Gobierno cancela definitivamente consulta indígena en medio de crisis y ad portas de conmemoración de muerte de Catrillanca

Sebastián Sichel en las escaleras de La Moneda.

Sebastián Sichel en las escaleras de La Moneda.

El Ministerio de Desarrollo Social y Familia tomó la semana pasada la decisión, luego de suspender en dos ocasiones la consulta. El decreto para terminar con el proceso fue enviado esta tarde a Contraloría.




Era una determinación prácticamente tomada, pero la semana pasada se zanjó de manera definitiva. El Ministerio de Desarrollo Social y Familia decidió cancelar definitivamente la realización de la consulta indígena, que había iniciado en abril para modificar la Ley Indígena.

Aquella vez, el gobierno propuso 11 temas a discutir, entre ellos, permitir la realización de contratos de arriendo, comodatos o medierías en tierras indígenas por un plazo de hasta 25 años, y la venta de tierras indígenas entre indígenas a partir de los cinco años contados desde su entrega. Y son, precisamente, algunos de estos puntos los que generaron un amplio rechazo en las comunidades y llevó al gobierno a suspender el proceso en dos ocasiones.

De acuerdo a una minuta jurídica interna del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, se señala que "el procedimiento anterior se ha suspendido en dos ocasiones, a través de resoluciones exentas N°s 553 y 631, ambas de 2019 y del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, las que se publicaron debidamente en el Diario Oficial el 31 de julio y el 01 de octubre respectivamente". Y agrega: "Habiéndose analizado la oportunidad y conveniencia de continuar adelante con el procedimiento de consulta indígena antes mencionado, y en virtud del artículo 61 de la Ley N° 19.880, que establece bases de los procedimientos administrativos que rigen los actos de los órganos de la administración del Estado, que permite la revocación de los actos administrativos a los órganos que los hubieren dictado, esta Secretaría de Estado ha decidido revocar la Resolución Exenta N° 241, de 2019, del Ministerio de Desarrollo Social, poniendo término al procedimiento de consulta indígena iniciado en el mes de abril del presente año".

Así, el Ejecutivo envió esta tarde, a Contraloría, el decreto que pone término a la consulta. Esto, justo en medio de la crisis social que estalló a raíz del alza de la tarifa del Metro y que se extendió a otras demandas sociales. De hecho, los llamados a movilizaciones han aumentado y La Moneda espera que este jueves sea una tensa jornada porque, además, se cumple justo un año desde la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca en el marco de un operativo de Carabineros.

En este escenario, en el gobierno transmiten que dado el contexto actual, el foco del gobierno debe estar puesto en resolver la crisis social para aplacar el descontento ciudadano, por lo que dicen que era inviable continuar con la consulta. Además, reconocen que la decisión la toman justo antes de la conmemoración del fallecimiento de Catrillanca como una señal a las comunidades indígenas. Esto, con el objetivo de "calmar los ánimos".

En este contexto, desde el Ministerio de Desarrollo Social, cartera que dirige Sebastián Sichel, se han contactado con representantes de comunidades mapuches con el objetivo de que se plieguen al llamado de "paz social" que hizo el Presidente Sebastián Piñera. Al respecto, la Corporación de Profesionales Mapuche (Enama) señaló en una declaración que "acogemos el llamado a sumarnos a un acuerdo por la paz y contra la violencia condenando, en forma categórica y sin ninguna duda, las acciones de violencia como a quienes, directa o indirectamente, la impulsan, la avalan o la toleran".

En tanto, el vocero del consejo político mapuche de Chile vamos, Hans Curamil, sostuvo que "valoro enormemente el llamado del Presidente y siempre he creído que el diálogo es el camino a la paz, pero necesitamos que todos colaboremos; lo que está viviendo Chile no se puede solucionar de la noche a la mañana".

Comenta