No puedo tener orgasmos en cuarentena

orgasmocuarente

Las inquietudes que surgen en torno a la sexualidad suelen ser infinitas; sin embargo, muchas veces son omitidas por miedo a que se trate de una excepción. En Paula quisimos conversar sobre estos temas abiertamente y darles un espacio a ustedes, nuestras lectoras, para que puedan plantear sus dudas y nosotras, con la ayuda de expertos, resolverlas.




LA PREGUNTA

"Soy soltera y vivo con una amiga en un departamento ubicado en una de las comunas que está en cuarentena. Esta es la tercera semana que trabajo desde la casa, así que, desde entonces, no he tenido contacto social. Si bien no estoy en pareja, tengo una vida sexual activa. De hecho dos semanas antes de que empezara todo esto había conocido a un tipo con el que estábamos saliendo, pero perdimos el contacto al no poder vernos más. En este escenario, he intentado satisfacer mi placer sexual sola, a través de la masturbación, pero no sé por qué no he logrado tener un orgasmo. Antes me había pasado, pero únicamente cuando estaba con alguna pareja. Nunca me había costado tanto exitarme sola, y por eso me gustaría saber si influye el aislamiento en el placer sexual".

Magdalena Pérez, 27 años.

LA RESPUESTA

La anorgasmia femenina es la dificultad -persistente y recurrente- que tiene una mujer para llegar a un orgasmo. Los expertos en sexualidad han definido que existen dos tipos: la anorgasmia primaria, cuando una mujer nunca ha tenido un orgasmo; y la secundaria, que ocurre cuando de un momento a otro, dejan de tenerlos.

Las causas son múltiples y variadas y pueden estar relacionadas con problemas físicos, psicológicos o mixtos. Odette Freundlich, kinesióloga experta en sexualidad, dice "a veces ciertos medicamentos, enfermedades o problemas ginecológicos pueden influir, pero en este caso me atrevo a pensar que tiene que ver con el encierro y la incertidumbre que ha provocado en muchas y muchos estar viviendo esta pandemia".

Según la experta, cuando estamos estresados liberamos cortisol, una hormona que se conoce como el enemigo número uno de la sexualidad. "El estrés hace que la testosterona descienda y que el nivel de cortisol en la sangre aumente, debilitando las funciones sexuales. Está comprobado que las preocupaciones cotidianas dañan significativamente el deseo sexual tanto en la pareja como en solitario", dice Odette. En ese sentido, complementa, cambiar la rutina genera estrés y a eso debemos sumarle que la mayoría estamos constantemente alerta y pendientes de lo que está ocurriendo en el mundo. Y eso no permite concentrarse en el aquí y ahora, ni menos conectarse con el placer y el orgasmo.

"Si alguna mujer estaba acostumbrada a autogestionar su placer en momentos de soledad y ahora en cuarentena siempre hay gente en la casa, claramente le va a costar más llegar al orgasmo, porque siempre está el temor de que alguien entre sorpresivamente", dice. Por eso, es importante, en la medida de lo posible, buscar espacios de calma y privacidad.

¿Afecta no tener sexo en pareja?

Odette Freundlich dice que conseguir un orgasmo sola es más fácil que en pareja, por tanto no debería afectar. "Lo que sí puede influir es que, al no tener relaciones sexuales con un otro, se pierde una parte del erotismo que es estimulante y que es el juego sexual que se da entre ambos".

En ese sentido recomienda incitar el deseo e imaginario erótico con películas, cuentos o incluso con sexting. "La masturbación no consiste solamente en frotar el clítoris con un juguete o con la mano, hay que conectarse con el placer, de lo contrario, es mucho más difícil llegar al orgasmo", explica.

Por el momento, la experta afirma que no hay que preocuparse, pero si esta situación se extiende por más de dos meses, se debería consultar con algún especialista. "Si bien la mayoría de los casos se produce por causas psicológicas, es importante descartar que no exista un componente orgánico que esté influyendo", concluye.

Comenta