Retiro de fondos de AFP: La oportunidad de unidad que se abrió en la oposición

Diputados de oposición celebran la aprobación del proyecto que permite el retiro del 10% de fondos de AFP. Foto: Agenciauno

El sector votó alineado y muchos apuntan a que esto puede ser un punto de inflexión para la hasta ahora fragmentada centroizquierda.




Pese a que los técnicos de sus respectivos partidos habían recalcado que el retiro de fondos de la AFP no era la mejor idea, ellos insistieron. Ayer los diputados de la oposición celebraron el avance del proyecto al Senado como un triunfo propio -a pesar de lo clave que fueron los descuelgues oficialistas-, y varios recalcaron la nueva unidad del sector.

Efectivamente, coordinación hubo. Tal como había ocurrido hace una semana, con la votación en general de la moción, nuevamente 82 de los 83 parlamentarios de oposición votaron a favor del proyecto. Solo el independiente Pepe Auth se abstuvo.

Uno de los más felicitados tras la votación de ayer fue el DC Matías Walker. Fue él, como presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, el que puso sobre tabla -pese a que la iniciativa no tiene urgencia legislativa- el proyecto que permite el retiro de fondos previsionales. Fue gracias a su voluntad política que la moción avanzó en la Cámara Baja y así lo han reconocido transversalmente.

Walker -quien acusó ayer haber recibido amenazas de muerte con referencias a Patria y Libertad- también fue clave para que su partido se alineara en la votación. Y el hecho de que la bancada democratacristiana actuara sin fugas -como ha ocurrido en otras oportunidades- también fue destacado por varios parlamentarios de la centroizquierda.

Esta situación no fue pasada por alto en el oficialismo y en el debate de ayer en sala lo remarcaron. Por ejemplo, el diputado UDI Patricio Melero dijo: “Quiero hablarle a la DC y preguntarle qué les pasó, cuándo se dejaron llevar por los brazos de la izquierda”.

Los DC defendieron su posición y en la oposición valoraron el gesto. “Hemos corrido las barreras de lo posible como oposición”, sostuvo ayer el diputado Gabriel Boric (Convergencia Social), otra de las figuras opositoras de la Comisión de Constitución y que defendió con fuerza el proyecto.

El presidente de la FRVS, Jaime Mulet -quien también denunció amenazas de muerte en su contra- es uno de los autores del proyecto y también es sindicado como uno de los responsables de que este haya avanzado. El timonel de uno de los partidos que forman el bloque Unidad por el Cambio -junto al PC y el PRO- también, señalan en la centroizquierda, ha sido importante en la búsqueda de coordinación del sector.

A su vez, otra de los integrantes de la Comisión de Constitución, Pamela Jiles (PH), fue una de las más activas impulsando el proyecto. Y a pesar de que su partido hoy no pertenece al Frente Amplio, la parlamentaria tuvo palabras de agradecimiento ante la unidad de la centroizquierda y de los descolgados oficialistas.

En la centroizquierda han señalado en privado que el retiro de fondos se ha transformado en una oportunidad para el sector, que había mostrado muchas señales de fragmentación en el último tiempo. De hecho, varios han aprovechado este debate -cuestión que se ha comentado en citas de líderes del sector- para sostener que es el momento de reiniciar el debate para levantar una alternativa de gobierno, apuntando también a la crisis oficialista. Incluso, se ha vuelto a considerar la idea de recuperar la conducción de la mesa de la Cámara.

En el Senado la oposición también ha mostrado unidad ante este proyecto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.