Amplia mayoría prefiere que el Estado ayude con bonos a que haya un cuarto retiro del 10% y suben a 55% quienes quieren la cotización extra en sus cuentas individuales

Según reporta la encuesta Plaza Pública de Cadem, un 61% de los consultados apunta a bonos estatales, mientras un 33% a un cuarto giro de fondos previsionales. Además, señala que en la última semana, quienes dicen que sacarán sus fondos de las AFP en el tercer retiro, cuyo proceso partió este lunes, cayeron 11 puntos, a 61%.




Formalmente este lunes se inició el proceso de un nuevo retiro del 10% de los fondos previsionales, con la apertura de la recepción de solicitudes por parte de las AFP. Tras el primer y el segundo retiro, que tuvieron lugar el año pasado, del orden de US$35 mil millones salieron de los recursos ahorrados en las cuentas individuales de los afiliados al sistema, mientras que unos 3 millones de cotizantes quedaron sin fondos para seguir girando.

En ese contexto, la más reciente encuesta Plaza Pública de Cadem reporta que en la última semana el número de personas que declaró que retirará su tercer 10% bajó 11 puntos. Así, mientras al 23 de abril un 72% de los encuestados señaló que lo haría, al 30 de abril fue el 61%.

En paralelo, en el mismo lapso, quienes indicaron que no pueden hacerlo porque no les quedan ahorros pasaron de 9% a 17%, en tanto que los que dicen que no retirarán cayeron marginalmente de 17% a 16%.

Frente a la pregunta de cuál es la principal razón para hacer el retiro esta vez, un 43% sostuvo que para pagar deudas, un 42% por desconfianza en las AFP, y otro porcentaje igual para ahorrar o invertir. Más atrás, con un 34%, están quienes señalan que para comprar alimentos e insumos básicos, y un 20% para pagar cuentas de servicios básicos. Respecto de noviembre de 2020, suben considerablemente los que aducen las primeras dos razones y bajan los que mencionan las tres siguientes.

¿Nuevo giro de fondos?

Mirando ya hacia adelante y para enfrentar lo que siga de la crisis económica a futuro, la amplia mayoría de los encuestados, un 61%, prefiere que el Estado ayude a financiar la caída de los ingresos a través de bonos, versus quienes optan por un cuarto retiro de los fondos previsionales (33%). Esta brecha se observa bastante pareja por sexo, rango etario, grupo socioeconómico y zona geográfica, solo se estrecha un poco al diferenciar a los encuestados por sector político, donde quienes se identifican con la izquierda prefieren en un 56% la primera opción y en un 41% la segunda.

Respecto de la propiedad de los fondos de pensiones, un 73% de los consultados respondió que los ahorros son suyos, mientras que un 21% cree que son de las AFP. En julio de 2020, estos porcentajes era de 86% y 9%, respectivamente.

Por último, en materia de la cotización adicional de 6% que se discute en la reforma de pensiones actualmente en el Congreso, subió a 55%, el porcentaje más alto para esta medición desde diciembre de 2019, quienes señalan que la totalidad de dichos recursos debieran ir a la cuenta personal del trabajador, mientras que solo un 11% plantea que el destino sea un fondo común solidario. En tanto, el 28% se inclina por una opción mixta, donde la mitad de ese 6% extra vaya a la cuenta individual y el otro 3% a un fondo común.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.