La medición de fuerzas que enfrenta hoy RN

Arriba, de izquierda a derecha: . Mario Desbordes y Carlos Larraín. Abajo: Cristián Monckeberg y Andrés Allamand

La colectividad realizará esta tarde su consejo general, que estará marcado por el debate respecto a si postergar o no las elecciones internas. La decisión ha puesto en dos veredas opuestas a las principales figuras del partido: por un lado, los ministros Desbordes y Monckeberg, y por otro, el canciller Allamand y el exsenador Larraín.




Convencer a la mayoría de los más de 500 consejeros. Esa es la misión que se impusieron en cada bando de Renovación Nacional de cara al consejo general que se realizará hoy, de manera virtual, a partir de las 16.15.

El objetivo es conseguir votos para empujar una decisión a favor o en contra -dependiendo de la posición de cada sector- de aplazar para el próximo año las elecciones internas de la colectividad, que hasta el momento están fijadas para el 5 de diciembre.

La disputa surgió luego que la comisión política del partido votara mayoritariamente a favor de pedirle al consejo que prorrogue los comicios para después de las elecciones presidenciales de 2021 y que, por ende, se extienda el mandato de la actual mesa, liderada por el senador Rafael Prohens. A esa postura se sumaron 12 de los 16 presidentes regionales de RN. Esto, bajo el argumento de que no se deben generar divisiones al interior del partido para enfrentar en unidad los múltiples desafíos electorales que se aproximan, entre ellos, los comicios municipales.

Así, se comenzaron a configurar los bandos en torno a los candidatos para presidir RN, con lo cual cada sector medirá en el consejo de hoy la fuerza que tiene al interior del partido. Por un lado, los ministros Cristián Monckeberg (Segpres) y Mario Desbordes (Defensa), ambos expresidentes de la tienda, están alineados para que se posterguen los comicios internos, posición que también comparte la diputada Paulina Núñez, quien es candidata a presidir RN. Por otro lado, el canciller Andrés Allamand apuesta a que se hagan los comicios a fines de este año y ha estado coordinándose de manera soterrada con dirigentes cercanos a él que en un principio estaban impulsando la candidatura del diputado Diego Paulsen para liderar la colectividad, entre ellos, Tomás Fuentes y Andrea Balladares, entre otros. Y para evitar que se posterguen las elecciones, en este último bando idearon la estrategia de fusionar la lista de Paulsen y del senador Francisco Chahuán -quien también busca encabezar RN-, poniendo al extimonel Carlos Larraín a la cabeza. Todos ellos, figuras que están cuadradas con la idea de mantener los comicios internos en diciembre próximo.

Sin embargo, Chahuán no asintió a esa solicitud, por lo que se vieron obligados a rediseñar la estrategia. Así, optaron por enfocarse en unir fuerzas para evitar que se posterguen las elecciones, dejando para más adelante la configuración de la lista. De hecho, dirigentes de RN sostienen que la idea de que Larraín presida una nómina ha ido perdiendo fuerza. Así, dicen que la apuesta será reposicionar a Paulsen a la cabeza, aunque incluyendo también al exsenador en otro cargo. Esto, buscando continuar con el discurso de la “renovación” interna.

Como sea, en el partido esperan una dura y tensa jornada para hoy, en la que se medirán las fuerzas de los principales líderes de RN y se verá quién influye más en las bases. Incluso, en el partido esperan que Desbordes, Monckeberg, Larraín y Allamand tomen la palabra para defender sus respectivas posturas y convencer a los dirigentes de la colectividad. En el caso del canciller, sin embargo, en su entorno dicen que no lo tiene contemplado.

En esta disputa nuevamente se han visto enfrentados Desbordes y Allamand, a quienes el Presidente Sebastián Piñera fichó en el gabinete, lo que fue leído como una forma de neutralizar a esos dos liderazgos, que protagonizaban un choque de posturas por el plebiscito, por el retro de fondos de las AFP y por la conducción y el rumbo de RN. Y ahora, los dos polos del partido que representan esos ministros han puesto en marcha distintas ofensivas para conseguir hoy el apoyo de los consejeros. Esto, en una votación que varios vaticinan como estrecha.

Quienes quieren aplazar las elecciones argumentan que la actual mesa está preparada para enfrentar los desafíos electorales que vienen y que se debe mantener la unidad del sector. Asimismo, recuerdan que postergar los comicios internos es algo que hizo Larraín cuando fue presidente y que también lo hizo Monckeberg durante su mandato, ocasión en la que Allamand también -al igual que ahora- se oponía.

En el otro lado, sostienen que el canciller -a diferencia de Desbordes, quien ha dicho públicamente su postura- ha tenido un rol más silencioso. Y acusan al titular de Defensa de estar interviniendo en temas partidistas cuando debería estar -dicen- enfocado en el gabinete. Asimismo, creen que Desbordes quiere postergar los comicios para ganar tiempo para que la diputada Núñez configure su lista. También acusan que ha habido una “campaña del terror”, argumentando que la directiva envió correos electrónicos a los consejeros advirtiéndoles que si se hacen los comicios en diciembre, no podrán elegir a los constituyentes ni a parlamentarios, porque a varios de los consejeros se les termina su mandato. Este hecho, advierten algunos en el partido, podría jugarle a favor al bando de Desbordes y Monckeberg en la disputa que se zanjará hoy.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.