Reglamento de mascotas identifica nueve razas peligrosas de perros

58

El documento es parte de la Ley de Tenencia Responsable y establece una serie de exigencias para los dueños de este tipo de canes.




Tras una larga espera, al fin fue publicado el primero de los reglamentos de la Ley de Tenencia Responsable creado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere). El documento llegó para despejar una serie de dudas que surgieron en diciembre de 2017, cuando el Ministerio de Salud (Minsal) y la Subdere presentaron dos borradores que incluían polémicas medidas, como limitar el número de animales por metro cuadrado o prohibir la alimentación de perros callejeros.

Claro que las críticas de la ciudadanía no surgieron solamente por las detalladas especificaciones, sino que también por los puntos que no quedaban claros, como la determinación de qué razas serían consideradas "potencialmente peligrosas".

En el nuevo texto -que contempla 70 artículos y dos disposiciones transitorias- uno de los primeros puntos aclarados tiene relación con las nueve razas que poseen características genéticas para ser consideradas potencialmente peligrosas.

Entre ellas destacan cuatro razas bastante comunes en Chile, como lo son los Rottweiler, Doberman, Pitbull, Dogo Argentino y otras cinco menos conocidas: Bullmastiff, Fila Brasileiro, Presa Canario, Presa Mallorquín y Tosa Inu.

Sin embargo, no solo canes de raza pueden estar en esta categoría. El reglamento también estableció que podrán ser considerados como potencialmente peligrosos aquellos perros que tengan un gran desarrollo de masa muscular corporal y de sus músculos masticadores, o que hayan causado lesiones de distinta consideración o la muerte a una persona, o que evidencien dos o más registros de mordeduras a personas en el Registro de Animales Mordedores del Minsal.

El subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, enfatizó que "lo que queremos promover es que la ciudadanía sepa que ser dueño de mascota implica deberes con ella y con la sociedad.

Queremos evitar con este reglamento, que es muy claro, escenas tan dramáticas de abandono y maltrato y también de ataques a menores de edad por parte de canes que se encuentran en malas condiciones y producto del estrés atacan a un inocente".

Exigencias

Como medidas de seguridad y protección, la norma establece que desde ahora quienes decidan tener una mascota con las características antes mencionadas deberán ser mayores de 18 años y cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, para estar en espacios públicos deberán llevar al animal siempre con bozal, arnés y correa adecuados para su tamaño. Además, tendrán que asegurar que en su lugar de residencia haya cercos seguros que impidan su escape.

Otra disposición dice que los canes deberán participar en un curso de "adiestramiento de obediencia", que deberá ser costeado por su dueño, el cual también tendrá que asistir al menos a una charla sobre tenencia responsable de mascotas.

En Edupet, empresa que promueve la tenencia responsable, una consulta de diagnóstico con un etólogo puede costar aproximadamente $ 40.000 y cada sesión para controlar la agresividad tiene un costo cercano a los $ 30.000.

Para la veterinaria etóloga y directora de Tenencia Responsable del Colegio Médico Veterinario, María José Ubilla, esta clasificación no necesariamente es la correcta. "Personalmente, quienes trabajamos en etología sabemos que la agresividad no solamente se debe a una causa genética, sino que es un cúmulo de factores en el proceso".

A su juicio, medidas como esta "han producido que estos canes sean demasiado estigmatizados. Las exigencias a estos tenedores son más altas que para el resto. Eso podría derivar en un aumento del abandono de estos animales si es que las personas no tienen los recursos suficientes para costear estos gastos".

Por otra parte, hay quienes creen que algunas de estas exigencias son lo mínimo con lo que debería cumplir el dueño de cualquier mascota. Eugenio Aguiló, presidente de Kennel Club Chile, sostuvo que "elevar las exigencias indudablemente puede desincentivar la compra de estas especies, pero, a la larga, cualquier persona que tenga un perro debería tener un cerco firme".

Registro nacional

Tras la publicación del reglamento en el Diario Oficial, el mismo documento establece un plazo de 180 días para que los dueños de perros y gatos puedan registrar a sus mascotas previamente chipeadas en el Registro Nacional de Mascotas. Esta operación podrá ser realizada a través del sitio www.registratumascota.cl o de forma presencial en el municipio correspondiente. El plazo para hacerlo vence el 22 de febrero de 2019 y quienes no cumplan la exigencia podrían recibir multas que van desde 1 a 30 UTM.

Los encargados de fiscalizar estas disposiciones serán los propios municipios, que, además, deberán contar con al menos un lector de chip que cumpla con la norma ISO 11784, que establece un número único de 15 dígitos para cada animal.

Con el fin de controlar la población de animales sin dueño, ya sean perros callejeros, comunitarios o colonias de gatos, el reglamento establece el desarrollo de programas de esterilización masivos. Estos serán desarrollados bajo el método TNR, por sus siglas (trap-neuter-return) y consiste en capturar a los animales, esterilizarlos y luego devolverlos al nicho donde fueron encontrados.

Bajo ese contexto, Ubilla, en representación del Colegio Médico, señaló que "me parece un gran avance que exista un Registro Nacional de Mascotas en Chile, pues es lo mínimo para hacer una política pública clara en materia de tenencia responsable".

Comenta