Ordenan acotar uso de escopetas antidisturbios de Carabineros

rozas2

General director, Mario Rozas, anunció hoy cuatro medidas respecto a la utilización de este armamento.




A las 17.00 de hoy comenzó la reunión en La Moneda en la que estaba convocado parte del Alto Mando de Carabineros, así como el ministro del Interior, Gonzalo Blumel; el subsecretario de la cartera, Rodrigo Ubilla; y la vocera de gobierno, Karla Rubilar. El objetivo de la cita era analizar el uso que está haciendo Carabineros de sus escopetas antidisturbios, que ha dejado a dos centenares de personas con lesiones oculares y que el viernes impactaron en los ojos del estudiante de sicología Gustavo Gatica.

Poco antes de las 19.00, correspondió al general director de la policía uniformada, Mario Rozas, dar a conocer las decisiones que se habían adoptado en esta materia. En primer lugar, el oficial dio a conocer que se acotará el uso de este armamento a "todas aquellas situaciones de real peligro para nuestros carabineros y para real peligro para nuestros conciudadanos", además de situaciones de "amenaza cierta e inminente" de ataque a la propiedad pública o privada.

Carabineros también informó que "se dispondrá de 250 instructores institucionales certificados en derechos humanos para que se desplieguen en todos aquellos lugares durante las movilizaciones, para asegurar el correcto cumplimiento de los protocolos de actuación".

Asimismo, la institución dio a conocer que el personal que utilice este armamento deberá portar cámaras corporales, con el objetivo de dejar registradas las actuaciones. Y como última medida, serán invitadas "delegaciones policiales extranjeras para trabajar la mejor aplicación de los protocolos de actuación, en el marco de casos y/o situaciones de extrema violencia".

200 casos

El uso de las escopetas antidisturbios se había convertido en un foco de tensión en los últimos días. De hecho, algunas organizaciones habían denunciado que en Chile el número de casos en donde personas han quedado con graves daños oculares producto de balines disparados por Carabineros era casi "una epidemia". El reclamo ha crecido durante las últimas semanas tras la serie de casos graves y el 5 de noviembre una comisión ad hoc del Senado sesionó para tratar el tema.

En esta misma línea, hoy la Sociedad Chilena de Oftalmología entregó su balance sobre las atenciones por trauma ocular que se han tratado en el Hospital del Salvador. Así, la entidad señaló que "desde el 19 de octubre al 9 de noviembre se presentaron 168 pacientes con trauma ocular severo". Asimismo, señalaron que "32 pacientes presentaron traumatismo ocular con globo abierto (estallido ocular o herida penetrante ocular), siendo el principal mecanismo de acción herida por balines de goma".

El organismo también aseguró que 28 pacientes sufrieron pérdida total de la visión del ojo afectado.

Hoy, la primera autoridad en abordar la utilización de este armamento durante la jornada de hoy fue el ministro Blumel, quien en Mesa central, de Canal 13, había indicado que "los protocolos fueron recientemente actualizados y los medios tienen que ser progresivos. En consecuencia, yo creo que hay que ser muy cuidadosos al introducir cambios que pueden significar una situación de violencia que termine siendo peor".

El caso de Gustavo Gatica también llevó al presidente del PS, Álvaro Elizalde, a pedir la renuncia del general Mario Rozas al mando de Carabineros.

Los anuncios, además, coincidieron con un reportaje audiovisual que hoy publicó The New York Times y que recoge testimonios de personas que recibieron impactos de balines en sus ojos.

Comenta