“Un peligro para la seguridad de la sociedad”: Corte de Temuco ordena prisión preventiva para exvocero de la CAM Víctor Ancalaf

Víctor Ancalaf. Foto: Agencia Uno.

En diligencias de Carabineros en la Choin Lafquenche, el comunero fue sorprendido manteniendo en su dormitorio cinco municiones calibre 12, marca Fiocchi, sin contar con autorización de autoridad competente. Juzgado de Garantía de Collipulli lo dejó sujeto a firma semanal y arraigo, pero el Ministerio Público y la Delegación Presidencial de La Araucanía como parte querellante apelaron.




Por considerar su libertad “un peligro para la seguridad de la sociedad”, la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Temuco ordenó este viernes aplicar la medida cautelar de prisión preventiva para el exvocero de la Coordinadora Arauco Malleco Víctor Ancalaf, imputado por tenencia ilegal de municiones.

Ancalaf fue detenido la madrugada del miércoles en su domicilio, en la comunidad Choin Lafquenche, en el sector San Jorge de la comuna de Collipulli. Personal policial desarrollaba en el lugar un operativo para detener a dos de los hijos del fundador de la CAM, Matías y Heriberto Ancalaf, por su presunta participación en el homicidio del sargento de Carabineros Francisco Benavides, ocurrido en mayo en la zona.

Según la acusación de la Fiscalía de La Araucanía, aproximadamente a las 05.30 horas del miércoles 6 de octubre de 2021, en cumplimiento de una orden judicial de entrada, registro e incautación, en el marco de la investigación por el delito de homicidio del sargento de Carabineros, personal policial sorprendió a Víctor Ancalaf manteniendo en su dormitorio cinco municiones calibre 12, marca Fiocchi, sin contar con autorización de autoridad competente.

Tras su formalización el Juzgado de Garantía de Collipulli lo dejó sujeto a firma semanal y arraigo nacional. En la audiencia de formalización, la magistrada María Fernanda Lagos Lepe desestimó la prisión preventiva solicitada por el ente persecutor y ordenó las cautelares que consideró que en esta etapa procesal satisfacían la necesidad de cautela y los fines del procedimiento. Además, fijó en 30 días el plazo de investigación.

En esa misma audiencia el Ministerio Público y la Delegación Presidencial de La Araucanía como parte querellante apelaron verbalmente las medidas cautelares, por lo que el tribunal dispuso el ingreso en tránsito del imputado al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Angol y ordenó elevar los antecedentes a la Corte de Apelaciones de Temuco, tribunal que decidió la prisión preventiva del imputado.

“La fiscalía logró revertir la resolución que había denegado la prisión preventiva respecto del imputado”, explicó el fiscal Carlos Bustos.

Por su parte, el defensor penal público Ricardo Cáceres Ethien, representante del comunero, señaló que “desgraciadamente en contra de nuestras pretensiones, la corte revocó la resolución del juez de garantía de Collipulli”.

El abogado sostuvo que la medida cautelar fue impuesta porque no obstante a que el comunero arriesga una “pena de delito simple, como es por la Ley de Armas no tendría beneficios. Es decir, que no tendría una pena sustitutiva”. Además, dijo se estimó que habría peligro de fuga de su representado.

El imputado ingresará al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Angol en prisión preventiva por los próximos 30 días.

La CAM, el indulto y rol de mediador

Junto a José Huenchunao, Ancalaf fundó la CAM promoviendo ocupaciones de predios en los noventas. A fines del gobierno de Eduardo Frei, las acciones de la organización se radicalizaron y Ancalaf, en la clandestinidad, protagonizó varias tomas.

En 1999 fue detenido por la ocupación del tribunal de Collipulli y pasó cinco meses tras las rejas. Entonces comenzó a dar un giro hacia posturas más moderadas para entablar negociaciones con el gobierno, lo que lo distanció de la coordinadora. Personeros de la Concertación de la época destacan su rol en la política de tierras que se gestó en la época.

No obstante, en 2002 fue detenido por su vinculación a atentados incendiarios contra camiones que trabajaban en la construcción de la represa Ralco. Entones su caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En 2004 fue condenado a un total de ocho años de cárcel por delitos de la Ley Antiterrorista además de penas por hurto de madera y desacato, pero ese mismo año en la solución amistosa del caso en la Comisión Interamericana, el gobierno se comprometió “a estudiar la aplicación de alguno de los instrumentos que el ordenamiento jurídico contempla para hacer uso de los beneficios garantizados a todas las personas que se encuentran privadas de libertad” y sería indultado.

El 1 de agosto de 2018 reapareció para liderar el diálogo de las comunidades mapuches con el entonces ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno. El crimen del comunero Camilo Catrillanca frustró ese proceso.

El 20 de mayo de este año un accidente de tránsito protagonizado por un trabajador del Parque Eólico Malleco terminó con un transeúnte fallecido. El hecho generó tensión en la zona de la comunidad Choin Lafkenche, quienes desplegaron una serie de protestas en la carretera.

El 24 de mayo, mientras Víctor Ancalaf participaba de las conversaciones con los representantes del Parque Eólico y la Municipalidad de Collipulli, en la Ruta R-35 efectivos de Carabineros fueron atacados con disparos al acercarse a una barricada. Una de las balas disparadas desde la orilla de la carretera dio en el tórax al sargento Francisco Benavides, quien falleció más tarde en un recinto asistencial.

Por ese crimen son indagados sus hijos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.