Fach activa plan de ayuda a familias de víctimas del accidente del avión C-130

Imagen-FAMILIARES-DEL-AVION-CAIDO-EN-LA-ANTARTICA3015

La semana pasada, familiares de las víctimas llegan a la base aérea de Cerrillos para tener información sobre el accidente aéreo.

Apoyo médico, sicológico y espiritual son parte de las áreas que aborda protocolo creado en 2012. El día en que se confirmó el accidente se atendió a 300 personas.




Apoyo legal, sicológico, siquiátrico y espiritual. Esas son algunas de las áreas que aborda el plan de contención que la Fuerza Aérea (Fach) activó para ayudar a las familias y entorno de las 38 víctimas que viajaban en el avión Hércules C-130, siniestrado el 9 de diciembre.

La medida, que forma parte de un protocolo de acción que elaboró la institución en 2012, apunta a contener no solo al núcleo familiar, sino a quienes forman parte del entorno de las víctimas.

El coronel Rodrigo Palma, jefe de la División de Recursos Humanos de la Fach, explica que el "plan no es solamente de apoyo a las familias, también está el apoyo a todos los funcionarios institucionales que eran camaradas, compañeros de trabajo de la gente. El golpe fue fuerte en lo interno. Tenemos unidades que perdieron a 18 compañeros de trabajo y eso produce un trauma".

El oficial detalla que, en medio de las labores de búsqueda de la aeronave "hemos tenido peaks de 300 personas atendidas, es fluctuante (...). Cada día les entregamos información a las familias. Eso hace que los apoyos aumenten o disminuyan, conforme a los eventos críticos, como cuando se notificó que se habían encontrado restos del avión nos produjo un apoyo mucho más fuerte, por la particularidad que se dio, vía médica. Es un apoyo masivo y completo".

Un oficial por familia

Además del apoyo médico y sicológico, la Fach designó a 76 oficiales para mantener un contacto directo las 24 horas con las 38 familias afectadas. "Se designó un oficial por cada una de las familias afectadas, siendo civiles o militares, sin distinción. Por cada una de ellas hay un oficial que está atento las 24 horas del día a cualquier requerimiento que pueda generar la familia", dice el coronel Palma. Junto al trabajo que realiza la institución, se suman los recursos humanos destinados por la Intendencia de Magallanes, la Municipalidad de Punta Arenas, la PDI, el Ministerio Público y la Subsecretaría de Prevención del Delito.

El comandante José Lagos, jefe de la Unidad Mental del Hospital Fach, cuenta que en este proceso "no hay un plazo predefinido, pues el proceso de duelo de un grupo familiar o personal es muy diferente de acuerdo a formaciones espirituales, religiosas, estilo de vida".

"Al principio la información fue mala"

Tras la puesta en marcha del plan institucional, el comandante en jefe de la Fach, general Arturo Merino, comenzó desde el viernes a realizar entrevistas privadas con las familias. Allí, detallan desde la entidad, se busca conocer los requerimientos de las familias afectadas e informar sobre los pasos que vienen a continuación.

José Velásquez, hermano del suboficial mayor Santiago Velásquez, dijo que "han sido días difíciles, tenemos un poco más de tranquilidad, un poco más de consuelo, al saber que se están encontrando restos del avión, restos de los seres humanos (...). La institución que él tanto quiso, hoy nos está acompañando, nos han entregado todo su apoyo, desde acompañamiento, como apoyo psicológico, y eso es muy bueno, sobre todo para las familias que hoy no pueden estar aquí".

Roberto Burgos, padre del cabo primero Gonzalo Burgos, dijo que "en un principio la información por parte de la institución fue mala, tardía y nos tenían de un lado a otro. El primer día que llegamos a Punta Arenas nos traían solo por horas, y yo les hice saber que eso no podía ser, con los días ya nos han ido prestando apoyo, entregando ayuda sicológica y acompañándonos con funcionario de la Fach".

Comenta