Eugenia Valdés, del Sagrado Corazón de Jesús: “Hay más religiosas y mujeres abusadas”

Esta semana el Papa Francisco reconoció casos de abusos sexuales a monjas por parte de obispos y sacerdotes, y señaló que esto sería algo que aún ocurre.


María Eugenia Valdés, religiosa del Sagrado Corazón de Jesús, ve como una buena noticia que el Papa Francisco “diga con su nombre y admita que esta es una realidad a voces” los casos de abusos a religiosas dentro de la Iglesia. “Creo que sucede en todas partes”, asegura, y afirma que “hay más religiosas y mujeres abusadas. Debe haber muchos otros testimonios que están en silencio”.

Esta semana el máximo líder de la Iglesia Católica reconoció casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes y obispos a religiosas. “No es algo que todos hagan, pero hay sacerdotes y obispos que lo hicieron, y aún lo hacen”, dijo en el vuelo de regreso de su viaje de Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo, para Valdés “los obispos locales no saldrán a decir la misma voz del Papa”. En su experiencia personal, cuando ha compartido con el clero diocesano, “sí me he encontrado con mucho machismo, con una voz más autoritaria, con un verticalismo más acentuado”.

Para revertir esto, cree que “necesitamos que se viva realmente un proceso de conversión al interior de la Iglesia, para validar esa voz femenina, de mujer, tanto de las religiosas como de las laicas”.
Francisco también calificó que las mujeres se encontrarían en “segunda clase”. Para la religiosa, “claramente no estamos en la misma igualdad que los varones. Autodenominarse que estoy en una segunda clase es muy fuerte, pero es una realidad. Las mujeres no tenemos ningún puesto de poder al interior de la Iglesia, no estamos en la toma de decisiones, no se nos convoca para ellos, entonces terminamos siendo personas de segunda categoría”, concluyó.

Conferre: “Tenemos que dar pasos”

Héctor Campos, superior provincial de los Hermanos Capuchinos y presidente de la Confederación de Religiosos y Religiosas de Chile (Conferre), coincidió en el diagnóstico del pontífice: “El Papa ha ido abriendo mucho esto, de partida dándole nombre a estas situaciones y que te dice con todas sus letras que todavía no se termina de conocer todo lo que ha pasado”.

Para él, “hemos cometido un abuso en no poner en el lugar que les corresponde a las religiosas (…) dado todo el valor que tienen, siendo que en la práctica son ellas las que en la pastoral llevan bastantes responsabilidades, todos los departamentos, catequesis, pastoral social, ellas trabajan codo a codo con los laicos”.

“Creo que ese tipo de abusos los hemos cometido en la Iglesia no escuchando lo que nos transmiten”, dijo, y agregó que “en esos ámbitos tenemos que dar pasos (…) El Papa eso nos critica mucho como Iglesia, no hemos sabido escuchar ese grito, ese aporte”.

Catastro

Desde la Conferencia Episcopal, específicamente el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, tras la última asamblea plenaria extraordinaria de agosto pasado, se les pidió a las congregaciones, tanto femeninas como masculinas, que comuniquen las investigaciones previas que estén realizando. Además, se espera que, en noviembre, cuando exista mayor claridad de los resultados de los procesos, se incluyan los delitos en el ámbito canónico y estatal relativo a niños y jóvenes.

Seguir leyendo