La invitación “todo incluido” de Maduro a parlamentarios chilenos para el cambio de mando en Venezuela

Nicolás Maduro. Reuters

El senador Alejandro Navarro y el diputado Boris Barrera (PC) viajaron esta semana a Caracas para acompañar al Mandatario en la ceremonia. Ambos conversaron con La Tercera sobre la agenda de actividades, y aclararon que fue el gobierno chavista quien pagó la invitación.


Tuvieron una posición privilegiada en un acto en que estaban puestas muchas miradas. El senador Alejandro Navarro (País Progresista) y el diputado Boris Barrera (PC) son los dos parlamentarios chilenos que viajaron esta semana a Caracas para acompañar a Nicolás Maduro en la ceremonia de toma de posesión del cargo de Presidente de Venezuela -por los próximos seis años-, que se realizó ayer jueves en el Tribunal Supremo de Justicia.

Durante su visita al país, los legisladores han asistido a las actividades protocolares establecidas y además han desplegado una agenda propia: Navarro se ha reunido con representantes de las delegaciones internacionales y Barrera ha ocupado los tiempos libres para recorrer la ciudad a pie y así formarse una “opinión personal” de la situación económica y política que vive Venezuela.

Además, ambos confirmaron a La Tercera que los pasajes y la estadía en el hotel Gran Meliá fueron financiados por el gobierno chavista.

Diálogo con Maduro, bilaterales y anuncio de presentación ante Contraloría: la agenda de Navarro

Al teléfono desde Caracas, el excandidato presidencial relata que uno de los momentos más significativos de la jornada del jueves fue cuando logró intercambiar un breve diálogo con Maduro, justo en el momento en que éste ingresó al Tribunal Supremo de Justicia para prestar juramento.

“Él se detuvo unos segundos e intercambiamos unos abrazos”, cuenta el legislador. “¿Cómo está, Presidente?”, preguntó el senador, a lo que Maduro respondió: “Resistiendo”.

Navarro agrega que el líder chavista le comentó además el duro intercambio de palabras que mantuvo horas antes con políticos chilenos: “Ahí está Piñera”, habría agregado Maduro en esta corta conversación.

Poco antes, durante una conferencia con medios internacionales, Maduro había tratado al Presidente chileno de “pinchón de Pinochet”.

Respecto al financiamiento del viaje, el senador confirmó que está alojando en el hotel Gran Meliá donde también se hospeda el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel y las otras figuras políticas extranjeras. “Esta invitación es oficial. Nos enviaron incluso el pasaje. Está todo costeado por el gobierno venezolano”, explicó Navarro  este medio.

Sobre la agenda en Caracas asegura que el día del juramento “fue una jornada de más de 12 horas continuas. No hubo tiempo ni para almorzar” y que ha aprovechado su estancia para “saludar” a Díaz-Canel (uno de los pocos mandatarios extranjeros que asistieron) y al Presidente de Bolivia Evo Morales. “Yo me encuentro con el secretario general de mi partido y la encargada de Relaciones Internacionales y hemos desarrollado encuentros con un sin número de partidos del Foro de Sao Paulo como Morena (México), el Partido de los Trabajadores (Brasil), la Francia Insumisa de Mélenchon y ayer estuvimos muy tarde con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) abordando la nueva institucionalidad de la izquierda latinoamericana para hacer frente al fascismo”, explicó.

En medio de la polémica internacional que ha desatado la toma de posesión de Maduro -Piñera no reconoció la legitimidad de su gobierno-,  de regreso en Santiago Navarro concurrirá  Contraloría -el lunes o martes- para que el organismo “se pronuncie” sobre si las declaraciones emitidas por el Mandatario para que el Consejo de Seguridad de la ONU aborde la situación venezolana “constituyen un documento oficial que podría afectar la soberanía del país y sus relaciones internacionales”.

A su juicio, con esto “Piñera toma postura de un conflicto internacional. Cuando uno lee las facultades presidenciales, el Mandatario puede llevar las relaciones internacionales, pero no liderar acciones de intervencionismo. Quiero saber la calidad jurídica de este documento porque si es una declaración de guerra, él necesita el respaldo de Congreso”.

Las caminatas por Caracas del diputado Barrera

El diputado Barrera, en tanto, aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar el miércoles en la tarde y asistió, al igual que Navarro, a todas las actividades oficiales realizadas el jueves. Este viernes espera poder intercambiar algunas palabras con Maduro durante un encuentro con las delegaciones internacionales.

“Me gustaría poder abordar con él el tema económico y las salidas alternativas que se están buscando con países como China y Rusia. Ayer él se refirió a la importancia de respetar la soberanía de cada país y que llamaba al Grupo de Lima a conversar mirándose a los ojos para buscar soluciones”, explicó el diputado a La Tercera.

“El embajador (de Venezuela en Chile) me invitó y yo acepté porque no conozco la realidad venezolana y quería verla para conversar con la gente en la calle, en los taxis, en los negocios. Hoy (viernes) no quise tomar desayuno en el hotel y lo hice en un negocio para relacionarme con ellos. El ambiente es muy tranquilo, los venezolanos reconocen sus dificultades pero también saben que se enfrentan a poderes económicos grandes. Esto le ha servido al gobierno para sostenerse porque yo creo que si la gente no lo entendiera, el gobierno habría sido derrotado hace rato”, agrega Barrera.

Consultado por las críticas que podría suscitar su estadía en el Gran Hotel Meliá en Caracas financiada por el gobierno chavista -considerando la grave crisis económica que enfrenta el país-, el legislador responde: “Como te decía, hoy salí a recorrer Caracas y comí algo afuera, una empanada de las de acá (arepa), que son exquisitas. Ayer casi no comimos en todo el día y solo tuvimos un cóctel en la tarde. Hoy no creo que coma nada aquí. He tratado que el viaje sea lo menos (caro) posible“.

#Tags


Seguir leyendo