RN y UDI activan control de daños para evitar descuelgues a Kast ante cuestionamientos a Sichel por financiamiento irregular en 2009

En el comando y en Chile Podemos Más se encendieron las alarmas ante la publicación de un reportaje emitido anoche que da cuenta de un supuesto financiamiento irregular en la campaña a diputado de 2009 del actual candidato oficialista. En reuniones de ayer se analizaron las consecuencias que podría tener el episodio para los próximos comicios. Una de ellas, el riesgo de que parlamentarios se sumen a la campaña del líder del Partido Republicano, por lo que los timoneles de las colectividades hicieron un sondeo entre los parlamentarios.




El grupo de WhatsApp entre los principales dirigentes de Chile Podemos Más y el abanderado Sebastián Sichel e integrantes de su comando se llenó el martes en la noche de mensajes apenas salió un reportaje de CHV y CNN Chile.

Según quienes están en ese grupo, desde los partidos empezaron a consultar de qué se trataba el tema -pese a que los timoneles se habían enterado un poco antes-, los pasos a seguir y advirtieron los costos que esto podría tener para las elecciones del próximo 21 de noviembre: tanto para la presidencial como para las parlamentarias.

El reportaje consignó que durante su campaña a diputado el 2009, Sichel recibió financiamiento presuntamente irregular de parte de empresas pesqueras, obtenido a través de boletas por servicios no realizados de su ahora excoordinador de campaña Cristóbal Acevedo.

De acuerdo a la nota que obtuvo documentos internos de la campaña, algunas boletas aparecían intermediadas por Luis Felipe Moncada, exlíder de la Asociación de Industriales Pesqueros, y hubo un total de 12 aportes de las pesqueras por $ 30 millones, de los cuales siete de ellos por cerca de $ 19 millones eran contra boletas de honorarios.

Así, entre los partidos y el propio comando -que había conocido un poco antes de la publicación- se encendieron inmediatamente las alarmas. Y si bien Sichel guardó silencio en el grupo de WhatsApp, la coordinadora de las vocerías de campaña, Katherine Martorell, envió al chat el comunicado que publicó el candidato a las 22.38 horas en sus redes sociales para referirse al reportaje.

Ahí, el abanderado señaló que “frente al reportaje emitido esta noche por Chilevisión, en el que se me acusa de haber financiado irregularmente mi campaña a diputado el año 2009, como candidato del Partido Demócrata Cristiano en la cual no fui electo, quiero rechazar categóricamente dicha acusación”, agregando que “nunca tuve conocimiento de ninguno de los hechos denunciados y jamás solicité ningún aporte. El financiamiento de mi campaña y la rendición de gastos electorales estuvo a cargo del Partido Demócrata Cristiano. Los informes al servicio electoral fueron aceptados sin reparos”.

Pese a esto, ayer el expresidente de la DC en esa época, Juan Carlos Latorre, dijo que “las platas provenientes de pesqueras y que financiaron la campaña a diputado de Sebastián Sichel fueron gestionadas en su integridad por el propio candidato y miembros de su comando de aquella época”.

Como sea, en el comando no solo informaron a los partidos respecto del comunicado, sino que también de otra medida que se tomó ayer mismo en la noche: la salida de Acevedo como coordinador de campaña, quien alcanzó a estar en el cargo solo 13 días y aseguró que los hechos corresponden a una “vendetta” orquestada por la DC.

En el oficialismo y algunos en el comando reconocen que existe inquietud por el impacto que los hechos puedan tener en la campaña, sobre todo porque Sichel viene arrastrando complejos días, debido a que ha reconocido algunos errores, por ejemplo, en levantar el tema del cuarto retiro; también ha ido disminuyendo en los sondeos de opinión, siendo desplazado por José Antonio Kast, quien -según varios en el oficialismo- ha ido ganando terreno.

Por lo mismo, en los días previos se había reestructurado el comando poniendo a Acevedo a la cabeza, incluyendo en todas las áreas a los partidos y nombrando el nuevo diseño como “comando unido”. Asimismo, se modificó la estrategia para enfrentar a Kast, reforzando el llamado al “voto útil”, endureciendo el discurso para reconquistar al electorado de derecha y marcando diferencias programáticas con el exdiputado.

El riesgo de que más parlamentarios del sector se vayan a la campaña del republicano es un temor que se ha ido agudizando al interior del bloque, sobre todo en un contexto en que algunos diputados RN, como Miguel Mellado, Camila Flores y Leonidas Romero, ya lo han apoyado. De hecho, tras la publicación de la investigación varios parlamentarios advirtieron que podría generarse una fuga hacia la candidatura de Kast. Por ello, los presidentes de la UDI, Javier Macaya, y RN, Francisco Chahuán, activaron ayer un control de daños, llamando a los parlamentarios para intentar contener que se diera ese escenario.

“Es un tema complejo que afecta la credibilidad del candidato. De no aclararse mejor, puede que muchos militantes y muchos candidatos se desmarquen de esta candidatura”, dijo el senador UDI Claudio Alvarado.

Además, surgieron voces como la de Mellado solicitando que haya libertad de acción para apoyar a Kast. “Yo creo que tiene que haber libertad de acción para apoyar públicamente a Kast y que, en segunda vuelta, apoyemos a quien pase”, dijo el diputado.

Esta petición fue abordada por el secretario general de RN, diputado Diego Schalper, quien en el grupo de la bancada escribió: “No necesito explicarles lo difícil que está siendo este momento para el partido y para nuestras candidaturas. Empatizo con el sentir de cada uno de ustedes, pues yo también estoy compitiendo como varios de acá. Les pido encarecidamente que tengan paciencia”.

Luego informó de los pasos a seguir, entre ellos una reunión de la comisión política que se realizaba al cierre de esta edición. Y agregó: “No nos precipitemos. Son momentos donde hay que tener templanza y sentido de futuro. Hoy más que nunca no hay diferencias ni disquisiciones: Creo que es clave tener eso presente”.

Dardos a la DC

En este panorama, Sichel volvió a acusar ayer una operación en su contra en un punto de prensa que realizó en su comando alrededor de las 14 horas. Flanqueado por su equipo más íntimo, entre ellos Santa Cruz, el abanderado oficialista insistió en que hay una operación política en su contra y que no tiene nada que ocultar.

Tras la intervención, tomó la palabra Santa Cruz, quien también era militante de la DC en el periodo denunciado. Con tono enérgico apuntó directamente a su excolectividad, a la que acusó de buscar a empresas para conseguir financiamiento para las campañas.

“Yo les quiero decir con conocimiento de causa: ninguna empresa se acercaba a la DC para donar plata, era la DC la que iba a ver a las empresas para pedirles plata. Yo le exigiría al señor Latorre, que ha sido tan categórico hoy día, que transparentara a cuáles empresas y quiénes le donaron. Lo sabe él perfectamente y lo sé yo”, dijo Santa Cruz, sin revelar a quiénes se refería. De esta forma, el comando en pleno decidió enfrentarse al partido de la candidata Provoste.

Más control de los partidos, intentar cerrar filas con Sichel y “salvar la parlamentaria”

La alerta en el comando y en los partidos del bloque se encendió la tarde del martes y continuó ayer por la mañana. A las 9.00 se realizó una reunión telemática entre el equipo de Sichel y los principales dirigentes del sector. Por parte del comando estuvieron presentes Martorell; el coordinador político, Pedro Browne; Juan José Santa Cruz y, posteriormente, se sumó el mismo Sichel.

Ahí, según presentes, se hizo una especie de catarsis, instancia en que los representantes de partidos, principalmente Chahuán, y la secretaria general de la UDI, María José Hoffmann, lamentaron que las colectividades no estuvieran incluidas desde el inicio. Ambos, además, según las mismas fuentes, argumentaron una debilidad territorial y que se requerían roles más ejecutivos para las colectividades en reuniones de todos los días. Pero otros presentes precisaron que en realidad lo que se pidió fue incluir a los partidos en lo estratégico.

En esa línea, los partidos pidieron más participación y que el reemplazo de Acevedo sea alguien propuesto por las colectividades, con experiencia territorial. En ese contexto, algunos sugirieron el nombre del exsubsecretario Rodrigo Ubilla, quien ha estado colaborando en el tema territorial de manera informal.

En los partidos algunos insisten en que debe haber nuevamente una reestructuración en el funcionamiento del comando, lo que -creen- debería irse dando en los próximos días.

En la cita, además, el comando pidió a los dirigentes cerrar filas en torno al candidato y realizar un gesto de apoyo. De esa forma, se acordó que primero, a las 13.30, el candidato realizaría un punto de prensa y que, posteriormente, los partidos harían lo propio desde el Congreso en Valparaíso. De hecho, más tarde Chahuán y Hoffmann -Evópoli estuvo ausente- realizaron un punto de prensa en conjunto en el cual respaldaron a Sichel. Si bien desde el partido liderado por el diputado Andrés Molina reconocen que existe una desafección con Sichel, descartan que su ausencia haya sido por algún motivo en particular.

Un dirigente de esa colectividad reconoce que se quiere evitar hacer muchas vocerías para evitar un daño a las candidaturas parlamentarias. Con todo, Molina, al ser consultado por este medio, recalcó que “le creemos a Sebastián Sichel” y que “lo que tenemos que hacer hoy día es participar más en la campaña que permita evitar problemas muchas veces comunicacionales”.

Como sea, en los partidos hay inquietud por el impacto que los hechos puedan tener en la parlamentaria, incluso, varios dirigentes del bloque hablaban de “salvar” esos comicios y enfocar los esfuerzos ahí, más que en la presidencial. De hecho, para este jueves, a las 12, están citados los parlamentarios para la grabación de la franja de senadores y diputados en el estudio JPF de Huechuraba junto a Sichel y trascendió que algunos diputados, como el RN Andrés Celis, no asistirían luego de conocido el caso de las pesqueras.

El escenario fue comentado ayer en el almuerzo de bancada de RN, donde varios bromearon con retirar su apoyo a Sichel. Así, por ejemplo, el diputado Camilo Morán bromeó -según presentes- que taparía la cara de Sichel de sus afiches de campaña, mientras que Jorge Durán -uno de quienes se enfrentaron al exministro por su apoyo al cuarto retiro previsional- dijo estar preocupado por haber encargado bolsas de campaña de color amarillo, el cual es utilizado por el abanderado oficialista.

En Chile Podemos Más y en el propio comando reconocen que el impacto a la candidatura de Sichel aún está por verse, mientras en su equipo intentarán que la campaña siga su curso: ayer continuaron con sus actividades, entre ellas, un banderazo de apoyo en la sede de Av. El Bosque.

De todas formas, algunos parlamentarios del bloque transmitían ayer opiniones críticas respecto del actuar del comando, afirmando que a Sichel le hubiese salido mejor reconocer el error y no apuntar a una operación de la DC. Sobre todo, aquellos que fueron críticos del rol del exministro en torno al debate del último retiro previsional.

“Todas estas cosas que van saliendo a la luz pública claro que acrecientan aún más la distancia”, sostuvo el diputado Eduardo Durán, mientras que Mellado agregó que “las explicaciones del candidato Sichel no fueron suficientes, solamente botó al amigo que lo acompañó en 2009 y lo desechó. Luego su vocero, Santa Cruz, salió a tiró de pelota y le echó la culpa a la DC. Yo creo que tiene que sincerar y que no juegue a lo del 10%”.

La salida de Acevedo es la segunda baja por polémicas asociadas a temas de probidad en el comando de Sichel. La semana pasada se produjo la salida del gerente general del comando, Jaime Briceño, luego de que un reportaje de Interferencia diera cuenta de presuntos arreglos de licitaciones OTIC de parte del ahora candidato a diputado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.