Documento DC marca distancia con el PC, el PS y el Frente Amplio

Autor: Luis Cerda

El timonel de la DC, Fuad Chahin, recibió el texto a tres meses de su gestión.

“Más que definir con qué partidos hacer coalición, el PDC debe expresar claramente con qué partidos no quiere hacer coalición”, dice el texto.


En el marco de los tres meses de gestión de la mesa directiva de la Democracia Cristiana, encabezada por Fuad Chahin, un grupo de asesores político-comunicacional de la colectividad elaboró un balance de la administración y visiones estratégicas para el futuro del partido.

En el documento interno, al que tuvo acceso La Tercera, se marcan distancias con el Partido Comunista, el Partido Socialista y el Frente Amplio a distintos niveles.
El trabajo que fue liderado por el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, y un grupo de profesionales, sostiene que el objetivo de la nueva directiva apunta a “avanzar hacia la definición de una hoja de ruta doctrinaria y programática que reinstale al partido en el corazón y las conciencias de los chilenos, y pueda hacer eco de las necesidades materiales y valóricas del nuevo Chile”.

Uno de los primeros puntos que aborda el texto es la “transparencia a toda prueba”. En ese punto destacan el trabajo que se ha realizado junto con los exfiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena. Además, en el apartado se marca una explícita distancia con el Partido Comunista y el Frente Amplio. En esa línea, se afirma que la DC no tendrá complejo en condenar abusos, corrupción, y tráfico de influencias como “ya lo hicimos marcando una posición clara respecto de un eventual apoyo al expresidente Lula da Silva, hoy condenado en segunda instancia a 9 años y medio de prisión por corrupción. Una diferencia sustancial respecto de ciertos miembros del Frente Amplio, el PC y líderes que al tiempo que se dicen progresistas, mantienen una postura ambigua para condenar las sistemáticas violaciones a los DD.HH. que perpetra el régimen de Ortega en Nicaragua, o el mismo Maduro en Venezuela”.

En tanto, el documento es claro también sobre otro punto donde existen diferencias con partidos de la centroizquierda: el aborto. Según puntualiza el texto evaluativo, “este es el tiempo de abogar por la vida y promoverla. Las excepciones en materia de aborto ya se establecieron, las apoyamos y promovimos. Como DC somos categóricos en que cuando estamos hablando de una vida en desarrollo, no se trata del derecho a disponer como se quiera de un bien jurídico por la mujer. Acá estamos hablando de dos dignidades, dos vidas que deben cautelarse. Esto nos diferencia claramente de ciertos sectores de izquierda o del PS”.

En esa línea, más adelante el documento puntualiza que temas como las diferencias para enfrentar situaciones en ciertos gobiernos de la región o el aborto limitan las opciones de alianzas políticas con partidos que lo respaldan o impulsan. “Más que definir con qué partidos hacer coalición, el PDC debe expresar claramente con qué partidos no quiere hacer coalición. De eso se trata la construcción de una nueva identidad partidaria. Si hay partidos que dudan de la universalidad de los derechos humanos, no hay que pactar con ellos (…) Si hay partidos que diagnostican a Chile con una crisis institucional en que es necesario cambiarlo todo, no hay que pactar con ellos. Si hay partidos que validen el aborto libre, lo mismo”.

Relación con el gobierno

El texto también profundiza en la actual relación con el gobierno de Sebastián Piñera. Si bien el estudio plantea que la DC “ofrece constituirse en un partido articulador de consenso” esto “no es fácil avanzar sin haber resuelto de manera clara y categórica el caso del subsecretario Luis Castillo (…) Hemos solicitado expresamente al gobierno la renuncia de Castillo. En esta demanda hemos recibido el apoyo y solidaridad fraterna de los otros partidos de oposición. No obstante, el gobierno se ha negado a dar este importante paso. Si bien apoyaremos con entusiasmo las iniciativas legislativas que mejoren la vida de los chilenos, claramente la presencia de Castillo como subsecretario desanima a nuestras sociales y ciudadanas. Es difícil fortalecer el rol articulador del PDC frente a la inercia del gobierno en una materia tan crucial para el partido”, puntualiza el texto.

En esa misma línea, el estudio da relevancia al impulso de partido frente a la crisis medioambiental en Quintero y Puchuncaví, otro tema que los distancia con el Ejecutivo. “Se ha liderado la investigación y esclarecimiento de responsabilidades políticas y empresariales en la última crisis medioambiental, llamando al gobierno a establecer una mesa político-técnica para abordar el problema”.

El texto ya está en manos de la mayoría de los miembros de la mesa directiva del partido, entre ellos su presidente, y deberá ser discutido en un próximo encuentro de la dirigencia.


Extractos del documento

*Condena a la corrupción

“ Ya lo hicimos marcando una posición clara respecto de un eventual apoyo al ex Presidente Lula da Silva (…) Una diferencia sustancial respecto de ciertos miembros del FA, el PC y líderes que al tiempo que se dicen progresistas, mantienen una postura ambigua para condenar las sistemáticas violaciones a los DD.HH. que perpetra el régimen de Ortega en Nicaragua, o el mismo Maduro en Venezuela”.

*Aborto libre

“ Las excepciones en materia de aborto ya se establecieron, las apoyamos y promovimos. Como DC somos categóricos en que cuando estamos hablando de una vida en desarrollo, no se trata del derecho a disponer como se quiera de un bien jurídico por la mujer. Acá estamos hablando de dos dignidades, dos vidas que deben cautelarse. Esto nos diferencia claramente de ciertos sectores de izquierda o del PS”.

*Coaliciones y pactos

“Más que definir con qué partidos hacer coalición, el PDC debe expresar claramente con qué partidos no quiere hacer coalición. De eso se trata la construcción de una nueva identidad partidaria. Si hay partidos que dudan de la universalidad de los derechos humanos, no hay que pactar con ellos (…) Si hay partidos que validen el aborto libre, lo mismo”.

* Relación con el gobierno

“El PDC ofrece constituirse en un partido articulador de consensos. Este espíritu de colaboración por cierto que incluye al gobierno. Sin embargo, no es fácil avanzar sin haber resuelto de manera clara y categórica el caso del subsecretario Luis Castillo (…) Hemos solicitado expresamente al gobierno la renuncia de Castillo (…) No obstante, el gobierno se ha negado a dar este importante paso”.

Seguir leyendo