La doctrina de la medianía

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins




SEÑOR DIRECTOR

Según la doctrina de la medianía o Zhongyong, uno de los cuatro libros de la filosofía política clásica china, en todas las actividades hay que adherirse con moderación y caminar con cautela por la medianía. Este aprendizaje permite velar por los suyos, sobre todo cuando el horizonte no es claro. Esto se ha observado durante la guerra entre Rusia y Ucrania. Beijing no ha manifestado un apoyo total a Moscú ni una oposición directa.

El conflicto simboliza el puzzle más complejo de este siglo para los principios e intereses chinos. Beijing lleva décadas instando al respeto por la soberanía y la integridad territorial, principio clave para la política de “una sola china” que Rusia se encuentra vulnerando en su invasión a Ucrania. Paralelamente, China promociona un sistema multipolar, donde es crucial que Europa y Rusia se mantengan como jugadores y no como campo de juego geopolítico. La guerra implica consecuencias para una economía china que se encuentra transformando bajo el marco de la política de “doble circulación”. El comercio entre la Unión Europea y China superó los 800.000 millones de USD el 2021, mientras que el comercio chino con Rusia fue de 150.000 millones de USD. Desde Occidente, la estrategia China es vista como un débil compromiso hacia las reglas internacionales. Siguiendo la doctrina del término medio no se vislumbra que China se involucre directamente, pero considerando su estatus de potencia mundial, ¿será suficiente una posición incierta para el desescalamiento del conflicto?

Andrés Bórquez

Coordinador del Programa de Estudios Chinos de la Universidad de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.