Necesidad de una estrategia

FOTO: CRISTIAN VIVERO BOORNES/AGENCIAUNO




SEÑOR DIRECTOR:

La crisis de las personas migrantes y refugiadas en Chile, especialmente aquellas venezolanas, no ha cesado. Según nuestra experiencia y la del Obispado de Iquique, la mayor parte de quienes entraron en los últimos meses por la frontera norte del país han llegado a Santiago buscando una oportunidad para la integración. El alto costo de los arriendos y la imposibilidad de realizar una actividad laboral en condiciones de regularidad los está condenando a vivir en carpas o sometidos a una serie de abusos y vulnerabilidades. Es de especial preocupación la situación de los niños y niñas de esas familias.

Urge que el Estado asuma una estrategia clara para encauzar esta crisis y darle una solución, ya sea de mediano o largo plazo. Las organizaciones de la sociedad civil, así como algunos representantes de gremios empresariales estamos convencidos que una posibilidad para avanzar en una solución es el establecimiento de algún tipo de autorización para que personas migrantes puedan incorporarse formalmente al mercado laboral y con ello comiencen a integrarse con la dignidad que les es propia.

El próximo 18 de mayo, en el Centro Cultural La Moneda, el Arzobispado de Santiago estrenará el documental “Esperanza sin Fronteras” en el cual será posible ver las historias de algunas de estas familias que llegaron al país huyendo del hambre, la violencia y la falta de salud, entre otras. Se trata de un material inédito y conmovedor que permite “ponerse en los zapatos” de las personas migrantes y que será una buena oportunidad para comenzar a buscar soluciones, desde una perspectiva humana, que favorezcan la integración.

Luis Berríos Salinas

Secretario Ejecutivo

Vicaría de Pastoral Social Caritas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.