DC, PS y RD respaldan nueva fecha de cambio de mando

cambiodemando

Foto: La Tercera/Archivo

En sus fundamentos, el texto del proyecto sostiene que "al realizarse el cambio en las fechas de las elecciones no se consideró que se aumentaría el tiempo de transición, generando un período demasiado extenso, que no responde ni al espíritu de la Constitución, ni tampoco a lo que ha sido la tradición de la historia política de Chile".


Luego de cada elección presidencial, conviven en Chile dos presidentes -uno en ejercicio y otro electo- durante cerca de tres meses.

Para reducir ese lapso, los diputados RN Francisco Eguiguren, Karin Luck y Sebastián Torrealba redactaron un proyecto de ley, que hoy ingresarán al Congreso con el respaldo de sus pares Jorge Sabag (DC), Miguel Ángel Calisto (DC), Jorge Brito (RD), Marcelo Díaz (PS) y Renato Garín (RD).

En sus fundamentos, el texto sostiene que "al realizarse el cambio en las fechas de las elecciones no se consideró que se aumentaría el tiempo de transición, generando un período demasiado extenso, que no responde ni al espíritu de la Constitución, ni tampoco a lo que ha sido la tradición de la historia política de Chile".

De esta forma, la iniciativa propone un único artículo que modifica la fecha del cambio de mando desde el 11 de marzo al 1 de enero.

Sobre el punto, el texto precisa que "la fecha de las elecciones sufrió una modificación y el último presidente electo, Sebastián Piñera Echenique, estuvo en dicha condición entre el 17 de diciembre de 2017 y el 11 de marzo de 2018, ocurriendo en el intertanto episodios de relevancia política que, lógicamente, tenían una condición particular, pues el gobierno saliente tenía posiciones distintas al gobierno entrante".

La modificación propuesta impactará también a los parlamentarios, ámbito en que -sostiene- la situación "es más agravada". Para explicar esto, el documento destaca que "el nuevo Congreso fue electo el 19 de noviembre de 2017 y asumió en funciones el 11 de marzo de 2018. Durante todo ese período siguió legislando un Congreso que la ciudadanía no quería y, por lo mismo, ya había manifestado un cambio político".

Comenta