Disputa Matthei-Sichel enreda escenario presidencial oficialista

Matthei calificó a Sichel como el candidato “de los empresarios”. El expresidente de BancoEstado respondió y la acusó de representar una política “noventera”. Mientras La Moneda pidió “calmar” los ánimos, en Chile Vamos se instaló una inquietud ante la opción de que el exministro vaya directo a primera vuelta.




Una reunión telemática sostuvo ayer en la mañana el precandidato presidencial Sebastián Sichel con su equipo más cercano, entre ellos, Juan José Santa Cruz. En la oportunidad, según presentes, se abordó un tema que generó preocupación en el entorno del exministro: las declaraciones de la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), quien tiene aspiraciones de competir en la primaria presidencial de Chile Vamos.

“Sichel es el candidato de los empresarios (...), de LyD, que no quiere perder influencias y de políticos que no quieren perder poder”, dijo Matthei en entrevista con El Mostrador, agregando que sería “una irresponsabilidad política tremenda” pasarle el mando a “una persona que no está probada” y que “recién viene llegando al sector”.

La también exministra apuntó al Instituto Libertad y Desarrollo, argumentando que “es obvio que buena parte de sus equipos están construyéndose desde allí”, junto con señalar que “Andrés Chadwick hijo era el periodista de Libertad y Desarrollo y se fue a trabajar con Sichel; lo han invitado, le han dado grandes ovaciones, y espero que el Centro de Estudios Públicos (CEP) no esté haciendo lo mismo”.

Los dichos de Matthei tensionaron la carrera presidencial oficialista y terminaron enredando el escenario. Esto, ya que durante la cita telemática varios del entorno de Sichel transmitieron que había que pedirles a los dirigentes de Chile Vamos que ese no debía ser el ánimo en el sector, sobre todo cuando se había dicho que habría un compromiso de “fair play” entre los abanderados de la centroderecha. De lo contrario, según presentes, se le recomendó al exministro que evalúe ir directo a primera vuelta si es que sigue ese ánimo en Chile Vamos.

De hecho, Santa Cruz, en entrevista con La Tercera PM, sostuvo ayer que “si no se dan las condiciones en Chile Vamos, no tenemos ningún temor de ir a primera vuelta”, agregando que “me gustaría saber si Chile Vamos valida ese tipo de campañas”.

Las declaraciones de Matthei ocurren luego de que en diciembre se reuniera con los otros presidenciables del sector -Mario Desbordes (RN) y Joaquín Lavín (UDI)-, cita a la que no fue invitado Sichel y en la que se acordó una campaña limpia y con “fair play”. De hecho, Matthei después se reunió con Felipe Kast (Evópoli), con quien pactó lo mismo, mientras que Lavín se reunió la semana pasada con Sichel. En esa oportunidad, según quienes conocieron del encuentro, también se acordó que no haya “fuego amigo”.

En el entorno de Sichel aseguran que el exministro de Desarrollo Social le había escrito justamente el martes a Matthei para reunirse. Sin embargo, desde el equipo de la alcaldesa sostienen que ella lo llamó, pero que no hubo respuesta ni regresó sus llamados.

Hay quienes en el oficialismo atribuyen los dichos de Matthei a que cree que Sichel no es la carta conveniente para el sector y porque le generan dudas los “respaldos” políticos que tiene, los que, a su juicio, serían de Andrés Chadwick y Andrés Allamand. En el entorno de Sichel, en tanto, lo atribuyen al alza del exministro en encuestas.

Bajo este escenario, Santa Cruz no fue el único que le respondió a Matthei, sino que también el propio Sichel. “Es tratar de hacer daño para construir una imagen”, dijo. Y agregó: “Yo tenía 12 años el año 90. Prendí la tele y había muchos de estos candidatos dando vueltas, entre ellos, Evelyn Matthei. Y me dolía mucho esa política que era, se acuerdan, de espionaje, acusaciones de droga, toda una forma de hacer vieja política en que estábamos más preocupados de destrozar al del frente que de contribuir a un proyecto común. Hoy vi las declaraciones (de Matthei), y parece que hay atisbos de eso todavía en ella”.

Más temprano, había dicho en radio Agricultura que “me parece patético que todavía alguien ande diciendo que soy el candidato de alguien”, y calificó la actitud de Matthei como una “política del codazo” y “noventera”.

Las declaraciones cruzadas encendieron las alarmas en La Moneda. De hecho, según fuentes del oficialismo, el ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, conversó el tema con algunos timoneles de Chile Vamos, entre ellos el de la UDI, Javier Macaya, para pedirles que ayuden a “calmar los ánimos”.

En La Moneda, además, sostienen que si bien aún no hay una instrucción oficial, los ministros y subsecretarios deberán mantener prescindencia frente a los precandidatos presidenciales del sector con miras a evitar conflictos y solo apoyar al abanderado que se elija en primarias. “Doy por descontado que el Presidente nos pedirá apoyar solo al candidato final”, dice un ministro.

En ese sentido, en el bloque igual generó inquietud la posibilidad de que Sichel llegue directo a primera vuelta, ya que eso podría aumentar la dispersión de votos y, por ende, que termine significando una derrota para el sector.

“No podemos desaprovechar la energía que la unidad genera. Hemos logrado cambiar la lógica de la confrontación y la competencia por la generosidad y complementariedad. Y eso debe correr también para nuestros candidatos presidenciales. Esta polémica puede empañar el momento de unidad que fuimos capaces de generar”, dijo Macaya.

Respecto de la opción de que Sichel vaya directo a primera vuelta, agregó: “Esperamos que superemos esto y no se dé ese escenario. La primaria debe darse con todos los de nuestro sector que quieran competir”.

El diputado y vicepresidente de RN, Tomás Fuentes, en tanto, criticó los dichos de Matthei e indicó que “se equivoca con la política de los codazos, ya no estamos en la década de los 90, donde la política era blanco o negro”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.