Excomandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre asiste a declarar ante la ministra Romy Rutherford por segundo día de esta semana

"A colaborar y a aportar todos los antecedentes a la justicia como siempre lo he hecho", dijo al ingresar al despacho de la jueza. Es indagado como inculpado por la arista de gastos reservados.


Antes de las 9.00 de hoy llegó el excomandante en jefe del Ejército y general en retiro Juan Emilio Cheyre al despacho de la ministra en visita Romy Rutherford, ubicado en la comuna de Santiago, en el marco de la investigación por gastos reservados, una de las aristas del fraude en el Ejército.

Esta es la segunda vez de esta semana que Cheyre acude a la oficina de la ministra Rutherford, luego de que el martes declarara como inculpado por el delito de malversación de caudales públicos. En esa ocasión estuvo unas 10 horas al interior de dicho lugar.

A colaborar y a aportar todos los antecedentes a la justicia como siempre lo he hecho”, dijo al llegar, y agregó estar “muy tranquilo”.

La jueza indaga el delito de malversación de caudales públicos cometido entre diciembre de 2007 y marzo de 2018. Los montos defraudados suman más de $ 450 millones. En ese sentido, varios exgenerales han declarado como inculpados en este caso, entre los que se cuentan a Ricardo Martínez, Guillermo Hernán Porcile Arellano, Alberto Eduardo González Martin, John Eduard Griffith Spielman, Sergio Patricio Ahumada Labbé y José Manuel Llanca Zuazagotía.

Cheyre encabezó el Ejército desde el 11 de marzo de 2002, hasta el 10 de marzo de 2006, durante el gobierno de Ricardo Lagos. Asimismo, no es el único caso por el cual Cheyre ha debido enfrentar a la justicia. En noviembre de 2018, en el marco del caso Caravana de la Muerte, el ministro en visita Mario Carroza lo condenó a tres años y un día de libertad vigilada como encubridor del homicidio calificado de 15 personas en el Regimiento Arica N° 2 de La Serena en octubre de 1973.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.