterales formales con Bolivia no está en la agenda. “Con Bolivia hay que ir pasito a pasito”, señalan en el Ejecutivo.

Este lunes, en tanto, el Presidente tiene prevista una reunión bilateral con Petro, donde uno de los temas a tratar será el proceso de paz que busca retomar Colombia y donde ha pedido a Chile retomar un rol de garante.

Antes del viaje, la canciller aseguró ayer que ella también sostendrá una agenda con sus pares de Honduras y México, mientras que destacó respecto de Colombia que “me parece muy importante destacar este nuevo periodo que inicia”, agregando que “sin duda tenemos muchos temas de interés común, sobre todo desde la perspectiva de la relación bilateral en materia económica y comercial. Colombia es un país muy importante en esta materia”.

Asimismo, la ministra reforzó que Chile también tiene la expectativa “de conocer lo que ha sido el proceso de implementación de los acuerdos de paz, los desafíos que tienen en esta materia (…) y desde Chile poder acompañar el proceso de paz en ese país, el que sigue pendiente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.