Iván Moreira, senador de la UDI: "Chile Vamos no tiene ningún líder, y un conglomerado sin líder no tiene destino"

Ivan-moreiraWEB

Dice que no existe una figura que sea capaz de ordenar al bloque y que, en el caso de Piñera, "una cosa es ganar una elección presidencial y otra es ser un líder que convoque". Además, advierte que "se necesita un contrapeso político al interior de La Moneda que tenga la capacidad de poder enfrentar al Presidente en las equivocadas decisiones que ha tomado".




El senador UDI Iván Moreira señala que ha llegado el momento de decir "basta". Desde el 18 de octubre, cuando se inició la crisis social en el país, asegura que tanto él como su partido han sido leales al gobierno, un comportamiento que, a su juicio, ha comenzado a tener costos en contra del electorado que respalda las ideas de la centroderecha. "Cuando se trata de Chile, que está en riesgo de caer en un abismo, la lealtad con las personas y el gobierno no puede ser incondicional", afirma.

¿A qué se refiere con que la lealtad no puede ser incondicional?

Me refiero a que nosotros tenemos que empezar a mostrar nuestras críticas. Hablo como senador de la UDI, y dentro del partido tenemos un problema: hemos pagado todos los costos por la lealtad al gobierno y al Presidente (Sebastián Piñera). Porque al gobierno le falta empatía con los que pensamos distinto, porque la realidad del país es que la gente se siente insegura, con miedo, con incertidumbre, y estamos sometidos a las amenazas a nuestras propias familias. Entonces, no podemos decir que se están resolviendo las cosas.

¿Han amenazado a su familia?

Sí, a mi familia, y el gobierno está al tanto de eso. Entonces, no podemos decir que lo peor ya pasó.

El Presidente fue quien señaló que lo peor de la crisis ya había pasado...

Mire, yo estoy en la calle, y especialmente nuestro sector me dice lo contrario: que estamos viviendo en una sociedad con miedo. Creo interpretar a muchos chilenos, y todos luchamos por vencer al pesimismo, pero lamentablemente el futuro de Chile es bastante oscuro. Y esto no es campaña del terror. ¿Por qué digo esto? Porque el plebiscito y la elección de quienes van a integrar las convenciones constituyentes van a generar una polarización muy grande en este país. Hoy, todo Chile está bajo amenaza, y el gobierno ha cedido demasiado. Indudablemente, el único que pierde es el electorado de centroderecha, la clase media, y eso es una debilidad. Además, vemos a un presidente de Renovación Nacional (Mario Desbordes), con un grupo minoritario que tienen el poder en RN, que se entregaron a la izquierda, porque la nueva Constitución que quieren imponer va a representar un cambio radical y nefasto para el país. Y nosotros, que hemos sido leales al gobierno, nos llevamos los costos. Hoy vivimos una crisis en Chile Vamos. Nosotros podemos tener muchos candidatos presidenciales, pero Chile Vamos no tiene ningún líder, y un conglomerado sin líder no tiene destino.

¿El Presidente Piñera no es un líder para el bloque?

El Presidente es el Presidente de Chile, y una cosa es ganar una elección presidencial y otra es ser un líder que convoque, que se imponga sobre los partidos de Chile Vamos, porque no podemos aceptar las constantes amenazas de Desbordes, que ahora dice que vamos a terminar juntos, pero no sabe cómo vamos a continuar. No existe ninguna figura de Chile Vamos que sea líder. No hay admiración a un líder que convoque, que tenga una influencia sobre los demás. El líder es admirado por los demás, es respetado, y hoy, lamentablemente, no tenemos ese líder en Chile Vamos.

¿Qué responsabilidad tiene el Presidente?

Por eso le hablo del líder, creo que he sido claro en las críticas que he dado. Lo que importa es que exista algún grado de disciplina al interior de Chile Vamos, porque la indisciplina que hay le cuesta caro al sector. Llamo al gobierno a asumir la realidad que está viviendo Chile. La Moneda tiene una visión de la realidad muy distinta a la mayoría de los chilenos que quieren vivir tranquilamente. El gobierno tiene que reaccionar y se necesita un contrapeso político al interior de La Moneda que tenga la capacidad de poder enfrentar al Presidente en las equivocadas decisiones que ha tomado. De hecho, a veces me irrita tener que encontrarle la razón a José Antonio Kast o a Manuel José Ossandón en las críticas que le hacen al gobierno.

¿Está cuestionando al equipo político?

No voy a personalizar con un gabinete que lleva meses. Solo quiero decir que no podemos tener ministros que no hablan y solo toman nota. Insisto, no veo ministros que tengan la capacidad de enfrentar al Presidente en las decisiones equivocadas que ha tomado, y eso no es bueno para el país. Por eso digo que cuando se trata de un Chile que está en riesgo de caer en un verdadero abismo, la lealtad no puede ser incondicional. Hay que fortalecer el gabinete del Presidente. Y eso pasa por un equipo más sólido, con mayor experiencia.

¿Cree que hay poca experiencia en el comité político?

Por supuesto que hay poca experiencia, si estamos viviendo una crisis que no ha terminado y puede empeorar. Esto hay que verlo en su verdadera dimensión, ahora no hay certeza de nada.

Comenta