El Hoyo: los vaivenes de sacar adelante un negocio gastronómico

Guillermo Valenzuela confiesa que todavía está en mente vender el clásico restaurante.

Guillermo Valenzuela, propietario junto a sus hermanos de este clásico de la cocina chilena, cuenta en 360° -el segundo bloque de Transformadores- que todavía está la intención de vender el local. Además, da consejos a quienes serán sus sucesores.


Seriedad, cercanía con el público y buenos productos. Esas son, según Guillermo Valenzuela, las claves que han permitido que El Hoyo, restaurante emblema de la cocina chilena, tenga más de 100 años con una clientela fiel que cada semana llega a comer perniles, arrollados, prietas y lengua al local de Estación Central.

En mayo del año pasado se corrió la voz de que El Hoyo estaba en venta. La razón: Guillermo y sus tres hermanos querían retirarse del negocio. Entonces, el público explotó: durante los meses siguientes, miles de personas llegaron a la taberna a tomarse un terremoto antes de que el lugar pasara a otra administración. Sin embargo -cuenta Guillermo Valenzuela en esta entrevista- la venta, que estuvo a punto de cerrarse con con unos compradores chinos, no prosperó debido al elevado costo en el pago de impuestos.

Sin embargo, los Valenzuela no han echado pie atrás en su decisión. Acá, Guillermo explica por qué y, además, hace un llamado a sus potenciales sucesores: “Ojalá no cambien mucho del restaurante”, dice, y también entrega algunos consejos a quienes quieren iniciarse en un emprendimiento gastronómico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Barbara Espejo y Simón Espinoza –creadores de Había una voz– junto con Trinidad Jove –diseñadora y fundadora de Magia y Cartón– compartieron las inspiraciones detrás de sus emprendimientos, el camino que han recorrido y cómo lo han hecho para darse a conocer.