Para una nueva Constitución



SEÑOR DIRECTOR:

Es evidente que, luego del fracaso de la Convención Constitucional, el nuevo proceso requiere bases, principios o límites (ex ante) que faciliten la discusión político-jurídica, independiente del órgano llamado a proponer el borrador y los miembros de este. Lo anterior adquiere importancia cuando en un futuro proceso constituyente los plazos serán aún más acotados.

Es acá donde toma un rol preponderante el de los expertos (no los simples asesores), permitiendo aterrizar la discusión constitucional hacia la formación de reglas y principios, evitando la sobrerregulación a nivel constitucional y las incoherencias de texto, situaciones que, en parte, dieron origen a un texto transversalmente rechazado.

Christopher Gotschlich

Abogado y académico UCEN

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.