Karol Cariola, diputada PC: “Hay sectores en el PS que están más cómodos con la continuidad del modelo neoliberal”

28/06/2018 ENTREVISTA A LA DIPUTADA DEL PC, KAROL CARIOLA Foto: Mario Téllez / La Tercera KAROL CARIOLA OLIVA - PARTIDO - COMUNISTA - RETRATO - ENTREVISTA - JARDINES - EX CONGRESO

La parlamentaria marca sus diferencias con sectores de la ex Concertación y asegura que sería “muy difícil” volver a conformar una coalición con ellos.




La diputada del Partido Comunista Karol Cariola dice que su colectividad está pasando por tiempos clave para su futuro. La semana pasada, dieron término al XXVI congreso del partido, en el que se definieron como “feministas” y “antripatriarcales”. Asimismo, hace dos días comenzaron un histórico proceso, en el que sus militantes por primera vez pudieron votar por los miembros del comité central, quienes, a su vez, estarán a cargo de elegir a una nueva mesa directiva.

Cariola, sin embargo, descarta que ella pueda asumir un rol en esa dirección y asegura que es el diputado Guillermo Teillier quien debe seguir a la cabeza de la colectividad.

La parlamentaria también sostiene que se debe seguir impulsando la unidad de toda la oposición de cara al desafío presidencial y, pese a que ve mayor cercanía con el Frente Amplio, afirma que no se debe “cerrar la puerta” a conversar con sectores de la ex Concertación, a pesar de que lanza sus críticas a ese sector.

¿Las nuevas definiciones del PC son un triunfo para su generación?

Es un triunfo para las mujeres, más que un tema generacional. El PC, siendo un partido que busca generar transformaciones estructurales, no podía quedar fuera de este tipo de definiciones y también debemos erradicar las prácticas machistas dentro de nuestras filas.

¿Debe haber un cambio en la directiva?

Sin perder nuestra esencia como partido marxista, hemos hecho dos definiciones sobre la nueva dirección nacional. Una es que debe ser paritaria y la otra es la relación intergeneracional.

Por eso mismo, ¿se debe cambiar la presidencia?

Existe una mirada común de reafirmar la conducción de Guillermo Teillier. Entendiendo los desafíos que vienen, al menos en este periodo tiene que mantenerse esa conducción. Pero esta es una definición del próximo comité central, no depende solo de mí.

¿Y usted se podría sumar?

Quiero descartarlo de plano. Mi mayor contribución en este momento es seguir asumiendo mi compromiso como diputada.

Un tema del Congreso fue la política de alianzas. ¿Cómo ve los acercamientos que han tenido con el FA?

Es muy positivo que el PC esté buscando consolidar esta expresión de alianza político-social, que es esta configuración de polo de izquierda que se empieza a desarrollar a partir de Chile Digno y que extiende sus lazos hacia el FA. Este es un encuentro natural que hubiese esperado que se diera muchísimo antes.

¿Es posible aún conversar con la ex Concertación?

Por supuesto. En la ex Concertación hay sectores que sí se identifican con una posición antineoliberal y con ellos construir una primaria presidencial es completamente posible. De ninguna manera descartamos la unidad en términos tácticos, pero mientras ese sector no haga una clara definición antineoliberal, es muy difícil pensar en una coalición de futuro.

Pero ya fueron gobierno con ellos, ¿por qué ahora no?

La Nueva Mayoría nunca fue una coalición propiamente tal. Siempre tuvimos el resguardo de plantear que era un acuerdo político programático para un periodo presidencial.

¿Pero cómo funciona querer una primaria presidencial y no un gobierno conjunto?

Por eso es muy importante establecer acuerdos políticos programáticos básicos. Las alianzas, la elección presidencial, son elementos claves para la discusión, pero hay fuerzas políticas en la centroizquierda que están muy cómodas con el neoliberalismo.

¿Como quiénes?

Al interior del PS hay toda una corriente que está claramente en una posición antineoliberal, no tengo duda de eso. Como también hay sectores en el PS que quisieran volver a las lógicas acomodaticias al modelo económico de la dictadura y que están más cómodos con la lógica de continuidad del modelo neoliberal. Eso es algo que tendrá que resolver el PS. Lo mismo en el PPD u otros partidos de la ex Concertación.

Teillier leyó un informe en el que se llamaba a “rodear con movilizaciones” el proceso constituyente. ¿Algo así no podría enrarecer el ambiente en esa instancia?

Hemos hablado de rodear el proceso a partir del levantamiento territorial de ideas, de asambleas ciudadanas, de la movilización en las calles.

¿Y no es un llamado a “presionar” a la convención?

Hago un llamado a la inversa, al mundo político, a no tenerle miedo a la movilización, sino que a aprender a convivir con ella.

¿Pero el PC busca que la movilización presione el proceso constituyente?

Sin lugar a dudas eso contribuye y, evidentemente, tienen que seguir activos, de lo contrario, en el proceso constituyente algunos sectores se van a sentir resguardados por el espacio institucional y van a tomar decisiones que no van a ser acordes a lo que la sociedad demande.

Pero la movilización popular también tiene peligrosidades. ¿Ese llamado no abre el riesgo a funas, por ejemplo?

Nadie quiere que esto se transforme en un acto de violencia y de ninguna manera hemos llamado a limitar las expresiones políticas.

Respaldaron la cuestionada elección parlamentaria en Venezuela. ¿Por qué?

El PC jamás ha escondido su posición de solidaridad con los procesos de cambio que se están llevando a cabo en distintos países del mundo. Claramente, hay diferencias con otras fuerzas políticas, pero eso no puede ser una excusa para establecer un distanciamiento con quienes tenemos puntos en común.

Pero Venezuela siempre les genera un dolor de cabeza. ¿Es un error seguir reafirmando ese apoyo?

Es necesario mirar el escenario internacional con mayor altura de miras, más que criticar en particular la posición que tenga el PC en relación a un gobierno u otro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.