Viña del Mar: auditoría revela pago por $23 mil millones en horas extra entre 2016 y 2021

Municipalidad de Viña del Mar.

El informe, encargado por la administración de Macarena Ripamonti (RD), detectó además que en el período estudiado un 98% de los funcionarios recibió pagos por este concepto. También concluyó que hubo una gestión de cobranza deficiente, que supuso que el municipio dejara de percibir $66 mil millones entre 2018 y 2019.


Una auditoría forense realizada en la municipalidad de Viña del Mar para investigar eventuales falencias administrativas y financieras durante la administración de Virginia Reginato (UDI), reveló una serie de irregularidades que, según las autoridades locales, “confirman un notable abandono de deberes de la administración anterior al no haber cuidado mínimamente el patrimonio municipal”.

La investigación, licitada por la alcaldesa Macarena Ripamonti (RD) y que comenzó el 28 de diciembre de 2021, se extendió por seis meses y concluyó que entre enero de 2016 y junio de 2021 la municipalidad pagó un total de $22.979 millones en horas extra, a un 97,7% de los funcionarios y funcionarias de la casa consistorial.

También definió que hubo un incremento injustificado en los cánones de arriendo de inmuebles que pagaba -y todavía paga- el municipio para el funcionamiento de los departamentos de Seguridad Ciudadana y de Deporte y Recreación (conocida como la “Casa del Deporte”), beneficiando a propietarios particulares. Según el estudio, hay decretos alcaldicios que respaldan los procesos, sin observar cambios en las características de los edificios, como en su tamaño o mejoras.

La auditoría además refleja una gestión de cobranza deficiente -sin utilizar campañas con cartas de cobro o llamadas telefónicas- lo que provocó que el municipio dejara de recaudar aproximadamente $ 65.699,8 millones entre los años 2018 y 2019.

De acuerdo al informe también existen más de 1.000 bienes “no ubicados” y sin antecedentes para saber dónde están, entre los que figuran tres camiones, una motoniveladora y un cargador frontal.

Otras observaciones

La auditoría también arrojó 63 observaciones en las áreas de control financiero (12), control presupuestario (3), gestión municipal (35), reclutamiento y contratación de funcionarios (9) y adquisición de bienes y servicios (4).

En control financiero se identificó una falta de apego a las normas contables de la Contraloría General de la República, lo que supone, en la actualidad, problemas para declarar con exactitud los estados financieros de la municipalidad.

En control presupuestario se encontró una planificación y procedimientos deficientes, lo que en adelante implicará la necesidad de mejorar los procesos de formulación de los presupuestos anuales municipales, varios de los cuales se están implementando en el proceso 2023.

Por su parte, en el ítem personal la la auditoría revela falta de procedimientos y políticas institucionales para el óptimo manejo de los recursos humanos.

Al momento de asumir la administración, en junio de 2021, el equipo liderado por Ripamonti se encontró con un déficit presupuestario de $19.234 millones al interior del municipio, mientras que en la corporación la cifra era similar ($19.000 millones aproximadamente), por lo que las autoridades locales estudian presentar este informe a la fiscalía, que actualmente tramita una decena de causas por presuntas irregularidades.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.