Una encuesta del proceso constituyente



Por Paula Walker, profesora de la Escuela de Periodismo Usach

La Asociación de Investigadores de Mercado y Opinión Pública dio a conocer una encuesta realizada colaborativamente por 21 empresas para comprender qué significa el proceso constituyente en la percepción de las y los chilenos. Realizaron entrevistas en profundidad, una encuesta nacional y analizaron el contenido de cobertura que los medios de comunicación tradicionales y online le han dado al proceso constituyente: los noticieros centrales solo le han otorgado un 5,9% del total de la cobertura a la nueva Constitución (entre agosto de 2019 y febrero de 2021). Para los medios tradicionales y online (prensa nacional, regional, radios y sitios de noticias online) después de la cobertura al Covid, este proceso es lo más importante.

Las expectativas de las personas en el proceso constituyente son altas. Es considerada la elección más relevante, más motivadora para ir a votar, y se confía en que se pueden resolver problemas urgentes para el país. La esperanza está puesta en lograr un nuevo acuerdo social que traiga cambios positivos para el país, la democracia y la manera en que regulamos nuestra vida.

Sin embargo, el proceso ya tiene amenazas que se pueden trabajar desde ahora: falta información para elegir a las y los candidatos a la convención, también sobre los contenidos más relevantes a modificar en una nueva Constitución y conocer al candidato o candidata del distrito. A mayor edad, sobre 55 años, las personas quieren enterarse del proceso a través de la radio, la tv y la prensa. En las redes sociales, por el contrario, son las personas más jóvenes quienes esperan encontrar información y debate. Quieren conocer encuestas, asistir a cabildos en sus comunas o barrios, votar a través de correo electrónico por temas que les importan, pedir audiencias con las y los constituyentes, ir a foros.

¿Están implicados las y los chilenos en el proceso? Aquí el indicador arroja que solo un 18% resulta altamente implicado, lo que nos desafía a encontrar mecanismos para profundizar el interés: desde conversaciones familiares hasta el rol de los medios de comunicación, las organizaciones, establecimientos educacionales, universidades partidos políticos, etc.

¿Cuán listos estamos para tolerar una máxima transparencia y fiscalización del comportamiento de las y los constituyentes con respecto a quiénes los eligieron? Las y los candidatos deben redoblar sus esfuerzos (aunque estemos en pandemia) para llegar a más personas, contactarlas e implicarlas en este desafío. Un 81% de las y los consultados dice que no ha participado de ninguna reunión o conversatorio con candidatos o candidatas.

El mayor riesgo por delante es que la convención sea capturada políticos tradicionales y no exista el espacio de representación y participación para las personas independientes. La posible captura se enfrenta con información independiente, con transparencia total y mecanismos innovadores para hacer participar a la ciudadanía.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.