Boric por trabajador en riesgo vital tras ser baleado en ataque en Lumaco: “No vamos a tolerar que la violencia se imponga como método de resolución de conflictos”

"Hay algunos que creen que atentando contra el pueblo mismo pueden conseguir fines que quizás consideran nobles, sepan que si los medios no son nobles los fines pierden ese objetivo”, sostuvo el Mandatario.




En la ceremonia 160 de la Gran Logia de Chile, el Presidente Gabriel Boric se refirió a los dos ataques registrados este martes en la Macrozona Sur, Región del Biobío y La Araucanía.

En detalle, cinco trabajadores fueron heridos a bala por desconocidos, uno de ellos baleado en la cabeza y que por el momento se encuentra en riesgo vital. El grupo de contratistas de la Forestal Mininco -en su mayoría de origen mapuche- sufrieron una emboscada en Capitán Pastene, Región de La Araucanía, zona que está bajo Estado de Excepción.

Fue así, que un número indeterminado de sujetos encapuchados realizaron disparos al bus en el cual se trasladaban, cerca del Campamento San Óscar.

En tanto, minutos más tarde, ocurrió el otro ataque con armas de fuego en la base temporal de Carabineros que se mantenía cumpliendo medidas de protección de un fundo de Quidico. Por la situación, efectivos policiales hicieron uso de químicos para repeler el ataque, logrando los sujetos ingresar al recinto, un campamento, manteniéndose en el lugar.

El Mandatario condenó los hechos y expresó que “Arauco hoy día tiene una pena y esa pena se llama Segundo Catril Neculqueo, es el nombre de un trabajador que hoy recibió un disparo en la cabeza, que está siendo operado y con quien quiero desde este espacio solemne, manifestar toda mi solidaridad y decir que tal como los principios que han inspirado a este espacio y esta reunión es nuestro deber más profundo hacer algo que es muy básico”.

Así continuó explicando que ese debe es “decir y repetir hasta el cansancio que la violencia no es el camino y que es importante que todos sepan que siendo la ley una declaración de la voluntad soberana y siendo hoy yo representante de la voluntad del pueblo, tenemos el deber de hacer valer esa voluntad soberana mediante el imperio de la ley”, expresó Boric.

Por último, el jefe de Estado fue enfático en decir que “no vamos a tolerar que la violencia se imponga como método de resolución de conflictos en nuestro país, ni en las escuelas, ni en La Araucanía, en ninguna parte”, y subrayó que “hay algunos que creen que atentando contra el pueblo mismo pueden conseguir fines que quizás consideran nobles, sepan que si los medios no son nobles los fines pierden ese objetivo”.

Por su parte, la ministra del Interior, Izkia Siches, también condenó los hechos y dijo desde el Palacio de La Moneda que “quiero manifestar a nombre del gobierno nuestro absoluto rechazo a los actos de violencia que hemos presenciado en Arauco”.

Asimismo, informó que instruyó a la Delegación Presidencial de La Araucanía presentar las querellas correspondientes y “acompañar a la familia de este hombre, trabajador, que es una víctima más de la violencia que impera en nuestro sur”.

“En conjunto con el Ministerio Público, la fuerza de nuestras policías y la capacidad investigativa de nuestra Policía de Investigaciones esperamos seguir hasta el fondo estos hechos y buscar a los responsables para efectivamente hacer que el estado de derecho llegue a todo el territorio nacional”, aseguró la secretaria de Estado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.