Chadwick y Piñera: cinco hitos de su relación política y personal

Primos

Veranearon juntos desde temprana edad pero no siempre tuvieron un vínculo estrecho. Fue de adultos que consolidaron su cercanía, la que se afianzó con ambos en La Moneda: uno como Presidente y el otro como su ministro de mayor confianza.


"Andrés Chadwick no es ministro por ser primo mío. Lo es porque tiene una larga trayectoria", aseguraba en diciembre de 2018 el Presidente Sebastián Piñera en una entrevista a TVN cuando el entonces titular de Interior era duramente cuestionado por su rol en el contexto de la muerte del comunero mapuche, Camilo Catrillanca, durante un operativo policial.

Casi 10 meses después -en octubre de este año- Chadwick saldría del gobierno en medio del estallido social. En la despedida en público en La Moneda -luego del cambio de gabinete-, el exsenador UDI y Piñera se darían un emotivo abrazo, dando cuenta de la cercanía y confianza que se consolidó entre ambos cuando compartieron en La Moneda.

Pero la relación no siempre fue siempre así. Revisa a continuación cinco hitos de la relación política y familiar de Piñera y Chadwick, quien fue acusado constitucionalmente este miércoles por el Senado.

Del Congreso a La Moneda: Su ingreso al gobierno

Andrés Chadwick ingresó al gabinete del primer gobierno de Piñera el 18 de julio de 2011 tras ser nombrado como ministro Secretario General de Gobierno (vocero). En dicho cargo gubernamental reemplazó a la hoy senadora UDI, Ena von Baer.

Para hacer su arribo al gobierno, Chadwick debió renunciar a su cargo de senador por la Circunscripción 9 (correspondiente a la Región de O'Higgins). Lo mismo debió hacer Pablo Longueira, quien dejó su puesto como senador gremialista para asumir como ministro de Economía.

En aquella oportunidad, Piñera realizó su segundo cambio ministerial -previamente Andrés Allamand había reemplazado a Jaime Ravinet en Defensa- con modificaciones profundas. Además de la llegada de Chadwick y Longueira, hubo más cambios: Joaquín Lavín pasó del Ministerio de Educación a Mideplán; Felipe Bulnes de Justicia a Educación; Teodoro Ribera arribó a Justicia; Laurence Golborne pasó de Minería a Obras Públicas; Hernán de Solminihac de Obras Públicas a Minería; y Fernando Echeverría se transformó en ministro de Energía.

Chadwick se convierte en el hombre fuerte de Palacio

El 5 de noviembre de 2012, el Presidente Piñera removió de Interior a Rodrigo Hinzpeter, quien se había instalado en el gobierno en marzo de 2010 como exjefe de campaña y mano derecha del Presidente. Su figura, sin embargo, se fue debilitando con el correr del tiempo, siendo inevitable su salida tras el denominado "Caso Bombas".

Chadwick pasó de la Segegob a Interior, transformándose en jefe de gabinete. 

Previo al cambio, según relató La Tercera PM, el entonces vocero y Hinzpeter habían protagonizado pugnas de poder en La Moneda. De hecho, a Chadwick se le había comenzado a apodar como "triministro", por el peso político que había asumido frente a sus pares.

Con la modificación en el gabinete, Chadwick no sólo se confirmó como el número dos de La Moneda, sino que también como el hombre fuerte del piñerismo.

El líder de Avanza Chile

Una vez que entregó su primer gobierno para dar paso al segundo mandato de Michelle Bachelet, Sebastián Piñera creó la fundación Avanza Chile, con domicilio en Apoquindo 3.000.

El escogido por Piñera para liderar la organización fue Andrés Chadwick, quien asumió como presidente del directorio. De igual manera, otros exministros del primer periodo de Piñera llegaron al equipo directivo: Cecilia Pérez, Felipe Larraín, Alfredo Moreno y Cristián Larroulet, entre otros.

Con Chadwick al mando, Avanza Chile lideró la campaña presidencial que devolvió a Piñera a La Moneda. Por ello, no extrañó que los principales colaboradores de la fundación volvieran a asumir un ministerio: Pérez en la vocería, Larraín en Hacienda y Moreno en Desarrollo Social.

También se sumaron a los ministerios otros integrantes activos de Avanza Chile: Gonzalo Blumel llegó en 2010 a la Segpres -y desde octubre de este año es ministro de Interior- e Isabel Plá al  ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Por cierto, todos ellos bajo el mando del jefe de gabinete, Andrés Chadwick, quien nuevamente se convirtió en ministro del Interior.

Lazos de familia

Durante los días de verano, Herman Chadwick Valdés y Paulette Piñera Carvallo llevaban a sus hijos a La Serena, donde coincidían con la familia formada por Manuel José Piñera y Magdalena Echeñique. Allí, los jóvenes Andrés Pío Bernardino y Miguel Juan Sebastián (el Presidente) coincidieron durante mucho tiempo en la casona familiar de los Piñera, aunque no compartieron con demasiada profundidad.

En esto último influyó la diferencia de edad: Piñera, quien hoy tiene 70 años (nacido el 1 de diciembre de 1949), es siete años mayor que Chadwick, de 63 (nació el 2 de enero de 1956).

Ya de adultos, ambos comenzaron a coincidir en la hacienda familiar de San Damián. Luego vino la política, desde sus respectivas trincheras: Chadwick en la UDI y Piñera en RN. Más tarde en el gobierno, en Avanza Chile y en La Moneda nuevamente.

En bandos opuestos dentro de la Alianza

"A diferencia de lo que muchos piensan, ellos si bien son familiares, no siempre han sido muy cercanos. Cuando Andrés (Chadwick) llegó al gobierno, ahí recién se creó una relación de confianza política", declaró hace un tiempo a La Tercera PM José Antonio Viera-Gallo, cuñado de Chadwick.

Uno de los momentos más difíciles en la relación política entre Chadwick y Piñera se produjo en el contexto de las elecciones presidenciales de 2005.

Tras perder en 1999 ante Ricardo Lagos en segunda vuelta, Joaquín Lavín -de la UDI- se perfilaba como el candidato natural de la Alianza, el conglomerado de derecha. Ello, con el aval de Chadwick, uno de los llamados "coroneles" del partido con sede en calle Suecia.

El magro resultado de la derecha en las elecciones municipales de 2004 preocupó a Renovación Nacional, partido que proclamó sorpresivamente el 14 de mayo de 2005 a Piñera como candidato presidencial, propinando un golpe irreversible a la candidatura de Lavín y de paso, al propio Chadwick.

El desenlace fue que Piñera logró llegar a la segunda vuelta, donde fue derrotado por Michelle Bachelet.

En la actualidad, y con la crisis social como telón de fondo,  Chadwick ha mantenido contacto con Piñera, así como la relación de confianza y cercanía. 

Comenta