“Robo del siglo”: 12 de los 16 imputados por sustracción de casi $16 mil millones quedan en libertad

imagen-asalto-empresa-esertval-13

Solo uno de los 13 detenidos el lunes por Carabineros y la Fiscalía Centro Norte fue dejado en prisión preventiva por el Tercer Tribunal de Garantía. Los otros tres ya estaban en prisión. El Ministerio Público apelará para lograr la cautelar para otros nueve de los detenidos en el caso del robo que afectó en 2017 a la empresa de valores Esertval.




A más de tres años desde que ocurrió el denominado “Robo del siglo”, este viernes, en el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago, culminó la formalización de los 16 imputados por este hecho, aunque el tribunal desestimó aplicar la cautelar de prisión preventiva para la mayoría de los acusados. Solo uno -que fue sorprendido con un arma de fuego- quedó con esta medida cautelar, mientras que otros tres ya estaban en prisión.

Cabe recordar que 13 de los acusados -incluidos dos guardias de seguridad- fueron detenidos el lunes pasado mientras que los otros tres ya se encontraban en la cárcel por distintos delitos.

Desde el Ministerio Público informaron que recurrirán a la Corte de Apelaciones de Santiago para intentar revertir la decisión del tribunal para nueve de los acusados que quedaron en libertad.

La Fiscalía Centro Norte formalizó a los acusados por los delitos de robo en lugar no habitado, lavado de dinero, asociación ilícita, receptación, porte ilegal de arma de fuego e incendio, por el millonario robo ocurrió el 18 de septiembre de 2017, cuando un grupo de personas con el rostro cubierto entraron a la empresa de transporte de valores Esertval Ltda. -ubicada en la comuna de Independencia-, llevándose $15.800 millones.

Tras conocer la decisión del tribunal, Marcelo Cabrera, fiscal adjunto de la Fiscalía Centro Norte, afirmó estar “sorprendido”, al sostener que que “con los antecedentes que nosotros logramos recabar con el equipo de OS9 (de Carabineros) con el que estuvimos trabajando largo tiempo durante muchos años, nos parece que llegamos a un estándar suficiente para que en su momento pudiéramos acreditar la comisión de diversos delitos, principalmente una asociación ilícita”.

“Nosotros logramos acreditar que ellos cometieron una serie de ilícitos en esta planificación de este plan criminal, que tenía que ver específicamente con la clonación de placas patente, la receptación de automóviles, para asegurar el éxito de este robo. Posteriormente hubo quema de estos vehículos y además coordinación con dos vigilantes de la empresa”, agregó.

Asimismo, indicó que acreditaron la repartición del dinero entre los jefes de la banda, que “se traduce en la compra de diversos bienes raíces, automóviles y distintos tipos de utensilios de lujo”, lo que, a juicio de la Fiscalía, conforma el delito de lavado de activos.

Complementó que se expuso la participación de la totalidad de los acusados, desde la conformación de la banda hasta la actualidad.

“Tenemos aún la convicción de que estos delitos por los cuales se formalizó, se habían cometido y nos parece que fuimos bastante convincentes con el tribunal”, dijo.

“Nosotros vamos a recurrir, por cierto, ante la Corte de Apelaciones, vamos a presentar los antecedentes que creemos son suficientes para dar cuenta de este trabajo en conjunto con Carabineros, y estamos convencidos de que al final de esto vamos a salir exitosos respecto de dar cuenta de la comisión de todos estos delitos”.

Sobre las razones que tuvo la titular del Tercer Juzgado de Garantía para desestimar la prisión preventiva, el fiscal Cabrera indicó que “la magistrada en la audiencia no detalló con precisión los antecedentes por los cuales no dio ha lugar, pero de los antecedentes que ella habría entregado tiene que ver específicamente con que no acreditó que se había conformado la asociación ilícita (...) Creemos que si hay antecedentes suficientes, para ello y a propósito de esto, entonces, ella empezó a desechar los demás ilícitos que se habrían cometido en este contexto de la asociación ilícita”.

Destacó incluso que cuando el lunes pasado fueron detenidas estas 13 personas, ya estaban tramando la realización de un nuevo ilícito, por lo que se procedió a su detención antes de que lograran avanzar en el nuevo plan.

De los 13 detenidos el lunes, Cabrera explicó que se pidió la prisión preventiva para 10 de ellos. “Hubo sujetos de los cuales no pedimos la prisión preventiva, porque no tenían el comportamiento criminógeno de los otros. Respecto del resto, que eran 10 personas, uno quedó en prisión preventiva y de los otros nueve nos parece que teníamos los antecedentes suficientes y efectivamente quedaron con cautelares menores”, manifestó.

Antecedentes

Según los antecedentes que entregó el Ministerio Público, los presuntos involucrados en el hecho planificaron el atraco concertados con los dos guardias que trabajaban en Esertval. Las dudas surgieron por inconsistencias en los relatos de ambos trabajadores, quienes dieron información errónea y poco creíble al declarar como víctimas en la investigación.

Tras esto, el negocio de los imputados giró hacia la compra de autos de alta gama y propiedades. En total, entre todos acumularon más de 100 vehículos y 37 viviendas, además de la constitución de sociedades falsas para triangular el dinero, por lo que el Ministerio Público también los indaga por el delito de lavado de activos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.