Prohíben el funcionamiento de hogar de ancianos en Recoleta por presentar condiciones de alto riesgo y desprotección

Según constató la Seremi de Salud, Rosa Oyarce el establecimiento presentaba pésimas condiciones estructurales, mal estado de salud de algunos residentes y deficiencias en la higiene y seguridad del lugar.


La Seremi de Salud de la Región Metropolitana y el Programa Buen Trato al Adulto Mayor del Senama prohibieron el funcionamiento de un hogar de ancianos ubicado en Recoleta llamado “Susanita” por insalubridad y desprotección de los abuelitos.

El establecimiento de larga estadía para adultos mayores (ELEAM) presentaba pésimas condiciones estructurales, mal estado de salud de algunos residentes y deficiencias en la higiene y seguridad del lugar.

La Seremi de Salud, Rosa Oyarce detalló que se trataba de “una condición de alto riesgo y de desprotección total. Entendemos que se trata de personas vulnerables, pero aquí hay un total abandono. En este hogar hay fármacos vencidos, falta personal para la atención, no hay auxiliares de aseo, enfermeras o cuidadores. Son condiciones que ponen en riesgo la salud de los adultos mayores residentes en este hogar y por eso hemos decretado su prohibición de funcionamiento”.

De esta forma se efectuó el traslado de los adultos mayores, gestionado por Senama y aquellos pacientes con mayores complicaciones fueron llevados al Hospital Urgencia Asistencia Pública.

La prohibición de este establecimiento se produce en la misma semana en la que el hogar de ancianos Santa Marta en Chiguayante, en la región del Biobío se incendiara y causara la muerte de 10 mujeres.

Es por eso que Paula Rojas, asistente social del Programa Buen Trato al Adulto Mayor del Senama entregó recomendaciones a la hora de elegir un buen hogar, poniendo énfasis en que los familiares deben exigir “los reglamentos internos y verifiquen el personal, equipamiento, áreas y hasta actividades que se realizarán en el ELEAM. Observar el aseo, las condiciones en que se preparan los alimentos y el trato a los residentes”.

Asimismo la Seremi Oyarce agregó que “los familiares deben ser los primeros fiscalizadores de la condición de sus seres queridos”.

Seguir leyendo