Daniela Valdés, emprendimiento Puro Cotton, Providencia

Pure Cotton comenzó a enfocarse desde el año 2009 en textiles para niños, ropa para adultos (primeras capas) y vestuario corporativo en diseños que rememoran los colores de las telas naturales como beige, café y verde olivo.


Directamente desde localidades rurales indígenas de Chiclayo, Perú, llegan las telas de algodón con la que se elaboran los productos de Pure Cotton, emprendimiento de la periodista Daniela Valdés, que busca desarrollar la industria textil orgánica en Chile con un fuerte énfasis en el comercio justo.

La idea de este proyecto surgió luego de que Daniela trabajara en una empresa de carga aérea, donde pudo conocer algunos procesos de importación, pero fue específicamente a raíz de una experiencia personal –particularmente por situaciones de salud de su hijo- que esta emprendedora comenzó a investigar sobre las propiedades del algodón orgánico. Así fue cómo inició una investigación sobre la utilización de la ropa orgánica con menos impacto ambiental y descubrió que existían telas naturales orgánicas de algodón de muy buena calidad y que podían ser importadas desde Perú.

De esta forma, Pure Cotton comenzó a enfocarse desde el año 2009 en textiles para niños, ropa para adultos (primeras capas) y vestuario corporativo en diseños que rememoran los colores de las telas naturales como beige, café y verde olivo. El sello más importante: una cuidada selección de los materiales con los que se confeccionan las prendas que, según explica la creadora, contienen un 97% de algodón orgánico, mientras el otro 3% corresponde a broches e hilos hipoalergénicos. Además, Daniela se ha preocupado de que ninguno de los productos contenga químicos ni tinturas, ya que los diseños orgánicos generan menos daño a la piel de las personas sensibles a químicos y que sufren de dermatitis atópica, piel de cristal o transpiración excesiva.

Junto a la línea productiva, este proyecto también cuenta con un foco social. Según Daniela, los desechos del proceso productivo se entregan a un artesano que genera nuevos productos y se preocupa de cuidar el oficio de procesos clásicos de bordado y costura, además de promover la fabricación nacional. Daniela además colabora en una empresa de niños menores, corporación Jesús Niño, de la comuna de la Pintana.

A futuro, Pure Cotton saldrá al mundo tras sumar varios reconocimientos, entre ellos el recibir la categoría de triple impacto por SIIS, en un encuentro que se realizó con grandes empresas en Chile. La iniciativa podrá ser conocida en el extranjero luego de ser también premiada en el "Concurso de Industrias" de ProChile, en donde recibió parte del financiamiento necesario para participar de ferias especializadas en Francia, Italia y Alemania durante los próximos meses.

Comenta