Partidos políticos acuerdan que nueva Constitución sea redactada por un “órgano electo”, pero “apoyado” por comité de expertos

Además, se concordó la obligatoriedad en el plebiscito de salida y paridad entre quienes estén a cargo de elaborar la nueva Carta Magna.


A las 9.00 horas de este lunes los timoneles y jefes de bancada de partidos -por segunda vez- se reunieron para avanzar en las negociaciones que deriven en una fórmula para redactar una nueva Constitución, pero esta vez trasladaron la discusión desde Valparaíso al Congreso Nacional en Santiago.

Es así, que pasada las 13.00 horas, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS) salió a dar a conocer los primeros lineamientos acordados. Uno de ellos es “que la nueva Constitución sea elaborada por un órgano elegido en su totalidad por la ciudadanía, 100% elegida democráticamente, de manera tal de preservar un principio básico de este proceso, que sean los ciudadanos los protagonistas del proceso constituyente, que su voz sea escuchada y respetada”.

Además, afirmó que “se acordó la obligatoriedad para el voto (en un plebiscito) de salida, la paridad y un rol para una comisión de expertos”. Además, aseguró que tanto el sistema electoral como la participación de independientes y de pueblos originarios, son temas que continúan “pendientes”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Raúl Soto (PPD), por su parte, explicó en detalle los cinco acuerdos que resultaron tras la cita. En primer lugar, remarcó “la continuidad del proceso de construcción de una nueva Constitución”. Sin embargo, a ese consenso no adhirió el Partido Republicano, quienes insisten en no abrir un nuevo proceso constituyente.

Como segundo punto, el diputado reiteró lo planteado por el timonel del Senado de “que este proceso de construcción de una nueva Constitución va a ser redactado por un órgano electo 100%”.

“En tercer lugar, hemos acordado de manera amplia y transversal que este proceso y este órgano debe tener paridad. La paridad, entre hombres y mujeres, la paridad de género es algo que ha venido para quedarse y sobre lo cual ningún sector político está dispuesto a retroceder”, puntualizó.

La redacción de la nueva propuesta constitucional va a estar, según explicó Soto como cuarto punto del acuerdo, “a cargo de personas electas por la ciudadanía” y “va a ser acompañada y apoyada en dicha tarea por un comité de expertos”. Eso sí, explicó que cuyas reglas de funcionamiento y de diseño “serán discutidas con posterioridad en una mesa de negociación que vamos a conformar” y que se constituirá el jueves. Ese día se retomarán los diálogos en una reunión convocada, nuevamente, en el Congreso Nacional en Santiago.

Finalmente, reiteró que se acordó “amplia y transversalmente” que este proceso de redacción de una nueva Constitución concluya “con un plebiscito de salida”, con voto obligatorio.

La ministra de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte dijo tras participar del encuentro que “nuestro gobierno está muy esperanzado en el curso de este diálogo, entre estos actores que buscan arribar a una nueva Constitución para Chile, poniendo término a la incertidumbre que está presente para muchos chilenos y chilenas”.

Uriarte también fue consultada por las críticas de la oposición, quienes han acusado presión por parte del Ejecutivo para llegar a un acuerdo. Sobre esto, enfatizó en que “la intención del gobierno es acompañar a esta instancia de diálogo democrático que se esta produciendo en el Congreso Nacional, no es nuestro ánimo pautear o imponer ninguna opinión al interior de esta instancia, nuestro ánimo es acompañar en todo lo que se requiera”.

La secretaria de Estado valoró los acuerdos y expresó que están “alegres con el resultado del diálogo de hoy, porque ya sabemos que hay un acuerdo respecto de volver a elegir 100% democráticamente a personas que puedan redactar una nueva Constitución para Chile, conformando así un nuevo órgano encargado de esa tarea, eso se alinea completamente con aquello que como gobierno hemos querido y hemos manifestado desde hace largo tiempo”.

En tanto, la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo también valoró los diálogos que se han concentrado en el Congreso. “Estamos muy esperanzados y contentos del esfuerzo que ha significado la suma de voluntades de los distintos partidos, tanto oficialistas como de oposición, a excepción del Partido Republicano, de encausar democráticamente este proceso constituyente que convenimos todos que se tiene que producir”, indicó.

La secretaría de Estado afirmó además, que “nuestro país, y esto a propósito además de los 49 años del golpe cívico-militar, requiere superar la Constitución del 80 aunque haya sido reformada, para tener una Constitución realmente hecha en democracia, completa. Lo que nos corresponde valorar ese esfuerzo, como los resultados que está teniendo, que sea paritario, electo, que pueda participar un comité de expertos acompañando el proceso porque puede ayudar significativamente y con la participación de los mundos que se han puesto sobre la mesa”.

Y cerró conque “esperamos que esta semana sea no solamente de festejos patrios sino que también de importantes acuerdos en esta materia”.

Esta segunda cita entre los partidos políticos, se da luego del amplio triunfo del Rechazo en el plebiscito, debido a lo cual el Presidente Gabriel Boric encomendó al presidente del Senado Álvaro Elizalde y de la Cámara de Diputados, Raúl Soto a fijar un itinerario constitucional y a radicar los diálogos en el Congreso.

De hecho, el miércoles 7 de septiembre, bajo ese contexto, lideraron el primer encuentro con las fuerzas políticas con representación parlamentaria en el Senado, en Valparaíso. Y si bien fue una cita de acercamiento, las colectividades dieron algunas luces sobre el mecanismo que debería encausar el camino constitucional.

Una nueva Convención Constitucional, una comisión de expertos y usar textos anteriores como insumos fueron algunas de las ideas que se desplegaron en aquella ocasión, que congregó a representantes desde republicanos al Partido Comunista.

Otro de los nudos que se deben destrabar en estas negociaciones es el plazo para amarrar un acuerdo. El domingo, en el marco de la conmemoración de los 49 años del Golpe de Estado, el Presidente Boric se refirió a la continuidad del proceso constituyente, señalando que “estamos trabajamos con el Parlamento para aunar las voluntades necesarias y llegar a acuerdos que permitan delinear ese futuro en el corto plazo”.

Y es que desde el gobierno -que en estas negociaciones jugará un rol de “facilitador” de acuerdos- han deslizado la idea de que la nueva Constitución esté lista antes del 11 de septiembre del próximo año, cuando se cumpla medio siglo del Golpe de Estado.

Así lo planteó, de hecho, la semana pasada la ministra del Interior, Carolina Tohá quien afirmó que “esperaría que cuando se conmemoren los 50 años del Golpe de Estado tengamos acordada una nueva Constitución”, lo que pondría fin a la actual Carta Fundamental del 80, surgida en dictadura.

Lee más en La Tercera:

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.