Carabineros detiene a banda dedicada al tráfico de migrantes en Colchane y Galli reitera crítica a tribunales por “cambio de criterio en expulsiones”

Carabineros vigilando los pasos no habilitados en Colchane, Región de Tarapacá.

“Si los tribunales de justicia consideran que el ingreso por pasos no habilitados no es suficiente infracción para dar lugar al procedimiento administrativo que puede terminar en la expulsión, entonces vamos a tener que cambiar la forma y las leyes respecto de la migración”, dijo el ministro del Interior subrogante.




Un grupo de nueve sujetos de nacionalidad boliviana fue detenido por personal de Carabineros en Pisiga Choque, Colchane, Región de Tarapacá. Mientras personal uniformado efectuaba patrullajes aéreos con drones por diferentes sectores de la comuna, detectaron una casa en el poblado fronterizo, con un numeroso grupo de personas. Una vez en el lugar, algunas de esas personas que se encontraban al exterior del inmueble reconocieron haber pagado servicios a los nueve ciudadanos bolivianos para que los ingresaran al país por pasos no habilitados y trasladarlos hasta la ciudad de Iquique.

En el lugar había 49 personas de nacionalidad venezolana (41 adultos y ocho menores de edad.

Al realizar la inspección del inmueble, en el patio del recinto se encontraron 12 vehículos de diferentes marcas, uno de los cuales mantenía encargo por robo con intimidación vigente de la comuna de Alto Hospicio.

El Ministerio Público dispuso la concurrencia de personal de la Brigada Investigadora de Trata de Personas (Bitrap) de la PDI para continuar con las diligencias.

Galli reitera que tribunales cambiaron criterio para expulsiones

En la misma línea, hoy el ministro del Interior subrogante, Juan Francisco Galli, reiteró su crítica hacia los tribunales en materia de expulsiones, señalando que los jueces, desde marzo a la fecha, han cambiado sus criterios para expulsar a ciudadanos que ingresaron por pasos no habilitados.

“¿Qué ha cambiado desde marzo a la fecha? lo que ha cambiado es el criterio de nuestros tribunales de justicia respecto de si es suficiente el ingreso por paso no habilitado para ser expulsado de nuestro país. Reiterados fallos de febrero de este año decían que la autoridad administrativa actuaba con estricto apego a la Constitución, cuando basado en un informe policial que daba cuenta del ingreso no habilitado decretaba una expulsión. Eso cambió, ahora hay que tener en consideración otros criterios incluso llegando en el último tiempo a exigir que se cometa otro ilícito distinto del ingreso por paso no habilitado para poder dar lugar a la expulsión”, dijo el ministro (s).

En ese contexto, enfatizó: “Como país pongámonos de acuerdo, porque si el ingreso clandestino a Chile está prohibido por ley, lo que le corresponde al gobierno es hacer cumplir la ley”.

“Si los tribunales de justicia consideran que el ingreso por pasos no habilitados no es suficiente infracción para dar lugar al procedimiento administrativo que puede terminar en la expulsión, entonces vamos a tener que cambiar la forma y las leyes respecto de la migración”, remató.

En la oportunidad, Galli fue consultado por la cifra dada a conocer ayer por el Servicio Jesuita a Migrantes de ciudadanos extranjeros que ingresaron al país por pasos no habilitados en los últimos meses. Según el organismo, entre enero y julio de este año a Chile han ingresado 23.673 personas extranjeras por pasos no habilitados, cifra que, según señalaron, representaría un máximo histórico.

“Los adjetivos calificativos pueden ser mal entendidos, más que hablar de récord, las cifras son las cifras, los números son los números, y lo que hay que ver es qué está pasando con esas 23 mil personas que ingresaron a nuestro país. No sabemos la fecha porque esas personas pueden haber ingresado con mucha anterioridad y se denunciaron en alguna otra región de Chile”, dijo Galli.

“Naturalmente, aquí hay una causa que es el cierre de fronteras como consecuencia de la pandemia por Covid 19, todas esas personas intentaron ingresar por paso no habilitado frente al cierre de fronteras. Nosotros hemos fortalecido las fronteras con presencia militar y policial”, agregó.

“Hay que distinguir muy claramente, las cifras entregadas por la PDI y dadas a conocer por el Servicio Jesuita de Migrantes se trata de todas las denuncias de ingreso por paso no habilitado conocidas en todo Chile. Yo creo que hay que distinguir muy bien, porque nosotros hemos focalizado nuestro esfuerzo en la zona de Colchane, en la Región de Tarapacá, porque esa ha sido donde más impacto ha tenido el ingreso clandestino de ciudadanos extranjeros a nuestros país”, finalizó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.