Evalúan "préstamo a largo plazo" para traer moái desde Londres a Chile

moai

El moái está tallado en basalto, mide 2,42 metros y pesa cuatro toneladas.

Propuesta apunta a que el Museo Británico mantenga la propiedad de la figura, pero que se exponga en Rapa Nui. Comitiva inglesa visitará la isla en los próximos meses, para conocer dónde se ubicaría la escultura Hoa Hakananai'a.


Este martes, las puertas del Museo Británico de Londres se abrieron a las 9.00, una hora antes de lo usual, para recibir a la comitiva formada por el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward; el presidente del Consejo de Ancianos de Rapa Nui, Carlos Edmunds; representantes de la comisión de desarrollo de la isla y miembros de la comunidad Ma'u Henua.

Y al encontrarse, por primera vez, frente al objetivo de la misión, justo cuando se cumplen 150 años de la extracción del moái Hoa Hakananai'a desde Rapa Nui, los isleños admitieron tener "sentimientos encontrados": "Estábamos contentos de por fin haberlo conocido, porque desde chicos nos habían contado su historia y lo importante que era para nuestro pueblo", cuenta Camilo Rapu, presidente de la comunidad indígena. "Pero, por otro lado, también nos sentimos tristes, porque se nota que está en un lugar ajeno, sin su familia, que somos nosotros. Estaba solo, junto con vestigios arqueológicos de otros lugares", agregó.

En el sitio, los representantes del pueblo Rapa Nui realizaron un "llamado al espíritu del moái". Pusieron a sus pies los ojos de piedra y coral que le llevaron -que por motivos de seguridad del museo no pudieron ponérselos- y los dejaron como ofrenda. Rapu contó que, en su cultura, poner los ojos significa que "el espíritu puede escucharnos, conectarse con nosotros".

También llevaron la pintura que se usa en la isla para pintar los cuerpos cuando hay una celebración o evento oficial. "Cantamos la canción del moái Hoa Hakananai'a que nos enseñan desde niños y que habla sobre la función importante que cumplía en la isla uniendo al pueblo Rapa Nui. Fue muy emocionante para todos, porque fue como ver a un abuelo que uno no ve hace mucho tiempo", relató Rapu.

Propuestas

Luego de este encuentro, la comitiva tuvo una reunión que se prolongó por casi tres horas con las autoridades del lugar.

Y entre las opciones que se discutieron para traer de vuelta el moái a la isla, el ministro Ward comentó que "el Museo Británico es uno de los prestamistas más importantes del mundo y esa figura nos parece interesante". Agregó que "en otros países se ha explorado la figura del préstamo a largo plazo, lo que implica que, sin desprenderse jurídicamente de una pieza, la dejan físicamente en otro lugar", precisó.

En esta conversación, de carácter privado, también se acordó una segunda reunión, sin fecha específica, para los próximos meses en la isla. "Nos imaginamos que puede existir algún nivel de preocupación en torno a dónde quedaría el moái y se entregaron alternativas teóricas del lugar en que podría quedar. Pero una cosa es hablar de eso y otra cosa es verlo. Por eso, hay que preparar ese escenario también en Rapa Nui", afirmó Ward.

En tanto, a través de un comunicado, el Museo Británico de Londres sostuvo que "el museo es uno de los principales prestamistas del mundo y los fideicomisarios siempre considerarán las solicitudes de préstamos sujetas a las condiciones habituales".

Para Rapu, los ingleses inicialmente fueron "directos y fríos", pero que, tras explicares el valor espiritual de la estatua, "se conmovieron y la directora incluso lloró con nosotros", cuenta. Entre otros asuntos, afirma que se les explicaron todos los protocolos y trámites burocráticos que habría que realizar para repatriar el moái y se les invitó a traer más gente de la isla para que conocieran cómo se conservaban los vestigios arqueológicos allí, para poder replicarlos. A su vez, los isleños les presentaron un proyecto de museo con características similares al británico, pero más pequeño, y les ofrecieron un moái con las mismas características que el Hoa Hakananai'a, a modo de reemplazo de la figura.

Luego, se reunieron con la presidenta honoraria de la comisión parlamentaria del Reino Unido, Gloria Hopper, quien, según Ward, "se mostró absolutamente partidaria de repatriar el moái y totalmente disponible a hacer las gestiones en el Parlamento".

En tanto, el alcalde de Rapa Nui, Pedro Edmunds, baraja otra opción diferente a la de repatriar el moái. En su opinión, se debería negociar con el museo: "Primero hacer que se avergüéncen de haberse llevado un moái sin permiso. Segundo, hacer una amistad entre el museo y Rapa Nui, para que lo que recaude el recinto, se me ocurre un euro por persona que entra en el año, se destine en recursos para la conservación y mantención en esta isla de sus sitios sagrados".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.