Los muros en la ciudad



SEÑOR DIRECTOR:

Hemos visto cómo se intenta borrar con pintura los grafitis del centro de Santiago, solo para verlos reaparecer nuevamente. Esto ocurre porque es en los muros de la ciudad donde se refleja la sociedad.

Borrar el descontento es equivalente a tapar el sol con un dedo. Es necesario reestablecer las comunidades de vecinos, locatarios, dueños y ocupantes del centro, con el fin de compartir el cuidado de la ciudad. En ese sentido, recuperar las fachadas de los edificios históricos será imposible sin recuperar primero el sentido de pertenencia, inclusión y seguridad del espacio público.

Sin embargo, también es importante distinguir entre el abanico de manifestaciones gráficas que abarca el término grafiti. No todo es rayado y vandalización, también existen obras de arte callejero que merecen ser valoradas y protegidas. Nuestro estallido social fue también una primavera de arte público, y no tengo dudas de que los collages, pinturas, esténciles y murales que aparecieron en las calles serán en el futuro objeto de estudios estéticos. El grafiti en sí mismo no es el problema, al contrario, ciudades como Nueva York, Londres y Berlín lo han convertido en un atributo turístico; el problema es el abandono del espacio público y su cooptación por algunos grupos violentos.

Valentina Rozas-Krause

Académica Universidad Adolfo Ibáñez

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.