Matías Walker: "La amenaza del Frente Amplio de romper el acuerdo ya murió"

Matías Walker

Según el jefe de la bancada de diputados DC, miembros del bloque le han hecho ver que se ratificará el pacto administrativo. Además, asegura que del cumplimiento de este "va a depender, en gran parte, que podamos explorar acuerdos electorales".


Fue un cierre de año legislativo más tenso de lo común. A dos semanas de que los diputados dejaran el Congreso para el receso de febrero, el Frente Amplio anunció que evaluarán si respetarán el acuerdo legislativo -que hoy tiene a la centroizquierda a la cabeza de la testera y de las comisiones- por los votos de la Democracia Cristiana en proyectos del Ejecutivo.

El jefe de bancada de la falange, Matías Walker, cree que en marzo los votos para cumplir el pacto estarán, algo que según él le habrían dicho los propios legisladores frenteamplistas. Además, destaca que del cumplimiento del acuerdo administrativo dependen futuros entendimientos electorales.

¿Se va a terminar cumpliendo el pacto administrativo?

No me cabe ninguna duda de que el acuerdo se va a cumplir, y así me lo han hecho ver distintos diputados del Frente Amplio que me han dicho que es bueno bajar el tono de esta polémica. La DC reaccionó con serenidad y templanza. Uno no puede dejarse extorsionar ante este tipo de amenazas. Hay que entender que RD está en un proceso electoral interno, y a veces los liderazgos tienden a extremar un poco más las posiciones.

¿Hay alguna responsabilidad de la DC en esto?

No, por el contrario. La DC es un partido al que muchos daban por muerto y que hoy día tiene un nuevo aire. Bajo la conducción de Fuad Chahin la DC ha recuperado mucha personalidad. Cumplimos el mandato que nos dio nuestra junta nacional, que fue hacer una oposición propositiva, fiscalizadora y democrática.

Pero el conflicto partió por un cuestionamiento del FA hacia el rol de la DC y la división en algunos proyectos de ley. ¿No es cierta esa crítica?

La DC no es un regimiento, hay distintas miradas. El Frente Amplio buscó una muy mala excusa para amenazar con romper el acuerdo que fue la votación de un artículo de la ley de migración.

¿Por qué fue mala la excusa que encontró el FA en ese artículo?

Porque eso fue después de que la DC fue el primer partido de oposición en anunciar su rechazo a la idea de legislar Admisión Justa. Fue la misma semana en que, bajo el liderazgo de Pablo Lorenzini, la oposición se reunió para hacer una propuesta de los principios que iban a gobernar la discusión del proyecto de reforma tributaria. Luego el Frente Amplio quedó desconcertado, pensaban que nos íbamos a poner muy nerviosos o que íbamos a buscar acuerdos con otras fuerzas políticas y no fue así. Finalmente, esta amenaza del FA de romper el acuerdo ya murió, y de muerte natural.

Ellos aseguran que no es solo ese artículo, sino que es una conducta permanente de la DC y del PR votar separados en materias importantes.

Dijimos desde el primer día que íbamos a hacer una oposición propositiva, acá no hay nada oculto. No entendemos que el rol de un diputado de oposición sea ir a marcar un botón rojo a la Cámara. El rol de un diputado de oposición es mejorar los proyectos del gobierno. Cuando Gabriel Boric concurrió a la Comisión de Infancia del gobierno recibió todo tipo de críticas de parte de Pamela Jiles, Vlado Mirosevic tuvo que renunciar a la presidencia de la Comisión de RR.EE. por defender los derechos humanos en Venezuela. Entonces, no vamos a aceptar que las diferencias internas que ellos han tenido pretendan ser disimuladas con un enfrentamiento ficticio con la DC.

¿La DC podría alinearse con el resto de la oposición en distintas reformas?

Aquí hay que entender que la DC no es un partido de izquierda y no tenemos nada que hacer compitiéndole a la izquierda un electorado que puede elegir entre 25 partidos. La DC tiene que recuperar el centro para recuperar la mayoría.

El FA le pidió una reunión a la DC y fue rechazada por Fuad Chahin. ¿No están siendo intransigentes para superar el conflicto?

Nosotros no tenemos ningún conflicto con el Frente Amplio. Lo que les hemos señalado es que es necesario cumplir el acuerdo que tenemos para explorar posibles otros acuerdos. Conociendo a los diputados y diputadas del Frente Amplio, que son gente inteligente, que tiene mucho talento y que les tengo mucho cariño y afecto a varios de ellos, no me cabe duda que van a cumplir el acuerdo una vez que terminen todos los procesos electorales que están enfrentando.

¿Cree que se pueda llegar a mínimos comunes programáticos con el Frente Amplio o el PC?

Podemos seguir explorando acuerdos en temas específicos, pero en otros temas vamos a tener disensos obviamente, pero ahí está la riqueza que tiene este abanico amplio que es la oposición.

El presidente del PC, Guillermo Teillier, dijo que la búsqueda de mínimos comunes es el primer paso para un pacto electoral. ¿Comparte con él?

Tiene toda la razón Guillermo Teillier, del cumplimiento de este acuerdo y de ver si somos capaces de cumplir algo tan mínimo como un acuerdo de administración va a depender en gran parte que el día de mañana podamos explorar acuerdos electorales o, por ejemplo, tener una segunda vuelta en alcaldes.

Usted ha sido crítico con la postura del FA y el PC sobre lo que ocurre en Venezuela. ¿Podría ese tema impedir acuerdos más profundos el día de mañana?

Muchos quedamos desconcertados con la declaración del Frente Amplio. Creo que fue una declaración muy apresurada respecto a la declaración de Venezuela que ni ellos mismos la evaluaron mucho. Busqué las palabras "derechos humanos" en esa declaración y no estaban, busqué la palabra "dictadura" y no estaba. Buscaba el reconocimiento de la asamblea nacional como autoridad legítima y no estaba. Ahí uno se da cuenta de las grandes diferencias que tienen entre ellos mismos. Espero que todos los partidos con los que el día de mañana podamos evaluar formar una coalición de gobierno, adhieran a esos principios que nos llevaron a unirnos con la izquierda en los años 80.

Si un acuerdo administrativo se traba en el primer año, ¿son posibles acuerdos mayores?

Todavía nosotros no hemos adelantado lo que serán las futuras discusiones en materia de coaliciones de gobierno, que es algo distinto. Ahí, muchos vamos a sostener la tesis de que es necesario para formar coaliciones de gobierno que haya una coincidencia muy alta en temas básicos, como la defensa de los derechos humanos y la democracia.

El PC y el FA quedan fuera de esas coincidencias muy altas...

No quiero adelantar a una discusión que hoy no está arriba de la mesa. Pero creo que en materia de reformas políticas, de ampliación de libertades, tenemos muchos espacio para coincidir con la centroizquierda.

¿Como cuáles?

Si el Frente Amplio cumple el acuerdo, a mí me va a tocar en marzo asumir la presidencia de la Comisión de Constitución y me encantaría, junto con aprobar el proyecto de imprescriptibilidad en materia de abuso sexual infantil, avanzar en la discusión de la reforma del Tribunal Constitucional, terminar con el control preventivo, que deje de ser una tercera cámara legislativa. Soy partidario, por ejemplo, del matrimonio igualitario, y ese es un tema donde probablemente voy a tener más coincidencias con gente de la izquierda que con gente de mi propio partido. Ya no voy a ser jefe de bancada y voy a poder tener más libertad para levantar ese tipo de temas.

De la DC se ha dicho hasta que es un partido oficialista. ¿Aprueba la gestión del Presidente Piñera?

La gente de centro se siente muy decepcionada de este gobierno. Es un gobierno que se ha derechizado respecto de la gestión de "Piñera uno". Es un gobierno que recurre mucho al estilo de Trump y Bolsonaro, de las frases efectistas, que mide las políticas públicas permanentemente en base a encuestas, que más que transformar una sociedad lo que pretende es reaccionar frente a las encuestas. Uno ve que hay una sociedad que está más irritada, más conflictiva, una calle más agresiva.

¿Y eso es culpa de Piñera?

El gobierno, en vez de generar una convivencia más pacífica, tiene una sociedad mucho más dividida. Ha habido falta de seriedad en muchas propuestas del gobierno, un gobierno que me ha decepcionado con sus forma efectista, populista, nacionalista de hacer política. Tenemos un Chile Vamos que se ha derechizado. Uno no ve a un Piñera, a Allamand, a un Cristián Monckeberg liderando. Veo a un Mario Desbordes, a una Jacqueline van Rysselberghe, que están mucho más a la derecha. Veo a Evópoli que trata de sobresalir con algunas propuestas y que rápidamente es aplastado por estos dos gigantes que son la UDI y RN.

Comenta