Deserción en educación parvularia alcanza su peak más alto en los últimos 10 años

Análisis del Ministerio de Educación detectó que en prekínder desertaron 3.960 niños, es decir, un 25% más que en 2020, y un 98% más que en 2012. En tanto, en kínder, el abandono en esta etapa aumentó en un 48%, entre 2020 y 2021. El ministro Raúl Figueroa advirtió que las cifras son "preocupantes", por lo que "es fundamental para el nivel parvulario que si las medidas sanitarias lo permiten, que los jardines estén abiertos para los niños. Desde la Fase 2 en adelante pueden abrir sus puertas, respetando siempre las medidas impuestas por la autoridad".




Si la deserción escolar en niveles de educación básica y media ya era una preocupación para el Ejecutivo, durante estos últimos días se sumó una nueva inquietud: la educación parvularia.

Un estudio del Ministerio de Educación (Mineduc) detectó que este año se registró el número más alto de deserción parvularia en los últimos 10 años. Según este informe, en prekínder desertaron 3.960 niños, es decir, un 25% más que en 2020, y un 98% más que en 2012 (ver infografía).

En tanto, en kínder la deserción aumentó un 48%, entre 2020 y 2021. Desde el gobierno miran con preocupación estos números, dado que con la mayoría de las comunas en cuarentena los recintos educacionales no pueden funcionar.

Desde el Mineduc explicaron, además, que entre 2019 y 2021 el porcentaje de estudiantes de prekínder que abandonó el sistema entre un año y otro pasó del 1,2% al 2,4%, en su tasa de incidencia (el porcentaje sobre la población total de alumnos). En kínder, en tanto, incrementó desde el 1% al 2,3% (aumentó un 130% entre los dos años).

Además, el estudio de Educación advirtió que en 1° básico también se registró un aumento de la deserción, en un 44%, sin embargo, ahí la tasa de incidencia se mantuvo relativamente estable, pasando de un 0,9% al 1,3%.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, explicó a La Tercera que “lo que más llama la atención es la diferencia en las tasas de deserción entre nivel parvulario y 1º básico, lo que puede explicarse con que este último es obligatorio. Por lo mismo, estamos tramitando en el Congreso, hace ya dos años, un proyecto que hace que el nivel de kínder también tenga un carácter de obligatorio. Esta iniciativa puede ser un gran respuesta a los niveles de abandono en esta etapa formativa de los niños”.

Actualmente, este proyecto está en comisión mixta, luego de ser aprobado por unanimidad en su primer trámite, por lo que el gobierno espera que una vez que la instancia parlamentaria vuelva a sesionar, sea aprobado y despachado para su promulgación.

Otro aspecto que activó las preocupaciones del Ejecutivo son las diferencias en las matrículas de parvularia y 1º básico. Mientras que en 1° básico estas inscripciones aumentaron entre 2020 y 2021, en prekínder y kínder bajaron.

Matrícula y proceso de vacunación de educadores

La matrícula total en prekínder pasó de 167.257 estudiantes, el año pasado, a 142.110 durante este 2021, lo que representa una caída del 15%. En el caso de kínder, la matrícula retrocedió un 8%. “Es posible ver que el nivel actual de matrícula en kínder es el más bajo de los últimos 10 años; este retroceso se relaciona directamente con los efectos de la crisis sanitaria, pero también por el menor valor que asignan las mismas familias a la educación preescolar y la condición voluntaria del mismo”, concluyó el análisis del Mineduc.

El ministro Figueroa sostuvo que “se están tomando medidas en escolar y parvulario para facilitar a los padres la inscripción de sus hijos en sus respectivos procesos educativos. Las medidas son distintas de cada nivel, pero creemos que es fundamental para el nivel parvulario, que si las medidas sanitarias lo permiten, que los jardines estén abiertos para los niños. Desde la Fase 2 en adelante pueden abrir sus puertas, respetando siempre las medidas impuestas por la autoridad, por lo que los esfuerzos apuntan a entregarles confianza a los padres para que valoren estos espacios”.

Según explicó el ministro, el proceso de vacunación en los profesores también busca entregarles confianza a los apoderados. “Del total de trabajadores de la educación, el 86% está vacunado con la primera dosis y el 80% con las dos. Y si lo llevamos a la educación parvularia, tenemos que el 82% de los educadores ya está inoculado con la primera dosis y de este porcentaje, el 90% ya tiene la segunda”, dijo Figueroa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.