Giorgio Jackson: "Tener diferencias es distinto que apuntarse con el dedo, y eso ha pasado en el Frente Amplio"

Imagen GIORGIO JACKSON366

El parlamentarios analiza los últimos conflictos en su bloque, con los que asegura se han ido resquebrajando las confianzas. Además analiza lo sucedido con la reforma tributaria y dice que la DC le "hace el juego a la derecha" por lo que ve muy difícil un entendimiento electoral con esa tienda.




Sentado en un café en Bellas Artes, sector del distrito que representa, el diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson analiza lo ocurrido durante las últimas semanas. Por un lado, cree que la decisión de la Democracia Cristiana de aprobar la idea de legislar la reforma tributaria, desmarcándose de la postura del resto de la oposición, dañó las relaciones, las que incluso estarían "llegando a un punto de no retorno".

Pero además, reconoce que dentro de su propia coalición también hay fracturas. El parlamentario asegura que "hay acciones en el Frente Amplio que van resquebrajando las confianzas internas".

¿Cómo evalúa la división opositora por la idea de legislar la reforma tributaria?

Como un revés, que genera dos tensiones importantes en lo que se venía construyendo. Una desconfianza, por esta decisión de Fuad Chahin que baja como una especie de orden de partido a sus diputados. Pero también se genera una tensión dentro de la DC entre sus grupos técnicos, bases y parlamentarios.

La DC dice que no había acuerdo para rechazar la idea de legislar…

Hubo una decisión política, por parte de Fuad Chahin, que a los diputados les pasó por encima, que los dejó comprometidos y con las confianzas muy rotas tanto entre sus técnicos, sus bases y sus parlamentarios, como también con el resto de la oposición.

Sin embargo, la DC ha dicho que no aceptará la regresividad de la reforma. ¿Cree en su palabra?

No pondría las manos al fuego por las palabras de la DC en este aspecto. Eso sí creo que el gobierno ha celebrado precozmente. Esta reforma tributaria en su tramitación, que todavía es incierta, va a dejar una cicatriz en el relato del gobierno porque efectivamente muestra cómo a través de la práctica no son los niños quienes están primero sino que son los súper ricos.

¿Cree que aún hay posibilidades de que la reforma tributaria termine siendo un buen proyecto?

Nosotros desde el principio hemos estado disponibles. Ahora el gobierno ha actuado de manera poco honesta, porque en vez de traer al debate democrático en las comisiones una propuesta que permita generar un espacio mayor de consenso, aplicó la vieja estrategia de la cocina y montó una escena teatral, porque ya estaba todo cortado. Hasta ahora el gobierno ganó el primer set, pero puede que sea una celebración de victoria pírrica si es que no cede.

¿Cómo debe darse la relación con la DC luego de los desencuentros que han tenido durante el último año?

Al menos desde mi postura hay que seguir en cada proyecto argumentando y teniendo base técnica, política y social para apoyar aquellas cosas que creamos buenas, pero rechazar con fuerza aquellas cosas que creamos que sean retroceso. No vamos a tener problema de ir a buscar votos a los sectores de la ex Nueva Mayoría, de los sectores regionalistas e incluso de sectores más moderado del oficialismo como lo hemos hecho hasta ahora. Lo que si es cierto es que los intentos de generar confianzas con la DC están llegando a un punto de no retorno, Y eso por supuesto que tiene implicancias políticas en las elecciones.

Entonces comparte los dichos de la presidenta de RD, Catalina Pérez, que dijo que espera que la DC no busque al Frente Amplio para futuras alianzas electorales.

La DC es muy pragmática cuando quieren alcanzar espacios de poder, pero cuando se trata de convicciones o en esa disyuntiva de favorecer o frenar beneficios los empresarios más ricos de este país no están disponibles. Ese es un antecedente que no se puede obviar a la hora de tejer un camino electoral. En la práctica, quienes le hacen el juego a la derecha no somos nosotros. Me imagino que muchos y muchas alcaldesas y alcaldes de la DC hoy saben que las acciones que Chahin toma a espaldas de sus bases pueden perjudicar seriamente la reelección de sus alcaldes.

Pero ¿es necesario hacer alianzas con la DC para lograr victorias?

La ambigüedad en la DC no es favorable para el régimen de coaliciones políticas, porque dificulta la confianza en su institucionalidad. Hay un sector de la DC heredero de sus inicios, de Frei Montalva, de una DC que nace con un gen progresista, pero hay otra DC más vinculada a la puerta giratoria, a los directorios de empresa, a la reproducción de la desigualdad y del conservadurismo en temas valóricos que es más parecida a Chile Vamos. Un sector de la DC estaría más cómodo y estaría más realizado en el oficialismo que en la oposición.

En el oficialismo también hay tendencias distintas...

Exacto y cuando se pone el foco en la oposición creo que se están omitiendo ciertas tensiones en el oficialismo que son una bomba de tiempo. Por una lado tenemos la crisis por el tema evangélico y por los temas valóricos. Además, uno de los principales fuegos amigos que tiene el Ejecutivo viene desde el ala de la extrema derecha. Juntar esos opuestos, desde las orillas de la DC hasta el radicalismo de J.A Kast, me parece que pueden ser polos más extremos que lo que existe en la oposición.

Pero la derecha se cuadra en el Congreso.

El poder ordena, ser gobierno ordena, pero ya se esbozan grietas al interior, lo vemos por ejemplo en redes sociales. Fuegos cruzados entre distintos miembros del oficialismo en términos mucho más duros que lo que se da en la oposición.

A diferencia de la reforma tributaria en Admisión Justa hay unidad en la oposición. ¿Fue una buena idea del gobierno separar los proyectos?

Es bueno que lo haya separado. El que está en el Senado es un proyecto que espero que es apruebe, salvo una norma. El de la Cámara, que es el más polémico, es una mala idea, y eso lo he pensado siempre. Así que creo que esa parte de la iniciativa no va a prosperar y espero que así sea.

Pero si se avanza en la idea de legislar por votos opositores sería una gran derrota ¿no?

La verdad es que no creo que ese proyecto prospere. El gobierno ya entendió que Admisión Justa es un proyecto sin viabilidad política, ya le dieron por perdido.

Durante las últimas semanas las diferencias personales de diputados del Frente Amplio tensionaron nuevamente la bancada. Incluso el jueves se concretó la división de comités parlamentarios. ¿Qué análisis hace usted?

Esta decisión que toma la Convergencia, el Partido Liberal y Comunes se comienza a conversar luego de la votación a la mesa de la Cámara. Tener diferencias es distinto que apuntarse con el dedo, y eso ha pasado en el FA. Es distinto no aceptar tener una posición minoritaria y actuar en conjunto, que separarse y pegar, que fue lo que sucedió. Hay acciones en el FA, como estas, que van resquebrajando las confianzas internas, independiente de que se puedan compartir objetivos programáticos y compartir varios objetivos políticos.

Pese a ser una medida administrativa, ¿es una señal política?

Es un tema administrativo, pero también son los espacios donde se intenta construir un camino de acciones conjunta, lo que exige un mínimo de confianzas y de coordinación en torno a un proyecto que no es individual, no es basado en el ego, sino que es colectivo. No creo que sea ni sano ni creíble negarle el carácter político o de confianzas, como quieran llamarlo.

¿Hay cómo arreglar las fracturas de las confianzas?

Al menos desde RD no tenemos ningún ánimo de generar tensión alguna al interior de la bancada del FA. Desde las otras fuerzas que se agrupan en el nuevo comité siento que tampoco la hay. Espero que siga manteniéndose así, porque podemos tener diferencias a nivel interno pero esperaría que siempre impere un espíritu de querer hacer las cosas de manera colectiva. Ahora, no puedo hablar por el resto de las personas, porque si hay quienes quieren hacer de esa diferencia una oportunidad de protagonismo individual está fuera de nuestro alcance. Eso tendrá que responderlo otras personas.

"Política del espectáculo" dicen, algunos diputados, que ejercen Pamela Jiles o Renato Garín. ¿Ve algo de eso en la bancada del FA?

No es algo que suceda en un sector político específico. Cada persona escoge su perfil de cómo quiere llamar la atención para que la gente se haga preguntas respecto a la política y no soy quien para andar criticando los estilos individuales. Quizás nuestro estilo es menos atractivo porque nos damos los tiempos de tomar decisiones, tratamos de no apurarnos, de consensuar una postura. Di nuestra postura no gana nos quedamos a veces callados y tratamos de persuadir al resto y es más difícil, es una tarea que exige mayor distancia del ego.

¿Proyecta al Frente Amplio tal como está compuesto ahora?

No tengo idea. No me imagino un Frente Amplio estático, que le cierre las puertas a quienes quieran entrar o retenga a quienes no quieran participar de una cuestión colectiva. Pero este año tenemos planificado un congreso del FA y me imagino que ahí se sentarán los mecanismos para compartir un mismo proyecto. Nada garantiza que la coordinación tras un congreso pueda seguir igual.

"El desempeño del ministro Ampuero es de los peores desde la vuelta de la democracia"

Ha sido polémico el viaje del Presidente Piñera a China. ¿Hubo errores?

Me tiene asombrado el nivel de improvisación y desprolijidad de la cancillería chilena en esta administración. Este episodio lo retrata de la mejor manera. En primer lugar se repiten los problemas relacionado a la familia del Presidente, con el hecho de que viaje con sus dos hijos, uno de ellos que estaba a hace poco como gerente de innovación en Cencosud, en contraste con que no está el ministro de Ciencia en el viaje, representando los intereses del Estado ante el país con mayor potencial tecnológico en el mundo. En paralelo que el presidente Piñera no invitando al presidente ejecutivo de Codelco desata un conflicto importante no solo por el hecho de que no lo acompañe en estas reuniones donde hay mucha red, sino que porque en contraste va la cabeza de uno de los principales competidores de la estatal chilena que es Andrónico Luksic por Antofagasta Minerals. Mi impresión es que los contrastes de privilegiar a ciertos invitados por sobre otros llama la atención y creo que el gobierno no ha dado respuestas muy satisfactorias en la justificación de las omisiones.

¿Esto es responsabilidad de Cancillería?

El Presidente es el jefe de Estado y el encargado número uno de las relaciones internacionales, que la delega en cancillería. Claro que hay una responsabilidad importante de Piñera pero creo que en materia de relaciones internacionales hay un consenso bien transversal en que el desempeño del ministro Ampuero, en términos de Cancillería, es de los peores desde la vuelta de la democracia

Al ser consultado por el régimen chino, Piñera dijo que "cada uno tiene el sistema político que quiera darse". ¿Qué le parecen sus dichos?

Llama la atención las declaraciones del Presidente porque en un giro de 180 grados apunta al hecho de que cada país se gobierna como quiere, que es una afirmación que considero alineada con la idea de la autodeterminación de los pueblos pero contrasta de manera notable con los dichos y hechos del Presidente Piñera en torno a otros países como Nicaragua, Venezuela y Cuba, donde evidentemente existen muchísimo problemas, principalmente en materia de DD.HH. Mi impresión es que el que más está celebrando las declaraciones de Piñera es Nicolás Maduro, es muy difícil entender que el gobierno tenga dos posturas tan radicalmente distintas según el tamaño de la billetera o intercambio comercial de los países.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.